Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

VECA se desmarca de Alba pese a financiamiento

La aerolínea planea iniciar sus operaciones en marzo de 2014, con dos aviones Airbus 319

VECA se desmarca de Alba pese a financiamiento

VECA se desmarca de Alba pese a financiamiento

VECA se desmarca de Alba pese a financiamiento

El CEO de la nueva aerolínea salvadoreña Vuelos Económicos de Centroamérica (VECA S.A. de C.V.) Edgar Hasbún se desligó ayer de cualquier relación directa que la compañía podría tener con el consorcio de Alba Petróleos, a pesar de que esta empresa le ha financiado 14 millones de dólares.

Según Hasbún, la empresa Alba solo ha servido como un banco más que les ha ofrecido dinero para financiar su proyecto.

No importa de dónde venga el dinero pues dice que de igual forma, hay que pagarle cuotas e intereses, como a cualquier institución bancaria que opere en el país.

"Yo a los bancos no les pregunto de dónde han traído su dinero, lo mismo pasa con esta empresa porque si está ofreciendo el dinero es por algo", aseguró.

La inversión inicial del proyecto es de 100 millones de dólares, que según Hasbún, es capital propio, que se obtuvo a través de un fondo de inversión, de inversionistas extranjeros e incluso, de empresarios locales, de los cuales no dio detalles.

Y según Hasbún, entre ese grupo de accionistas no figura ningún representante de Alba Petróleos.

"Lo que pasa es que es una inversión que no cualquiera comprende porque no hay mucha experiencia en el país", agregó.

También se desligó de los beneficios que podría traerle a la compañía la nueva política de cielos abiertos, impulsada por el FMLN y aprobada por la Asamblea Legislativa, un mes después de que el partido insistiera en el tema.

"¿En qué nos favorece?", se preguntó el mismo Hasbún, quien de inmediato respondió que por el contrario, estas reformas hechas a la Ley Orgánica de Aviación Civil le quitarán rapidez a la empresa para mostrar sus ofertas al público. "Tenemos que acomodarnos a las nuevas leyes, pero no es algo que alguien hizo para ayudarnos", afirmó.

Según las reformas a esta Ley, las aerolíneas tendrán que informar con antelación sobre los cambios en sus tarifas de viaje y por cuánto tiempo estarán vigentes.

Hasbún también atribuye a la "coincidencia" el hecho de que la Superintendencia de Competencia publicara este año un estudio en el que se detalla el mercado aéreo del país y recomendaciones para hacer más competitivo al sector.

"Ellos ya tenían el estudio de este tema desde hace tres años. Nosotros llegamos este año. Por pura coincidencia salió en el mismo año que nosotros", aseguró.

El estudio critica, entre otras cosas, las tarifas, rutas y horarios de vuelo que tienen las aerolíneas en el país y que, algunos de sus directivos han defendido como la respuesta a la demanda de la población.

Pero para la cúpula de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) todas estas acciones no son coincidencia. Su presidente, Jorge Daboub, asegura que "todas las entidades del Estado participan para beneficiar a los negocios de Alba y de un partido político. Sin duda que hay intervención y favoritismo", señaló la semana pasada.

El caso de VECA es para la ANEP uno de los tantos negocios en los que, a través de los instrumentos gubernamentales, Alba ha logrado crecer como la espuma.

ANEP señala que Alba tiene suficiente dinero para invertir en proyectos por doquier pues son fondos venezolanos que no deben pagarse de inmediato.

Alba Petróleos comenzó comercializando petróleo a través de sus estaciones de servicio, pero luego adquirió una planta de almacenamiento de combustible en Acajutla, Sonsonate.

Posteriormente incursionó en la venta de granos básicos y ahora no se conforma con venderlos en los supermercados ya establecidos, sino que ha decidido abrir sus propios centros de distribución.

Comenzará en marzo

Pese a las críticas, la compañía VECA ya planea sus primeros vuelos para marzo del próximo año.

Hasbún indicó que ya arrendaron dos aviones Airbus 319 para que comiencen los vuelos en toda Centroamérica.

Si la demanda es mucha, la compañía podría arrendar otro Airbus 320 para suplir la demanda.

Los aviones no prestarían servicios de video, servicio de bar o menú a la carta, como lo hacen otras compañías reconocidas porque a juicio de Hasbún, los trayectos son tan cortos que "no se podría servir ni una soda" cuando el avión ya habría aterrizado.

Además, los asientos no sería reclinables, entre otras cosas que son típicas de un vuelo comercial de bajo costo.

Aunque todavía está en estudio, los vuelos tendrían un precio promedio de $150 en trayecto de ida y vuelta.

Según Hasbún, el hecho que su compañía reduzca significativamente el precio de los pasajes aéreos no tendría por qué obligar a otras empresas a reducir sus costos, a menos que éstos lo hagan por estrategia propia.

"Lo que pasa es que somos una aerolínea de eficiencia. Queremos sacarle todo el provecho a las aeronaves, a la infraestructura para dar un precio bastante módico para que la gente pueda viajar", dijo.

Su intención tampoco sería la de robarle el mercado a otras aerolíneas que ya hacen vuelos entre los países de la región. "Cada quien tiene su mercado pero ninguna de estas ha venido a botar el mercado de otros".

Hasbún asegura que uno de los principales motivos que impulsó a él y a su socio aliado Ascencio Cañas, fue el explotar un nicho de mercado que estaba descubierto.

"Uno siempre está buscando nuevas oportunidades de negocios. Detectamos que había un nicho que no se había explotado en la región. Vimos que en aerolíneas de bajo costo en otros países, y empezamos a ver que en Centroamérica no había".

La creación de VECA en El Salvador llega en momentos en que las autoridades de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) llevan a cabo una expansión y modernización del Aeropuerto Internacional de El Salvador en Comalapa, que no solo contempla la remodelación de las instalaciones sino además, una nueva política comercial de las tiendas libres y también una política de slots, que define los horarios que las aerolíneas deben cumplir en el aeropuerto, como una especie de derechos de llegadas y salidas. Hasbún espera que cuando concluya esta remodelación, su aerolínea pueda tener un espacio definido entre el resto de compañías. Aún no piensa en rutas al Caribe o a Suramérica pues cree que primero debe concentrarse en Centroamérica. "Ahorita lo importante es enfocarnos en tener todo Centroamérica bien aceitado y engrasado, que podamos manejar bien toda la región. Una vez tengamos eso vamos a ver qué nuevas rutas o qué más hacer. Tenemos un grupo de asesores que nos dicen si nos conviene", aseguró el CEO de la aerolínea.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación