Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Arrecian las protestas contra canal Nicaragua

Crece el rechazo a diez días que inicien los trabajos

Nicaragüenses durante una protesta en Managua contra la construcción del canal interoceánico en ese país. Foto EDH /Archivo

Nicaragüenses durante una protesta en Managua contra la construcción del canal interoceánico en ese país. Foto EDH /Archivo

Nicaragüenses durante una protesta en Managua contra la construcción del canal interoceánico en ese país. Foto EDH /Archivo

MANAGUA. A diez días de que inicie el proyecto de construir un canal interoceánico en Nicaragua, cientos de nicaragüenses se manifestaron ayer por las calles de Managua contra la obra.

"No al canal!", "Fuera chinos!", "(presidente Daniel) Ortega vende patria", gritaban, entre otros reclamos, los manifestantes, la mayoría vecinos de las comunidades que serán afectadas por la ruta prevista donde pasará el canal y que llegaron a Managua a bordo de camiones y autobuses, y portando la bandera de Nicaragua.

La manifestación, que recorrió cerca de tres kilómetros, desde un semáforo hasta la avenida Naciones Unidas, al sur de Managua, transcurrió sin incidentes, bajo un estricto resguardo policial.

En la marcha, además de los pobladores que se verán afectados en sus propiedades por expropiaciones de sus tierras, de acuerdo con la ley del canal, participaron representantes de organismos ambientalistas, de derechos humanos, de mujeres, entre otros, que se oponen a esa millonaria obra.

El líder comunitario de la isla de Ometepe, en el Gran Lago, en el departamento sureño de Rivas, Henry Ruiz, dijo que no están de acuerdo con la construcción del canal por temor a perder sus propiedades y por los posibles daños ambientales al Gran Lago o Lago Cocibolca.

Advirtió que la ley que concede el canal a la firma china HKND Group ordena desalojar y expropiar los lugares donde pasará la vía húmeda.

Esa marcha es la primera que se realiza en Managua en contra el canal y la décima sexta a nivel nacional.

Las marchas comenzaron a mediados de septiembre pasado luego de que funcionarios del Gobierno sandinista y de HKND Group, la firma china concesionaria del Gran Canal, informaran a los residentes afectados por la obra de que deberán abandonar sus propiedades y recibir en paga su valor catastral, sin opción a negarse, de acuerdo con los organizadores de las protestas.

La comisión del Gran Canal ya culminó el censo realizado donde está previsto construir la ruta del canal en Nicaragua, con el fin de obtener información de las personas que serán desplazadas por el proyecto.

Durante la marcha, los manifestantes denunciaron supuestos intentos de boicotearla del Gobierno a través del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI).

La presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez, sostuvo que el MTI retuvo una buena cantidad de autobuses que movilizaba a personas que participarían en la marcha y criticó al Ejecutivo por impedir la libre movilización.

La construcción del canal interoceánico de Nicaragua está prevista a comenzar oficialmente el próximo 22 de diciembre con las obras de las carreteras y puertos en los litorales del Pacífico y el Caribe de forma simultánea, de acuerdo con el plan oficial.

El proyecto, que costaría $50,000 millones, consiste en construir un canal tres veces más grande que el de Panamá, con una longitud de 278 kilómetros, un ancho de entre 230 y 520 metros, y 30 metros de profundidad, más otros subproyectos como carreteras, puertos, un lago artificial, aeropuerto, un complejo turístico, entre otros. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación