Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Shell comprará BG en $70,000 millones

El proceso de adquisición se completará para 2016

UE aprueba a la multinacional Shell la adquisición de la británica BG Group. Foto EDH/ap

La CE determinó que Shell no podrá influir en los precios tras la fusión y que esos mercados permanecerán competitivos tras la operación.Foto EDH/ap

UE aprueba a la multinacional Shell la adquisición de la británica BG Group. Foto EDH/ap

La petrolera Royal Dutch Shell anunció que ya alcanzaron un acuerdo para la adquisición de British Gas (BG) por un precio de 70,000 millones de dólares (64,000 millones de euros) en efectivo y acciones.

De acuerdo con una publicación de el diario español El País, esta es la respuesta más drástica que se ha visto por parte de la industria petrolera ante el desplome de los precios del crudo.

Esto genera especulación sobre posibles fusiones y adquisiciones similares que puedan reestructurar el sector, parecido a como sucedió a la última caída de precios a finales de los años noventa, asegura el periódico El País.

La compra de BG daría nacimiento a un gigante de energía, duplicando el valor de la británica British Petroleum (BP) y superando a Chevron.

Pero más allá de esto, implicará una expansión para Shell que llegará a tener nuevas reservas de gas y crudo, primordialmente en Australia y Brasil en donde BG posee proyectos importantes.

Esto será un gran impacto para Shell puesto que logrará ahorrar costos, los cuales se habían elevado significativamente debido a su constante e ineficaz búsqueda de ampliar sus reservas a través de exploración, especialmente en el norte de Alaska.

De igual forma, BG verá una luz más positiva tras la adquisición, tras haber experimentado pérdidas y una caída del 28 % en sus acciones debido a la bajada del 50 % en los precios del crudo.

Adicionalmente, la petrolera británica percibió un incremento del 42 % en sus acciones tras el anunció de la adquisición. Esto también causó que competidores tuvieran un aumento en sus acciones.

La petrolera holandesa espera que con la compra logrará consolidar su dominio en el mercado de gas natural, acelerando así su estrategia de crecimiento global. Para Shell, la buena noticia recae en que sus reservas de gas y petróleo crecerán en un 25 % y en un 20 % la capacidad de producción.

En la actualidad, BG se posiciona como uno de los productores principales de gas natural licuado, mercado en donde Shell también participa. Sin embargo, esta compra llevaría a Shell a dominar el mercado mundial en este tipo de gas.

Ben van Beurden, CEO de Shell, expresó que "los movimientos estratégicos audaces son los que dan forma a nuestra industria. BG y Shell encajan muy bien. La transacción se adapta a nuestra estrategia y a nuestra lectura del paisaje industrial que nos rodea. BG siempre ha estado en lo alto de nuestra lista".

No obstante, el proceso de compra se completará a principios de 2016 y esperan empezar a ver los efectos de esta en los resultados de la empresa para 2017.

En una publicación por la revista especializada Bloomberg se asegura que las ventas por gas natural licuado podrían llegar a las 50 millones de toneladas para el final de esta década, duplicando las ventas de su rival Exxon.

Por otra parte, Shell estaría logrando ahorros anuales de 2,500 millones de dólares con esta integración, esto permitirá enfrentar la caída de ingresos que ha experimentado debido a la baja del precio del petróleo.

Esta medida resulta más barata que explorar en búsqueda de petróleo o gas, y se ha convertido en la mejor opción ante la pérdida a consecuencia de la caída del crudo.

El panorama del sector petrolero se ve repleto de nuevas adquisiciones. Actualmente, Repsol se encuentra en el proceso de compra de Talismán Energy por $8,600 millones. —Agencias

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación