Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Salvador, el segundo con más desempleo de Centroamérica

Costa Rica nos supera en desempleo, pero tiene menor informalidad laboral

Cada año cientos de jóvenes salen de las escuelas y universidades en busca de un primer empleo. EDH/ Archivo

Cada año cientos de jóvenes salen de las escuelas y universidades en busca de un primer empleo. EDH/ Archivo

Cada año cientos de jóvenes salen de las escuelas y universidades en busca de un primer empleo. EDH/ Archivo

De acuerdo con varios estudios, locales y regionales, en El Salvador la creación de empleo formal en lo que va de 2015 ha mantenido un bajo ritmo de crecimiento de alrededor de 1 %. La oferta laboral en el país prácticamente se ha estancado, afectando los ingresos de las familias y las oportunidades para los jóvenes.

Según las perspectivas económicas del Fondo Monetario Internacional (FMI), El Salvador fue, al cierre de 2014, el segundo país con mayor tasa de desempleo en Centroamérica.

Según las cifras de este organismo internacional el desempleo alcanzó una tasa de 5.5 %. Es decir que cerca del 5 % de la población en edad de trabajar no cuenta con empleo de ningún tipo.

En desempleo solo fuimos superados por Costa Rica, que alcanzó una cifra de 8.2 % (10 % según cifras que dicho país reveló esta semana).

Honduras y Nicaragua mantuvieron porcentajes de 4.5 % y 4.8 % respectivamente.

Panamá, la economía más fuerte de la región, mantuvo una tasa de desempleo más baja, de 4.1 %.

Por su parte, la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) insiste en que la creación de un empleo formal se ha estancado en 1.1 %. Es decir, son pocas las nuevas plazas que ofrecen prestaciones como pensión y seguro social a los trabajadores.

En su Informe de Coyuntura Económica para el primer trimestre de 2015, Fusades registra que entre febrero de 2014 y febrero de este año solo hay 8,369 nuevos empleados cotizando al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

Para la Fundación, esta cifra es preocupante, porque la cotización hasta el mes de diciembre de 2013 revelaba que durante ese año se habían creado 47,529 nuevos empleos formales. "La creación de empleo formal es insuficiente para mantener el paso con el crecimiento de la población económicamente activa, que ronda los 60 mil trabajadores por año", destacó Fusades en su informe.

El organismo, además, añadió que su indicador de empleo cambió de un saldo positivo de 10.8 en el cuarto trimestre de 2014 a uno de solo 1.2 en los primeros tres meses de 2015. La mayor reducción de empleo se registró en el sector comercio, que pasó de saldo positivo de 10.7, a uno de -0.7 en 2015.

Crece inseguridad laboral en Latinoamérica

El informe Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo 2015 , publicado esta semana por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), reveló que está creciendo la inseguridad como norma en el mercado laboral mundial. Es decir, es más frecuente que los nuevos empleos no incluyan prestaciones como seguridad social o ahorro de pensiones.

Para el caso salvadoreño, la OIT señaló que en 2009 el 80 % de los trabajadores carecía de un empleo permanente. La mayoría de la Población Económicamente Activa (PEA), cerca de un 60 %, se desarrolla como trabajadores por cuenta propia.

La cifra refleja una disminución del empleo formal en El Salvador. Hasta hace unos años varias entidades manejaban que una cuarta parte, el 25 %, tenía un trabajo de este tipo, cuando ahora es solo el 20 % según la OIT.

Con diferencias en la fecha de recolección de datos, la OIT estimó que en Guatemala solo el 11.2 % de los trabajadores tiene contrato formal. Costa Rica, por el contrario, es el país con mayor tasa de formalidad en la región. Alcanza un 69 % de los trabajadores.

El empleo asalariado representa sólo la mitad del empleo mundial y el restante adopta formas como el trabajo por cuenta propia o actividades económicas familiares.

Además, solo una cuarta parte de los trabajadores tiene una relación laboral estable, a tiempo completo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación