Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

4 secretos para mantener buenas finanzas familiares

Son técnicas para estar financieramente estable, sin deudas, ganando lo suficiente para vivir, pero sin convertirse en esclavos del dinero

4 secretos para mantener buenas finanzas familiares

4 secretos para mantener buenas finanzas familiares

4 secretos para mantener buenas finanzas familiares

Si tan solo utilizáramos el dinero para cubrir necesidades básicas, sabríamos cuánto exactamente necesitamos, pero éste se usa para muchos fines y en medidas desproporcionadas.

No considero que el dinero sea malo en sí mismo, pero puede traer muchos dolores de cabeza, ya sea por tener de más o por no tener suficiente, por el hecho de siempre querer más o por nunca sentirse conforme con lo que se tiene, comparando lo propio con lo que el vecino más rico posee.

Es por esto que te comparto mis secretos para estar financieramente estable, sin deudas, ganando lo suficiente para vivir, pero sin convertirme en esclava del dinero.

1. Trabajar

El trabajo usualmente te mantiene activo física e intelectualmente, es decir te ayuda a llevar una vida saludable, ya que una mente ocupada no se mete en tantos problemas. Es una satisfacción poder recibir algo a cambio de tus esfuerzos. Si eres hombre, es tu deber mantener a tu familia; si eres mujer, trabajar algunas horas al día aliviará el peso en los hombros de tu esposo y juntos alcanzarán estabilidad financiera. También es una oportunidad para que te desarrolles en ámbitos profesionales y sociales.

2. Evitar

las deudas Existen contadas excepciones a esta regla, como cuando compras una casa o un vehículo, incluso si pides un préstamo para pagar tus estudios. Además de casos como éstos, lo mejor es que si no puedes comprarlo en efectivo, esperes a juntar lo suficiente para hacerlo. Si ya tienes deudas, trata de pagarlas lo antes posible. El interés es un arma mortal que consume sin tregua todas tus ganancias.

3. Ahorrar

No te gastes todo el dinero que ganas, simplemente porque tu salario es alto no significa que te lo tengas que gastar todo. No importa cuánto ganes, saca una parte, aunque sea mínima y ahorra. Puedes ahorrar para comprar algo en especial, para cubrir alguna emergencia o para tu jubilación; siempre hay una buena razón para tener algo ahorrado para el futuro.

4. Decisiones familiares

Cuando se trata de comprar un vehículo, muebles, una casa, hacer un viaje o cualquier otra situación donde la cantidad a gastarse sea considerablemente grande, es mejor hablarlo con tu pareja o familia. Se está volviendo una costumbre que cada miembro de la pareja tenga su propia cuenta de banco y gaste su propio dinero en sus cosas. Eso puede llevar a crear fricciones entre la pareja. No hay mejor regla que la de llevar las cuentas claras y transparentes entre la familia. Que ambos, esposo y esposa sepan cuál es el presupuesto familiar, cuánto se gana, con cuánto se cuenta para los gastos de la casa, comida, estudios y que ambos sean los administradores del dinero, actuando en plena confianza, honestidad y libertad. Cada familia es un mundo, y en el mío esto ha funcionado muy bien. Espero que te sea de utilidad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación