Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sigue prohibición por carne de cerdo

No se permite importar cerdos vivos y sus derivados desde Guatemala por la peste porcina

No se permite ingresar producto porcino desde Guatemala, según disposición del MAG y Hacienda. foto edh / archivo

No se permite ingresar producto porcino desde Guatemala, según disposición del MAG y Hacienda. foto edh / archivo

No se permite ingresar producto porcino desde Guatemala, según disposición del MAG y Hacienda. foto edh / archivo

El Ministerio de Hacienda recordó ayer, a través de un comunicado oficial, que sigue restringida la importación de cerdos vivos, carne y demás productos derivados de esta especie que proceda de Guatemala, debido a que este país aún no ha establecido un estatus sanitario equivalente a la de El Salvador en relación a la peste porcina clásica.

La disposición fue establecida por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) desde 2011, se ha prorrogado durante los últimos años y se mantendrá "siempre que las condiciones sanitarias de dicho país no cambien", afirma el comunicado.

Hacienda informó a los comerciantes que ingresan sus productos a través de las diferentes aduanas del país que en esta disposición están exentos los productos de origen porcino para el consumo humano que estén previamente cocidos, siempre que se mantengan las medidas de buenas prácticas de producción de plantas que se hayan inspeccionado en los últimos tres años por la Dirección General de Ganadería.

Esta misma disposición fue adoptada por el resto de países de la región, para evitar el contagio de esta enfermedad en sus animales.

Hasta la fecha, el MAG no ha registrado algún caso de contagio de la peste porcina en el país, pero continúan alerta ante los riesgos que puedan presentarse.

Y es debido a que esos riesgos aún se mantienen es que la medida seguirá vigente hasta no ver resultados concretos que den seguridad a los consumidores de la sanidad de sus animales.

A pesar de que Guatemala ha lidiado con este problema desde 2011, sacrificó cientos de cerdos y ha trabajado en programas para erradicar el virus, este sigue latente en muchas granjas del país vecino.

La restricción ha mejorado significativamente el comercio interno en El Salvador pues los supermercados de mayor presencia en el país están priorizando la compra de la carne nacional y promoviendo la cadena de valor que genera más empleos.

De acuerdo a información de la Asociación Salvadoreña de Porcicultores, el país produce un promedio de 19,000 toneladas de carne de cerdo. La asociación asegura que esta carne es procesada con los mayores estándares de calidad e inocuidad y que por tanto, los salvadoreños deben estar seguros de que la carne que consumen está completamente sana.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación