Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El turismo mundial creció 4.4 % en 2015 y rozó 1,200 millones de viajeros

El aumento del 5 % de las llegadas de turistas internacionales en los destinos de las economías avanzadas superó al de las emergentes, con el 4 %, gracias a los excelentes resultados de Europa.

Madrid

| Foto por Internet

Madrid. El turismo mundial registró en 2015 el récord de 1,184 millones de llegadas internacionales, un 4.4 % más respecto al año anterior y se traduce en 50 millones de viajeros adicionales, según la Organización Mundial del Turismo (OMT). Es el sexto ejercicio consecutivo de crecimiento superior a la media, con un aumentado de las llegadas internacionales del 4 % o más cada año desde 2010, después de la crisis económica, destacó hoy el secretario general de la OMT, Taleb Rifai, en una rueda de prensa. 

El aumento del 5 % de las llegadas de turistas internacionales en los destinos de las economías avanzadas superó al de las emergentes, con el 4 %, gracias sobre todo a los excelentes resultados de Europa, que lideró el crecimiento en términos absolutos y relativos. Los resultados no fueron iguales en todos los destinos debido a una fluctuación inusualmente fuerte de los tipos de cambio, a la bajada de los precios del petróleo y otros productos básicos, lo que hizo que aumentara la disponibilidad de ingresos en los países importadores, pero se debilitó en los exportadores. Además, se dio una creciente preocupación acerca de la seguridad, tras los atentados en Túnez, París o Turquía. 

Rifai pidió que "no dejemos que el pánico y el miedo nos embarguen, que es lo que quieren los terroristas que suceda. Tenemos que seguir con nuestra vida, de la que el viajar forma una parte importante". "No abogamos por aflojar las medidas de seguridad, pero pedimos que no se impongan restricciones a la circulación de las personas que supongan dar un paso atrás en la apertura y facilidades para viajar logradas hasta ahora", matizó. 

Pujanza de Europa y las Américas

La pujanza de Europa, que registró 609 millones de turistas en 2015, aportando 29 millones al crecimiento mundial, se debe en parte a la debilidad del euro frente al dólar y otras divisas importantes. Europa Central y del Este repuntó el 6 %, recuperándose del descenso de 2014, el mismo crecimiento que tuvo la Europa del Norte, mientras que la Meridional y Mediterránea y la Occidental también registraron buenos resultados, con avances del 5 % y del 4 %, respectivamente. Asia y el Pacífico, con una subida del 5 %, registró 13 millones más de llegadas de turistas internacionales el pasado año, hasta alcanzar los 277 millones, con resultados desiguales entre destinos. 

El crecimiento del 5 % en las Américas se tradujo en 9 millones de viajeros adicionales, hasta 191 millones, consolidándose así los excelentes resultados de 2014. La apreciación del dólar estimuló el turismo emisor de los Estados Unidos, lo que benefició sobre todo al Caribe y a América Central, que registraron ambas un crecimiento del 7 %. Los resultados en América del Sur y América del Norte, en ambos casos del 4 %, fueron cercanos a la media. 

Oriente Medio creció un 3 %, hasta 54 millones de turistas, consolidando la recuperación iniciada en 2014, mientras que los datos para África apuntan a un descenso del 3 %, con 53 millones, después de que las llegadas al norte del continente descendieran un 8 % y, en el África Subsahariana, un 1 %. 

En cuanto a los principales mercados emisores del mundo, China, con un crecimiento del gasto de dos dígitos todos los años desde 2004, sigue a la vanguardia del turismo emisor mundial, en beneficio sobre todo de destinos asiáticos como Japón y Tailandia, así como de Estados Unidos y diversos destinos europeos. Los siguientes mercados fueron Estados Unidos y Reino Unido, con repuntes del 9 % y del 6 %, respectivamente, favorecidos por monedas fuertes y economías en reactivación. 

Alemania, Italia y Australia crecieron a un ritmo más lento, del 2 %, mientras la demanda de Canadá y Francia fue "más bien débil". 
En cambio, el gasto de otros mercados emisores antes muy dinámicos, como Rusia y Brasil, se redujo significativamente, como reflejo de las restricciones económicas de ambos países y la depreciación del rublo ruso y el real brasileño en relación con prácticamente todas las demás monedas. 

La OMT anticipa que las perspectivas para 2016 son muy positivas, aunque a un nivel ligeramente inferior en comparación a los dos años anteriores, con un repunte del 4% y destacan como zonas de mayor crecimiento previsto Asia y el Pacífico.  

No abogamos por aflojar las medidas de seguridad, pero pedimos que no se impongan restricciones a la circulación de las personas que supongan dar un paso atrás en la apertura y facilidades para viajar logradas hasta ahora. Taleb Rifai, secretario general de la OMT
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación