Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Reformas a ley bursátil abre más oportunidades de inversión en el país

Bolsa de Valores destaca las facilidades y ventajas para invertir

Los inversionistas tendrán un mayor acceso a bonos y acciones que se venden en el mercado primario. FOTO EDH /ARCHIVO

Los inversionistas tendrán un mayor acceso a bonos y acciones que se venden en el mercado primario. FOTO EDH /ARCHIVO

Los inversionistas tendrán un mayor acceso a bonos y acciones que se venden en el mercado primario. FOTO EDH /ARCHIVO

Los obstáculos para invertir en el mercado bursátil salvadoreño e internacional se están reduciendo con la aprobación de las reformas al mercado de valores que avaló la Asamblea Legislativa a inicios de septiembre.

De acuerdo al gerente general de la Bolsa de Valores de El Salvador, Javier Mayora Re, tras la aprobación de estas medidas, se amplían las posibilidades para que los salvadoreños, que quieren invertir su dinero de forma segura, accedan a mejores mercados y con mayores posibilidades de ganancias.

También se abren las posibilidades para que inversionistas extranjeros puedan colocar su dinero en El Salvador, a través de procesos más rápidos y eficientes.

Las reformas complementan la Ley de Fondos de Inversión que también aprobó la Asamblea Legislativa en días anteriores y que permitirá a pequeños inversionistas reunir dinero en común para ponerlo a producir y generar gran rentabilidad en el futuro.

Entre las ventajas que tiene ahora el mercado está el acceso a los mercados primarios.

De acuerdo a la Bolsa de Valores, con estas reformas los salvadoreños pueden acceder a bonos, acciones, títulos valores y otros instrumentos financieros que se transan en el mercado bursátil mundial y que obtienen grandes ganancias, dependiendo de sus rubros, a través del mercado primario.

"Al inscribir estos valores en la Bolsa de Valores, los inversionistas salvadoreños tendrán la oportunidad de participar directamente en el mercado primario, adquiriéndolos a precios de mercado y en igualdad de condiciones a las de otros inversionistas extranjeros", explicó Javier Mayora Re.

Anteriormente, estos valores se compraban en el mercado secundario, o como se podría llamar en la jerga popular: "la reventa", por lo que su precio era mucho más alto que el que tenían inversionistas extranjeros que accedían a ellos en menor valor.

En cambio hoy, la compra de bonos y acciones será mucho más accesible y a mejores precios que antes.

Las reformas también permiten procesos de inscripción de emisores y emisiones más ágiles, lo cual será más atractivo para las empresas que buscan financiarse a través de la Bolsa de Valores.

Las reformas también hará más fácil el acceso para que los inversionistas extranjeros inviertan a través de la Bolsa, lo que para Mayora significa la entrada de mayor número de inversionistas y el incremento en la demanda de Bonos que venden las empresas o el Gobierno para obtener un financiamiento para proyectos de desarrollo.

El gerente de la Bolsa espera que, con esta apertura, se incremente la actividad bursátil en el país, pues aunque la institución ya tiene 22 años de funcionamiento, los salvadoreños son escépticos a invertir su dinero en este tipo de instrumentos y no hay una cultura de inversión.

La ley también regula la normativa la participación de las sociedades extranjeras en la Bolsa de Valores y facilitará la integración de los mercados bursátiles de la región.

"Un mercado integrado ofrece diversos beneficios a los inversionistas y emisores: Fomenta la liquidez en cada uno de los mercados lo que a su vez representa un paso de vital importancia para incrementar el atractivo de las inversiones como también el acceso a más recursos financieros para las empresas que buscan financiarse. Lo anterior, sin duda alguna, permitirá atraer una mayor inversión extranjera hacia El Salvador" destacó Mayora.

Fondos de inversión aún en espera

El otro paso acertado para la economía nacional es la aprobación de la Ley de Fondos de Inversión, que permitiría crear pequeños "bancos" de dinero que se utilizarán para financiar diversos proyectos y a su vez, generar grandes beneficios a los usuarios.

En palabras sencillas, un fondo de inversión es una bolsa común de dinero, una recolecta o "cabuda" que se puede utilizar para financiar proyectos de educación, de infraestructura, etc, con lo cual cada participante obtiene una ganancia al final del año y de acuerdo a los parámetros establecidos.

Sin embargo la Bolsa de Valores informó que aunque la ley ya se aprobó, aún hace falta el reglamento que constituirá las gestoras, que son en definitiva quienes determinarán la creación de los fondos, sus rubros y sus requisitos, entre otros.

Al respecto el presidente de la Bolsa, Rolando Duarte, dijo que su prioridad es "facilitar la construcción de todo el camino requerido para darles vida a los primeros Fondos de Inversión en el menor tiempo posible".

La normativa para esta figura estaría lista en seis meses. Es el Banco Central de Reserva el que está trabajando en la elaboración del documento.

En El Salvador el mercado de valores no ha tenido una gran actividad en los últimos años debido a las limitantes a las que se ha enfrentado por años.

Las Administradoras de Fondos de Pensiones son de las instituciones que más interés han mostrado para que estas leyes se aprobaran pues de estas dependen que haya una mayor flexibilidad para colocar dinero de los salvadoreños en instrumentos financieros que generen mejor rentabilidad para los cotizantes.

René Novellino, presidente de la Asociación Salvadoreña de Administradoras de Fondos de Pensiones (Asafondos), ha insistido en que el país necesita abrir más su mercado de valores para mejorar la rentabilidad de las pensiones de sus cotizantes.

Con estas leyes se pretende que haya una mayor oferta y demanda de instrumentos financieros que mejoren el flujo de capitales en el país.

La Bolsa de Valores espera que, con estas medidas, incremente la actividad bursátil.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación