Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sistema de aduanas falló y causó atraso en fronteras

Durante el día, el sistema falló en todo el país creando largas filas de vehículos. Esto se vino a sumar a los constantes problemas experimentados en aduanas.

Aduanas

Debido a la constante tramitología en aduanas, se han experimentado diversos retrasos en las fronteras.

Durante prácticamente todo el día, el jueves se reportaron retrasos en todas las aduanas de El Salvador, con largas filas de camiones debido a que el sistema utilizado por la Dirección General de Aduanas (DGA) dejó de funcionar desde la mañana, según reportó Raúl Alfaro, presidente de Asociación Salvadoreña de Transportistas Internacionales de Carga (Astic). 

Alfaro indicó que el problema se reportó ayer por la mañana, motivo por el cual los camiones esperando atravesar la frontera no habían podido movilizarse. Esto se debió  a que el sistema que utiliza aduanas para procesar electrónicamente los trámites dejó de funcionar. 

Alfaro informó que la DGA había indicado que los transportistas que estuvieran esperando en las aduanas pasaran en contingencia y que lo único que necesitaban era enseñar el comprobante del pago electrónico; sin embargo, hasta las tres de la tarde de ayer, esto no se había puesto en marcha, y los camiones seguían detenidos.  

Dicho percance ocasionó  que se formaran largas líneas de camiones esperando ingresar al país. En el caso de la frontera con Guatemala: La Hachadura, la fila era de más de 6 kilómetros, mientras que en la frontera con Honduras de El Poy era de entre 4 a 5 kilómetros.

El problema con esto es que durante todo el día laboral, los transportistas no sabían en qué momento podían atravesar la frontera, y es que la DGA indicó que esta había sido un fallo del proveedor del sistema, por lo cual no se conocía cuándo sería reparado.  

Alfaro apuntó que los únicos camiones que lograron pasar durante el día fueron los que iba de tránsito; es decir, aquellos que van de Honduras a Guatemala o viceversa, mencionando que “son las importaciones (del país) las que no están pasando”. 

Cerca de las cuatro de la tarde de ayer, el presidente de Astic informó que ya se había restablecido el sistema y los motoristas de los vehículos habían iniciado a tramitar los papeles correspondientes para concretar su paso. 

Los problemas que persisten

El paso por la frontera ha sido agobiante para los transportistas por todos los problemas que se presentan debido al mal servicios de aduanas. Parte del problema ha sido el cobro de $18 por el servicio de rayos X, de igual manera, en el pasado, exportadores y transportistas han externado que la DGA debería tener mayor eficiencia y menos tramitología. 

Con anterioridad se han formado largas filas de camiones que buscan pasar las fronteras pero no pueden debido a la poca eficiencia de aduanas. Las fronteras han experimentado colas de hasta 32 kilómetros anteriormente. 

En diciembre de el año pasado, transportistas indicaron a El Diario de Hoy, que en varias ocasiones se ha pedido que se asigne personal capacitado en las aduanas, debido a que estos retrasos son constantes. 

Es importante mencionar que no son solo los vehículos pesados los que sufren de filas y burocracia. También los turistas deben pasar por estos atrasos. Recientemente, empresarios de transporte turístico expusieron su preocupación debido a la mala infraestructura de las fronteras la cual ha causado una reducción de 38% del turismo, informaron los empresarios. 

Desde enero del corriente año se cambió el cobro de los $18, con lo que contenedores consolidados (compartidos) pagan los $18 por cada declaración de mercancía. Esto implica que si varios empresarios usan el mismo contenedor para movilizar, cada quien, su mercancía, cada uno pagará los $18 por el sistema de rayos X.

Asimismo, recientemente,  se reportó que el envío de encomiendas y paquetes comerciales a través de servicios de couriers o envíos express están siendo cobrados por el sistema. En diciembre del año pasado la DGA informó que estarían libres de pago aquellas operaciones abajo de $1,000. 

Esto afecta los costos de las personas que utilizan couriers para traer paquetes personales, como compras por internet, debido a que este sistema les cobra $18, aún cuando no debería. 

De esa manera, el cliente de los courier debe pagar el precio del producto, el servicio del courier, el impuesto del 13 % de IVA por el bien importado, el impuesto de 5 % para seguridad y los $18 por inspección no intrusiva en aduanas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación