Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

RSE de Hanes lleva fútbol a niños de San Juan Opico

El último proyecto de RSE de la empresa textilera ha sido la creación de una escuela de fútbol en alianza con Fesa, fundación que recibirá a los mejores niños en su escuela de alto rendimiento

RSE de la empresa Hanes ha permitido que Cristian Palacios sueñe con ser parte de la selección de El Salvador. Foto Cortesía

RSE de la empresa Hanes ha permitido que Cristian Palacios sueñe con ser parte de la selección de El Salvador. Foto Cortesía

RSE de la empresa Hanes ha permitido que Cristian Palacios sueñe con ser parte de la selección de El Salvador. Foto Cortesía

Hanes Brands El Salvador es una empresa textilera con presencia internacional, con veinte años de operar en el país.

Desde ese entonces, y como práctica corporativa internacional, posee su área de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), que trabaja en tres ejes de acción: educación, salud y medio ambiente.

De acuerdo a Teddy Mendoza, gerente de RSE de Hanes, su estrategia de Responsabilidad Social se basa en alianzas con sector privado y gobierno, para potenciar los recursos disponibles.

Desde septiembre de 2014 lanzaron su último proyecto de RSE, una escuela de fútbol integral para hijos de colaboradores y niños de las escuelas públicas de la fábrica, ubicada en San Juan Opico.

La escuela de fútbol es administrada por la escuela de alto rendimiento deportivo Fesa, institución de alto prestigio social en el país, cualidad que Hanes valoró para firmar la alianza, el año pasado.

La escuela de fútbol de Hanes atiende actualmente a 70 niños y niñas entre los siete a trece años, divididos en dos categorías. Los entrenamientos son tres días por semana durante las tardes.

Hanes pretende terminar en mayo un nuevo complejo deportivo para ampliar la escuela de fútbol y agregar otras disciplinas. Las nuevas instalaciones estarán contiguo a la fábrica en Opico y tendrán zona de baños, zona social, graderíos, una cancha de fútbol reglamentaria, una cancha de baloncesto y una de fútbol rápido.

Con esta inversión, la empresa apuesta, a largo plazo, por la mejor utilización del tiempo libre de los niños, al aprendizaje de valores y a la educación nutricional para formar verdaderos atletas en el futuro, y al mismo tiempo darles herramientas para su vida profesional.

"En el fútbol hemos encontrado ese vehículo para hacer prevención, como Hanes queremos que estos niños puedan ingresar a la escuela de alto rendimiento de Fesa o que hagan carrera deportiva", dijo Mendoza, gerente de RSE de Hanes.

Los sueños de Cristian

Ese es justamente el sueño de Cristian Palacios, "tal vez cuando sea grande pueda estar en la selección", un chico sonriente de tan solo 10 años, alumno del centro escolar Cantón Agua Escondida, de Opico.

De los 25 alumnos que componen su aula de 5.º grado, Cristian es el único que ha logrado mantenerse activo en la escuela de fútbol de Hanes.

El mismo pequeño le atribuye este resultado al apoyo incondicional de sus padres, que hacen el esfuerzo por acompañarlo en cada entrenamiento en las instalaciones de la empresa. "Otros niños no los apoyan sus papás y no los llevan a entrenar", explicó.

Cristian entrena tres veces por semana, de 3:30 p.m. a 5:00 p.m., aunque asegura que ingresar a la escuela fue difícil, ya que le exigían buen rendimiento escolar.

"La materia que más me gusta es ciencias, y la que más me cuesta es matemáticas, si no logro ser deportista, quisiera ser mecánico", afirmó emocionado.

Cristian comentó que su posición favorita en el fútbol es la de portero, "a veces nos vamos a los penales y casi todos me los quito", afirmó.

Cristian es un niño con un gran futuro por delante, su padre, Héctor Palacios, colaborador de Hanes, es su gran apoyo y sin duda ha marcado la diferencia, preocupándose por su hijo al dedicarle tiempo extra para que haga lo que más le gusta. Palacios sabe perfectamente que más que darle permiso para ir a jugar, lo que su hijo hace cada tarde es aprender nuevas habilidades para la vida y superarse, o como ya el mismo Cristian ha comprendido: "yo les digo a los papás de otros niños que los lleven a entrenar, porque hay muchas oportunidades".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación