Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Unilever apoya el combate de la desnutrición

La alimentación deficiente compromete el desarrollo intelectual de los pequeños

Las demostraciones de lavado de dientes también fueron parte del evento con muchos niños de la comunidad beneficiada. Foto edh / Magdalena Reyes

Las demostraciones de lavado de dientes también fueron parte del evento con muchos niños de la comunidad beneficiada. Foto edh / Magdalena Reyes

Las demostraciones de lavado de dientes también fueron parte del evento con muchos niños de la comunidad beneficiada. Foto edh / Magdalena Reyes

Desde hace seis meses Unilever en conjunto con el programa Libras de Amor de FUSAL, trabajan en el combate de la desnutrición en los municipios de Chiltiupán, Comasagua, Tamanique, Teotepeque y Jicalapa en La Libertad.

Las labores iniciaron con el levantamiento de datos para conocer los niveles de desnutrición en menores de cinco años y en mujeres embarazadas.

Indagaron sobre practicas de limpieza dentro de los hogares, hábitos alimenticios, además de tomar el peso y talla de los niños.

La dinámica consiste en que médicos, nutricionistas, educadoras en salud, promotoras de nutrición, agrónomos y técnicos en negocios les dan acompañamiento a las madres para el cuidado de los pequeños, acercándose lo más posible a las comunidades, que en su mayoría se encuentran en las zonas rurales.

En Chiltiupán, donde Unilever realizó una campaña de voluntariado, se trabaja en un punto urbano y cuatro en los cantones, a los que denominan "nutripuntos" y visitan una vez al mes.

En este municipio encontraron un panorama poco alentador en materia de nutrición y desarrollo de los infantes, el nivel de desnutrición global era 9.5 %, cuando el promedio nacional es de 5.6 %, señala el médico del programa, Francisco Erazo.

Otro de los indicadores es el retardo de talla de crecimiento, que se encontraba en 23 %, superando el promedio nacional de 19 %, pero la cifra que más les preocupaba era el indicador de desnutrición aguda, que puede poner en peligro la vida de los niños y que presentaba 6 %, superando el 1 % del promedio del país.

Después de seis meses de trabajo el índice de desnutrición global bajó al 7.2 % y el incremento en las talla es un proceso más lento de mejora.

La reducción en las cifras obedece al énfasis que se ha hecho en las medidas de higiene como el lavado de mano, que permite reducir las infecciones gastrointestinales y las diarreas, consejos para la alimentación y la prevención de anemia.

"En las zonas rurales hay bastantes hojas verdes que no se aprovechan, por ejemplo no conocen las propiedades de la mora ni del chipilín o lo tienen como alimento para pollos", menciona el médico.

Amenaza para el futuro

La empresa Unilever le apuesta por la reducción de la desnutrición para el fortalecimiento del desarrollo productivo de las comunidades. "Los niños no tienen el tamaño de acuerdo a su edad, si no tienen el desarrollo físico óptimo, el cerebro no se desarrolla igual y de esa manera costará mucho sacarlos adelante y es más difícil salir del subdesarrollado", dice Ignacio Segares director general de Unilever para Centroamérica.

Entre 2011 y 2013, han beneficiado a 40 mil personas con esta iniciativa a nivel nacional. Las proyecciones de 2015 está incrementar en el programa social promoviendo los hábitos de salud e higiene y pretenden impactar unas 10 mil personas más.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación