EPAPER Dengue | Lluvias en El Salvador | Bitcoin | Alza precios alimentos | Selecta | Espectáculos

Desmotivación por aprender, uno de los retos que está en el aula

¿Hasta dónde llega la responsabilidad del alumnos por los resultados académicos o notas obtenidas este año? Cuatro expertos docentes analizan el rendimiento académico, la motivación del alumnado y el aporte de los padres de los estudiantes.

Por Abigail Parada | Dic 22, 2022- 22:00

Muchos jóvenes del área rural abandonan la escuela temporalmente durante el invierno porque sus padres los llevan a los terrenos para sembrar granos básicos. Foto EDH/ ARCHIVO.

Tras dos años de clases no presenciales, en 2023 muchas comunidades académicas le apostaron a tener más clases en aula que vía internet. No obstante esta apuesta evidenció no solo los vacíos en conocimiento, sino además alumnos desmotivados, lo que representó uno de los retos más grande para docentes y el Ministerio de Educación.

El rol que jugaron los padres también tiene un peso importante. Cuatro docentes con larga trayectoria en la enseñanza (Javier Hernández, Daniel Rodríguez, Jorge Villegas y Oscar Picardo) evaluaron el desarrollo de la educación en el país.

Las artes, según especialistas en educación, ayudan a desarrollar el pensamiento crítico. Foto: EDH / Archivo

Pregunta 4. ¿El alumno es el único responsable de los vacíos en su proceso de aprendizaje? (Tomando en cuenta los resultados de evaluaciones como Índice de Progreso Social (IPS) que señalan un retroceso en esta área).

Javier Hernández: No podemos generalizar y caer en la tesis que el responsable del fracaso escolar es el estudiante.

Hay múltiples causas, obviamente, el conductor del sistema educativo es el principal responsable del éxito o fracaso educativo, y eso es una exclusividad de quien dirige el sistema.

Todo lo bueno o malo que en Educación pase, el responsable es quien dirige el sistema. Después la responsabilidad es compartida en el trío virtuoso del padre de familia, institución educativa y estudiante; obviamente ahí hay responsabilidades claras que contribuye a que el éxito educativo se logre.

En el mejor de los casos, los responsables de cada acción educativa no tienen la intención que vaya a fracasar algún proceso, pero al final los resultados se ven a la luz de los índices que vemos tanto a nivel nacional, como internacional. Definitivamente existen condiciones que hemos tenido en estos últimos tiempos que han provocado un retroceso significativo en el desempeño de la educación.

No ha sido suficiente los aportes que el sistema ha dado para recuperarnos de este caos, ni siquiera teniendo el apoyo del padre de familia. Por ejemplo cuando se desarrolla la educación no presencial, ¿qué hace el estudiante si la conectividad falla o si no tiene un soporte que le pueda acompañar para usar óptimamente el dispositivo?

Entonces si vamos a la institución educativa con las carencias en la institución pública, no solamente con el tema de la conectividad del dispositivo sino también con el adiestramiento efectivo que debe tener el docente para ejecutar acciones no presenciales.

Para lo que nadie estaba preparado, tampoco ha sido efectivo, lo que se ha querido llamar “capacitaciones para profesores”. 

Esto sucedió a todo nivel, desde parvularia hasta educación superior, catedráticos que son eminencias en clases presenciales fueron obstaculizados por la modalidad no presencial, cuando se vieron que no podían desempeñarse como lo hacían cuando estaban en el aula.

De estas condiciones no puede responsabilizarse el estudiante sino a todo el ambiente que proveyó este sistema no presencial.

Óscar Picardo: No. La prueba SERCE (Estudio Regional Comparativo y Explicativo) antes de la pandemia ya reflejaba resultados problemáticos, que es un insumo importante. Antes de la pandemia ya teníamos deficiencias en la prueba SERCE, más lo que dice el Índice de Progreso Social, más lo que dicen los resultados de evaluación de la UES, que como sabemos es sumamente bajo el nivel de rendimiento en la prueba, creo que todo esto es un sistema complejo.

Pero también los docentes tienen responsabilidad en cómo resolver eso porque ya es nuestro trabajo profesional, diagnosticar y diseñar soluciones para resolver los vacíos.

No es problema del alumno es un problema muy estructural, pero a mi me llama la atención que no ha habido ningún esfuerzo de política institucional o política pública por ejemplo en decir vamos a extender el año escolar, vamos a acortar las vacaciones para lograr la mayor cobertura.

Estamos actuando como si estuviéramos en un año normal.

Daniel Rodríguez: No, los menos culpables son los estudiantes, podemos decir que el primer culpable es el primer sistema educativo que tenemos en el país.

La apuesta que se le hace a la parte educativa no es una apuesta al 100%, por ejemplo el sistema educativo que tenemos en este momento no responde a las exigencias de los nuevos tiempos;  un sistema totalmente desconectado con la realidad.

Por lo general el sistema educativo siempre ha sido copia de otros países, no es como que el sistema educativo que se hecha a andar sea basado en la realidad del mismo país, que es algo que como docentes siempre hemos pedido. Un ejemplo la educación parvularia está divorciada con primer ciclo, primer ciclo continúa divorciado con segundo, segundo ciclo con tercero y este finalmente está separado del bachillerato y el gran vacío se da del bachillerato a la universidad.

Cuando los catedráticos empiezan a hablar de otra forma, uno siente que  hablan en otro idioma, uno se pregunta qué se ha perdido de la educación.

El primer problema es que tenemos totalmente divorciados entre cada nivel, y eso es lo que se debe trabajar.

Jorge Villegas : No solo es el alumno, es el sistema educativo en su conjunto. Y volvemos al a la piedra de tropiezo,  lo pongo así: tenemos un alumno que sabe que si escribe todas las clases ya tiene 3.5 (nota),  si presenta las actividades integradoras, pues ya tiene otro 3.5, pero  uno (docente) no ha decidido eso, quien ha decidido eso se llama Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología. 

Es decir, las normas, las reglas para el impartir educación en este país no la ponen los alumnos. El alumno es el ser humano en proceso de formación (...) incluso es muy importante el aporte del padre, madre de familia.

Pues sí, sí yo soy padre de familia y ni siquiera le pregunto a mi hijo, o mi Nieto, si ¿hay alguna tarea?  ¿qué trabajaron ahora?, ¿te puedo ayudar en algo? Claro, habrá padre, madre de familia que   su nivel académico sea inferior al del hijo, que está estudiando.

Ejemplo, la madre de familia y el padre de familia solo estudió hasta sexto grado, pero el alumno ya está en bachillerato, no le pueden ayudar en explicarle algo que el alumno no entendió. Pero sí puede decir, “mira, tienes dificultades en alguna asignatura” y pueden buscar ayuda externa para que le expliquen los contenidos de álgebra, matemática, entre otros.

Interviene mucho el padre de familia, no es solo responsabilidad del alumno, debe de intervenir el padre, madre de familia y el Ministerio de educación como tal.

PREGUNTA 5. Desde la pedagogía y basado en experiencias, ¿hay alguna afectación para los alumnos en cuanto a su nivel de concentración, tomando en cuenta que durante dos años estuvieron recibiendo sus lecciones  a través de videos o clases virtuales,  algunos rodeados de interferencias?

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Bases Magisteriales Comunidades Educación Virtual Ministerio De Educación Ministro De Educación Oscar Picardo SIMEDUCO Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad