Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Salvador, sede de Congreso de Auditoría

Los organizadores dan cuenta de que hay cupo para 800 participantes

Maritza Villanueva, presidenta del Instituto de Auditoría Interna de El Salvador. Foto EDH / Mauricio Cáceres

Maritza Villanueva, presidenta del Instituto de Auditoría Interna de El Salvador. Foto EDH / Mauricio Cáceres

Maritza Villanueva, presidenta del Instituto de Auditoría Interna de El Salvador. Foto EDH / Mauricio Cáceres

Por primera vez, en 19 años, El Salvador será sede del Congreso Latinoamericano de Auditoría Interna (CLAI), que tendrá lugar entre el 12 y el 15 de octubre en el Hotel Royal Decameron Salinitas, situado en Sonsonate.

Al evento, cuyo costo de organización oscila entre los $150 mil y los $200 mil, han sido invitados 33 conferencistas, quienes viajarán desde Europa, África y los países de Latinoamérica.

El XIX CLAI (2014) ha sido denominado "El valor de la tercera línea de defensa", debido a que las últimas tendencias, según la Fundación de Investigación de la Federación Latinoamericana de Auditoría Interna (FLAI), dan cuenta de una teoría que señala que las organizaciones se administran bajo cinco líneas de defensa, y la tercera es la auditoría interna.

"La Auditoría Interna, de acuerdo con el estudio que ha realizado esta Fundación, establece que la auditoría está al centro de las organizaciones y sirve para empujar a la organización a que dé un servicio de aseguramiento sobre que sus servicios están funcionando y son de calidad", explicó la presidenta del Instituto de Auditoría Interna de El Salvador (IAI-ESA), que es miembro de la FLAI, Maritza Villanueva.

Basándose en las estadísticas de las tres ediciones anteriores —Costa Rica (2011), Paraguay (2012) y Panamá (2013)—, que cifran la asistencia promedio al Congreso en 800 participantes, los organizadores en El Salvador se mostraron preocupados por la falta de interés por parte de los auditores públicos y privados salvadoreños: el número de participantes nacionales inscritos a la fecha apenas sobrepasa el medio centenar.

El costo para los connacionales es de $450; es la ventaja de que la sede sea El Salvador, porque el costo de este tipo de eventos suele rondar los 2 mil dólares, por el pago del transporte de un país a otro.

"¿Cómo despertamos el apetito de conocimiento de nuestros auditores? ¿Cómo les decimos: 'Señores, tenemos en el país un evento de calidad internacional en el que nos va a acompañar Richard Chambers (presidente y CEO del Instituto Global de Auditoría Interna, IIA), gurú de la Auditoría Interna?", cuestionó Villanueva.

"¿Cómo yo, auditor, que no tuve una formación en la universidad, que no me he podido capacitar y viene a El Salvador un evento de este tipo, no reacciono? Entonces, ese rol que demandan hoy en día de esta profesión las organizaciones, mucho menos lo vamos a lograr", agregó.

La cantidad de extranjeros inscritos es más alentadora, ya suman más de 150.

Vacíos académicos

La titular del IAI-ESA reflexionó sobre la necesidad de que las universidades comiencen a incluir en sus ofertas pénsum de licenciaturas o maestrías en Auditoría Interna. A su juicio, "el profesional de hoy demanda mayores competencias".

En la actualidad, son pocas las universidades que ofrecen una licenciatura en Contaduría Pública y Auditoría, pero el Instituto calcula que son cerca de 4 mil auditores, entre públicos y privados, en el país, quienes se han convertido en auditores de forma empírica (no son profesionales en esa materia específica).

De ese estimado, solo 120 son miembros del Instituto, que nació en 2007 y que es miembro de la Federación Latinoamericana de Auditoría.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación