Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sindicato señala discrecionalidad de Conamype

El Tribunal de Servicio Civil dice que es una institución autónoma, pero el Ministerio de Hacienda dice lo contrario. 

Con el objetivo de seguir promoviendo el desarrollo de los pequeños comerciantes en la ciudad morena, el gabinete de productividad y empleo, conformado por el Ministerio de Trabajo

La Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa fue creada en 1999 para apoyar a los microempresarios. | Foto por Archivo

Santa Ana, Viernes 31 de Mayo de 2013.

El sindicato de trabajadores de la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype) ha luchado por más de dos años por registrar oficialmente un contrato colectivo para mejorar sus prestaciones dentro de la institución, pero en el camino se han encontrado con que ésta no es ni una dependencia del Ministerio de Economía ni una institución autónoma, un dato imprescindible para lograr su objetivo. 

Según representantes de este movimiento, el Tribunal de Servicio Civil (que dirime todos los casos de los empleados públicos) les rechazó su negociación de contrato colectivo porque a su juicio, es una institución autónoma porque tiene entre sus miembros a representantes del sector privado y organizaciones no gubernamentales. 

Sin embargo, otra resolución del Ministerio de Hacienda (que es el que tendría que desembolsar los fondos para su solicitud) les dijo que tras un análisis jurídico se determinó que la institución no es autónoma y también rechazó su solicitud. 

De acuerdo con una publicación del Diario Oficial,  Conamype fue creada en 1999 por decreto ejecutivo, con el fin de impulsar y desarrollar programas para beneficio de las micro y pequeñas empresas. El decreto también establece que su dinero saldrá del Presupuesto General del Estado y define que será presidida y representada por el Vicepresidente de la República. 

Su presupuesto de $6.5 millones para 2015 aparece inmerso dentro del presupuesto del Ministerio de Economía, junto con otros ingresos por donaciones. 

Sin embargo cuando el sindicato insistió en conocer su relación con el Ministerio de Economía y solicitó respuesta oficial a través de la Oficina de Información, Conamype respondió que la institución “ha actuado con independencia en cuanto a su accionar, respecto del Ministerio de Economía...” 

Conamype responde, además que los salarios de los empleados de Conamype son financiados con recursos del Presupuesto General de la Nación y a la vez aseguran manifiestan que el presupuesto de Conamype no forma parte del Presupuesto y que el número de plazas del personal tampoco forma parte de la Ley de Salarios. 

La Comisión señala que los salarios de los empleados relacionados a la ejecución de proyectos se financian con donaciones otorgadas por los organismos cooperantes y que los empleados administrativos se financian del subsidio que recibe Conamype a través del Ministerio de Economía. 

“Estamos en una indefensión jurídica. Le damos fondos públicos a algo que no existe, no tiene personería jurídica, pero hay cosas raras como el hecho de que tiene NIT”, señaló uno de los representantes del sindicato, que omitió su nombre por temor a recibir represalias en su puesto de trabajo. 

El sindicato ha recurrido hasta la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos argumentando violación de los derechos humanos laborales. 

El representante del sindicato cree que parte de esta discrecionalidad con la que Conamype ha operado durante los últimos 16 años es que funciona como una cuota política para contratar personal y manejar fondos a su antojo. 

Según el sindicalista, hace 10 años la institución apenas tenía un equipo de 20 personas, pero ahora se ha convertido en una oficina con más de 200 trabajadores. 

El contrato colectivo que los trabajadores negocian busca generar estabilidad laboral pues hasta la fecha todos los contratos caducan cada año. También pretenden que se regulen todos los procedimientos para contratar a una persona por sus méritos, así como  derecho a ascenso y aumentos salariales, así como los procesos para la destitución de una persona. 

De igual forma han solicitado que se les reconozca derecho a viáticos, bonos, vacaciones, aguinaldo y canastas básicas. 

“Ellos (actual gobierno) dijeron que iban a ayudar a los trabajadores, pero hasta la fecha no saben si quiera qué son”, reprochó el sindicalista.

El Diario de Hoy solicitó una entrevista con la directora de la institución, Ileana Rogel, pero al cierre de esta nota la solicitud seguía en trámite. 

El martes, sin embargo, la directora Rogel informó al Sindicato que “ se están realizando gestiones para resolver lo referente a la figura jurídica de la Conamype” y que a su vez se está trabajando en una propuesta de los nuevos integrantes de la Comisión pues los actuales terminaron su período el 13 de noviembre. 

Así mismo les informó que garantizarán el trabajo a los empleados que tienen contratos personales. 

Institución pequeña 

El representante de la asociación de micro y pequeñas empresas Unión Mipyme, Guillermo Guido, dijo al respecto que Conamype es una institución muy pequeña y con un presupuesto exiguo que no tiene ningún peso en el sector a pesar de que tienen iniciativas muy prometedoras.

“Siempre han gobernado de espaldas al empresariado. “Su presupuesto y su capacidad de decidir son muy limitados”, señaló el representante empresarial. 

Guido explica que en otros países una institución como esta es un ministerio que trabaja de lleno por apoyar a las pequeñas empresas. 

El empresario también achaca que a pesar de que hay una Ley para la Pequeña Empresa, esta no ayuda mucho porque no considera aspectos complementarios que podrían complementar el trabajo de los negocios. 

“No digo que no hagan nada, pero son una institución muy limitada para el 99% de las empresas del país”, dijo Guido. 

Por su parte el sindicalista también recordó que el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, dijo cuando era candidato que convertiría a esta institución en un viceministerio. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación