Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En el mes de la diabetes

Con todo, la diabetes se ha convertido en la causa principal de muerte en personas en edad productiva, por encima del cáncer, las enfermedades cerebrales y cardiovasculares 

Este, como todos los noviembres, han sido nombrados, el «Mes de la Diabetes»; con la finalidad de que nos adentremos en el conocimiento de las causas, complicaciones y tratamientos de esta temible enfermedad. 

Es puntualmente hoy, 14 de noviembre, que se nomina «el Día de los Diabéticos». Se escogió esta fecha pues es la celebración del natalicio de Frederick Banting, quien nació en esa fecha en 1891 y quien, en 1921, fue uno de los investigadores que descubrió la insulina, la hormona determinante en el control del azúcar. 

Fue precisamente Frederick Banting quien en 1923, con solamente 32 años de edad, se convirtió en uno de los investigadores más jóvenes en ser galardonado con el Premio Nobel de Medicina, por su participación en el descubrimiento de la insulina.

El termino diabetes puede rastrearse tan temprano como el año 250 antes de Cristo, sin embargo muchos expertos consideran que con seguridad, la enfermedad es mucho más antigua. Y no es en documentos médicos, sino que es en la Biblia, donde se menciona lo que, probablemente, es el primer caso documentado del temido «pie diabético», esta descripción se encuentra en el Capítulo 16, del segundo libro de Jueces, el cual fue escrito entre 1050 y 1000, antes de nuestra era. 

Tal registro confirma el remoto origen no solo de esta enfermedad, sino también de sus complicaciones; sin embargo, no es desde la segunda mitad del siglo XX a la fecha, que la enfermedad ha adquirido características de una verdadera epidemia. Se estima que el diez por ciento de la población mundial, esto es alrededor de 350 millones de personas, adolecen de esta enfermedad, el 80% de ellos vive en países de renta media o baja que disponen de recursos limitados para hacer frente al impacto de la enfermedad y nos lleva a disminución de la calidad y de la esperanza de vida de los diabéticos en estos lugares. 

Además los que la padecen y no toman en serio el cuidado de su enfermedad tienen la posibilidad de ser víctimas de un derrame cerebral que es el doble de aquellos sin diabetes o con diabetes controlada. Este impacto hace también que los diabéticos tengan el triple de posibilidades de morir de un infarto cardíaco o de muerte súbita de origen cardíaco, diez veces la posibilidad de amputación de uno o los dos miembros inferiores. Sigue siendo la causa principal de ceguera arriba de los cuarenta años, y aumenta la posibilidad de daño renal permanente en forma exponencial. 

Las estadísticas van mas allá y nos demuestran que las familias que tienen a un diabético, pueden llegar a gastar hasta el 30% de su presupuesto en el manejo de su enfermedad; lo que hace de la diabetes una de las enfermedades con mayor costo económico en la actualidad. Con todo, la diabetes se ha convertido en la causa principal de muerte en personas en edad productiva, por encima del cáncer, las enfermedades cerebrales y cardiovasculares. 

Si somos diabéticos, prediabéticos o tenemos familiares con esta enfermedad, el ignorar estas reseñas estadísticas no nos ayudará a tener una mejor salud; por el contrario, estos datos deben servirnos, no para «preocuparnos sino para ocuparnos» en tener una mejor alimentación, realizar ejercicio y mantener controles periódicos con el médico. Solamente así, el Mes de la Diabetes cumplirá con su objetivo: llevar a los diabéticos a una vida más larga y sobre todo sana.

*Colaborador de El Diario de Hoy. 
Médico Internista – Diabetólogo. 
aguilarjoya@yahoo.com