Miércoles 24 de noviembre


La Unión
Brote de malaria podría ocasionar epidemia

Las autoridades de Salud consideran que el brote de malaria o paludismo se podría convertir en epidemia

Balmore Alvarado
El Diario de Hoy

Las autoridades de Salud están en alerta debido al aparecimiento de 72 casos de malaria o paludismo en La Unión y 21 en Morazán. Ayer, el ministro del ramo, Dr. Francisco López Beltrán, dijo que el 50 por ciento de los casos corresponde a ciudadanos hondureños que vienen a trabajar a El Salvador, en especial a los municipios de Concepción de Oriente y El Sauce.

También, los hondureños llegan a algunos sectores del norte de Morazán. "Estamos trabajando para combatir este rebrote, más que todo en las zonas fronterizas con Honduras, que es donde se nos han incrementado los casos de malaria", dijo el funcionario.

En tal sentido, se pretende reforzar el programa de Frontera Saludable, que es un convenio firmado por los países centroamericanos.

Según titular, "nosotros haremos de nuestra parte y ojalá las autoridades hondureñas también hagan la suya para combatir el rebrote de esta enfermedad".

El Ministerio de Salud de El Salvador llevará asistencia médica a los lugares afectados, combatirá la plaga de mosquitos o zancudos, que son los agentes reproductores de esta enfermedad.

En Morazán, el Dr. Oswaldo Paz, director departamental de Salud, dijo que desarrollarán un plan de fumigación contra mosquitos y abatización para la larvas de zancudos. También se destruirán todos los recipientes que almacenen agua, uno de los sitios preferidos por el mosquito y larva que transporta el virus de la enfermedad.

Los lugares que presentan más casos de enfermos de malaria o paludismo en Morazán son San Francisco Gotera, Jocoro, Sociedad, Corinto, Yamabal y otros municipios ubicados en la zona norte.

Para sus casas

Se informó, además, que los paciente reciben un tratamiento especial en los centros de Salud, pero no son hospitalizados. De acuerdo con los médicos, no es necesario mantenerlos ingresados, porque se corre el riesgo de que los otros enfermos sean contagiados con la enfermedad.

Los médicos abren un expediente de cada enfermo, e inmediatamente los inspectores de Salud acuden a sus viviendas para verificar la forma de vida y destruir los criaderos de zancudos que existan.

Por otra parte, en San Miguel, el Dr. Héctor Aguilar aseguró que no se ha reportado un rebrote de la enfermedad en ese departamento. "Hay casos aislados, pero, en comparación del índice del año anterior, consideramos que no hay brote de malaria", dijo.

"Tiene paludismo"

Rosa María Orellana llevó a su hija Yosselyn, de cuatro años, a pasar consulta de emergencia a la Unidad de Emergencia del Hospital Nacional, en La Unión. La niña desde hacía tres días estaba con fiebre alta y escalofríos.

Ahí se encontró con el ministro de Salud, Dr. Francisco López Beltrán, que realizaba un recorrido por el centro asistencial.

El funcionario se encargó del diagnóstico: "positivo dio la gota gruesa, tiene paludismo".

Rosa María teme que su otra hija de seis años también esté enferma. "No las podía traer a las dos a la vez, primero traje a la más grave", explicó la madre.

Ella atribuye el problema del rebrote de la malaria o paludismo en su barrio Las Flores a que no existen alcantarillas. "Entonces, el agua corre por la calle y forma charcos enormes cuando se estanca".

"Tengo miedo porque hace unos días falleció Douglas, un niño muy popular en mi barrio. El murió por dengue hemorrágico", contó Rosa María.


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Espectáculos] [El País] [Chat]
[
Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[
RUZ'99] [Portada]