Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sector textil exportó $2,403 Mlls. en 2014

El sector tuvo un crecimiento de $9 Mlls. más que 2013

Las exportaciones del sector textil crecieron 0.4 % durante 2014. Foto EDH/archivo

Las exportaciones del sector textil crecieron 0.4 % durante 2014. Foto EDH/archivo

Las exportaciones del sector textil crecieron 0.4 % durante 2014. Foto EDH/archivo

Al cierre de 2014, el sector textil y confección reportó un "desempeño modesto" en sus exportaciones, totalizando en un valor de 2,403 millones de dólares, lo que representa aproximadamente el 45 % de las exportaciones totales del país, según José Escobar, presidente de la Cámara de la Industrial Textil, Confección y Zonas Francas de El Salvador (Camtex).

No obstante, representantes de Camtex explicaron que el crecimiento de las exportaciones del sector el año pasado fue de 0.4 %, lo que equivale a 9 millones de dólares más de exportación con respecto a 2013. Esto viene a posicionar al sector como el más importante en exportaciones.

Más allá de eso, 2015 inició de manera positiva con un crecimiento del 13 % en los primeros dos meses del año; es decir, un valor de 45 millones de dólares más con respecto al mismo período del año anterior.

De acuerdo a datos brindados por la gremial, del total exportado por el sector el año pasado, el 66 % (1,582 millones de dólares) fueron productos elaborados bajo la modalidad de paquete completo; esto significa que el fabricante local recibió del comprador especificaciones detalladas para las prendas de vestir; y el restante 34%, equivalente a 821 millones de dólares, correspondieron a productos de maquila.

Entre los productos exportados, los principales son camisetas, trajes y conjuntos, ropa interior, ropa térmica, camisas, abrigos, chaquetas, ropa de bebé y ropa de cama, entre otros. Sin embargo, los tres productos de mayor crecimiento en el rubro son suéteres de fibras sintéticas, de los que se comercializaron 150 millones de dólares y tuvieron un aumento de 46 %.

En segundo lugar están los calcetines, que totalizaron en 168 millones de dólares; y finalmente los brassieres, que han crecido un 17 % y equivalen a 11 millones de dólares más que en 2013.

De todos estos productos exportados, el principal destino fue Estados Unidos, a donde enviaron alrededor del 76 % del total de productos comercializados. El resto se envió a Honduras (13 %) y a Guatemala (7 %).

En este rubro se ha demostrado un buen desempeño anual, ya que en los últimos cinco años, el promedio anual de exportaciones del sector ha sido de 2,212 millones de dólares.

Por otra parte, las empresas textileras se han caracterizado por ser de las mayores generadoras de empleo en el país, representando el 50 % de los empleos generados por la industria y adicionalmente genera más de 140,000 empleos indirectos, que incluye producto de encadenamiento con otros sectores productivos a nivel nacional tales como insumos químicos, plásticos, papel y cartón, transporte, electricidad, alimentos y construcción, entre otros.

Sólo en 2014, se generaron 74,502 empleos directos registrado en fabricación de hilados, tejidos, artículos textiles y prendas confecciones. En comparación a 2013, estos son 1,437 nuevas fuentes de empleos "estables y permanentes, que es un equivalente a un crecimiento del 2 %", según cifras de la gremial.

Sin embargo, la importancia del sector textil va más allá de las exportaciones, ya que también es un motor enfocado en la atracción de inversión, empleo y la vinculación con otras industrias nacionales.

Zonas francas en el país

Actualmente en el país hay 17 zonas francas que "permiten la atracción de inversión extranjera, lograr impulso de la industrialización, crear en el exterior mercados para la exportación, generar empleos estables y permanentes y dinamizar la economía del país", expresó el representante de la gremial.

Por otra parte, añadió que "los productos hechos bajo régimen de zonas francas, han experimentado una diversificación sin precedentes, produciendo artículos como componentes electrónicos, anzuelos para pesca, calzado, sombreros, condensadores eléctricos, flores ornamentales, atún, y alcohol etílico, entre otros".

La gremial hace hincapié en el impacto que este sector ha tenido en el desarrollo social y es que no sólo se ve reflejado en los salarios y prestaciones que los empleados perciben, pero también "se puede confirmar al ver los indicadores de calidad de vida e indices de desarrollo humano, que han venido evolucionando particularmente bien en los municipios adonde se concentran las empresas".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación