Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Proyectos para crecer siguen detenidos

Construcción de la presa hidroeléctrica El Chaparral

La construcción de la presa hidroeléctrica El Chaparral será más cara de lo que se había proyectado inicialmente.  | Foto por EDH

La construcción de la presa hidroeléctrica El Chaparral será más cara de lo que se había proyectado inicialmente. Foto EDH / archivo

El crecimiento económico que se esperaba para este año depende, en gran medida, de proyectos de infraestructura que siguen pendientes y que no se ejecutarán sino hasta final de este último trimestre.

Por lo tanto, el analista económico Mauricio Choussy encuentra lógico que la economía no esté creciendo y no lo haga hasta final de año.

"Por ejemplo, la planta de energía eléctrica, que ya debería de haber arrancado, no ha arrancado, la remodelación del Aeropuerto no ha arrancado, la reactivación del Chaparral no se ha dado, y así podemos enumerar todos los temas que estaban en el 'path line' de qué eran los proyectos que se iban a realizar este año y sobre los cuales el Gobierno había montado sus proyecciones de crecimiento, no han arrancado", dijo.

Las cifras del Banco Central de Reserva demuestran que la actividad económica fue nula a abril de este año. Su crecimiento en un periodo de 12 meses fue de 0.0 %, lo que indica que la economía sigue igual que el año pasado.

Además, el presidente del BCR, Óscar Cabrera, modificó a la baja la proyección de crecimiento económico, lo que le confirma a Choussy que el país no está creciendo. Más bien dijo que así como van las cosas Cabrera tendrá que hacer en septiembre otra proyección a la baja de la economía.

"Mi percepción es que van a arrancar hasta el último trimestre de este año y, por lo tanto, el impacto en el crecimiento de este año va a ser muy bajo, es decir, yo me atrevo a pensar que el Banco Central, va a tener que revisar allá por el mes de septiembre nuevamente sus proyecciones, y las va a tener que revisar a la baja y no a la alza", dijo.

Y ese bajo crecimiento seguirá repercutiendo en la baja recaudación de impuestos del país, que se mueve si hay más empresas que paguen sus impuestos.

"La economía de El Salvador seguirá siendo la economía que menos crece en Centroamérica, el déficit fiscal continuará creciendo y con problemas de financiamiento", explicó el economista.

Y las remesas, que son un oxígeno para la economía salvadoreña, tampoco ayudarían pues los datos del Banco Central demuestran que han tenido un bajo crecimiento, que está ligado a un desempeño económico moderado en Estados Unidos.

"Yo no veo que hayan condiciones para que la economía mejore", dijo anteriormente el economista Luis Membreño, al conocer el nulo crecimiento económico a abril.

La otra gran esperanza es la inversión que hará Fomilenio II en el país, pero ninguno de los proyectos se ejecutará a partir de este año.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación