Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Río Grande se consolida con productos nostálgicos

La empresa lanzará cerca de 50 nuevos productos al mercado norteamericano. Además piensa expandirse a nuevas regiones.

Río Grande Foods

La planta de procesamiento de Río Grande Foods da empleo a 500 personas en El Salvador, en especial a madres de familia. | Foto por elsalv

Río Grande Foods, empresa que exporta alimentos étnicos salvadoreños, anunció una inversión de más de $3 millones para lanzar al mercado una línea de 50 nuevos productos e iniciar operaciones con una planta de procesamiento de lácteos.

Los 50 nuevos productos serán introducidos al mercado en los próximos meses. El presidente de Río Grande, Josué Alvarado, destacó que son alimentos que ya tienen una demanda. De acuerdo con el empresario, son sus socios distribuidores en Estados Unidos quienes han solicitado los artículos.

La gerente de mercadeo, Melissa Alvarado, dijo que se tratará de productos como tamales dulces y de chipilín, nuegados, pulpa de nance, arepas, entre otros.

Josué Alvarado dijo que además instalarán una nueva planta de procesamiento de lácteos y quesos. Junto con esta nueva línea de producción además se buscaría aumentar la productividad de las que ya tienen.

Río Grande Foods posee en El Salvador varias plantas de procesamiento y manufactura de bebidas, derivados de maíz y lácteos. Todos sus productos son exportados a Norteamérica para el consumo de los hermanos lejanos.

Con la demanda de esta diáspora la empresa espera que las ventas crezcan un 20 % este año, según expresó la gerente de mercadeo. Añadió que una vez funcione la nueva planta, el crecimiento podría ser del 40 %.

La nueva línea de producción además significará un aumento en los colaboradores de la empresa. Río Grande ya cuenta con 500 empleados, cifra que se podría duplicar en unos tres años, según expresó su presidente.

Consolidar el mercado

Actualmente Río Grande distribuye sus productos en 27 estados de Estados Unidos, además de tres ciudades en Canadá.

En dichos mercados la aceptación y demanda ha sido tan grande que ahora buscarán seguir creciendo de la mano de sus consumidores que no solo son salvadoreños.

“El enfoque cuando iniciamos la empresa era a salvadoreños, pero ahora hemos diversificado al mercado hondureño, guatemalteco, costarricense, colombiano... (ahora) el enfoque es ser los embajadores de productos nostálgicos. Transportar a ese hermano lejano a su casa a través de la comida”, comentó Melissa Alvarado.

La gerente de mercadeo dijo como empresa seguirán escuchando la demanda de sus clientes y distribuidores para proveer nuevos productos y marcas.

Por su parte el presidente de la empresa indicó que eventualmente buscarán ofrecer más productos a la población caribeña, asiática y africana en las ciudades donde ya tienen presencia.

“El potencial de lo que estamos haciendo es grande porque descubrimos que lo que hacemos con un nombre en Asia, África con otro nombre lo consumen... El reto es mantener ser la empresa #1 en productos étnicos de El Salvador y dar el paso, que ya no sea solo latinoamericano, sino todas las etnias”, añadió.

Para cumplir con las exigencias de cada comunidad mantienen constantes estudios de mercado y llaman de consultores de variadas nacionalidades, explicó Josué Alvarado.

Para reflejar la alta demanda los representantes de la empresa compartieron dos anécdotas. En algunas ciudades sin presencia de latinos descubrieron que se consumían los productos Río Grande. Descubrieron que las comunidades de africanos o asiáticos eran quienes los compraban porque les recordaba a alimentos de sus lugares de origen.

Por otro lado, las mismas comunidades han ampliado el mercado de Río Grande. Son los consumidores quienes viajan a otras ciudades para adquirir el producto nostálgico.

Nuevas fronteras

Además de alcanzar a diferentes públicos, Río Grande Foods ya planea llegar a otras áreas geográficas.

Una de ellas es República Dominicana, destino para el cual ya realizan sondeos sobre las preferencias gastronómicas y alimentos locales.

El otro gran destino es Europa. De momento han realizado estudios en países como España e Italia para alcanzar a la comunidad de latinos en el continente.

En el caso de la unión europea los empresarios destacaron que están listos para cumplir con todos los requisitos legales y sanitarios para entrar a dicho mercado.

“Que sea bien estricto no nos asusta porque hemos pasado por una curva de aprendizaje valiosa con Estados Unidos”, señaló la gerente de mercadeo.

“Venimos de un estándar de exigencia alta”, añadió el presidente de Río Grande Foods.

La historia de Río Grande

Río Grande Foods fue fundada en el estado de Maryland, Estados Unidos, en 1986. Desde entonces se ha dedicado a la distribución de alimentos con su propia flota de camiones en zonas como Maryland, Virginia y Washington D.C.

En la actualidad Río Grande Foods ofrece una variedad de 600 productos entre los que hay lácteos, refrigerados y ultramarinos.

De dicho catálogo, cerca de 200 productos son elaborados en El Salvador.

Río Grande se ha convertido en uno de los favoritos para generaciones y generaciones de familias hispanas en Estados Unidos y Canadá por su sabor, fiabilidad y nostalgia.

Como parte de su celebración de aniversario la empresa premió recientemente a varios de sus socios con el galardón Mejor Distribuidor.

Además del reconocimiento los distribuidores recibieron una capacitación con el objetivo de consolidar la alianza de crecimiento con Río Grande.

La compañía invierte cada año aproximadamente $8 millones con los que cubre sus costos de adquisición de materia prima, procesamiento y distribución de productos.

Además de los empleos director, la empresa beneficia a más familias a través de las compras que hace a ganaderos y agricultores.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación