Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Productores señalan incumplimiento del Convenio de Arroz

Productores aseguran que no se les quiere pagar $18 por quintal, lo que les permite cubrir sus costos.

En Bolpros se negocian convenios como el del arroz. Foto EDH/

En Bolpros se negocian convenios como el del arroz. Foto EDH/

En Bolpros se negocian convenios como el del arroz. Foto EDH/

Pese a que El Salvador cuenta con un convenio de arroz, que establece el mecanismo de comercialización del grano entre productores e industriales, los últimos años diversas gremiales de agricultores han señalado que algunas cláusulas de esta normativa no se están respetando.

De acuerdo con representantes del sector productivo, los últimos dos años han sido de lucha constante, dado que los industriales han dejado de dar importancia a algunos apartados del convenio, entre ellos la fecha para firmar el acuerdo de precio para la compra del grano.

Según lo establece el convenio para la comercialización de arroz granza, en la cláusula 10, el precio de compra / venta del producto se determinará una vez al año en una reunión que debe programarse para el mes de abril, y que la negociación del precio llegará a término el último viernes de ese mes; sin embargo, este apartado no se ha respetado desde el año anterior, y los productores se han visto en la necesidad de ejercer presión para lograr acuerdos.

Por ejemplo, este año gremiales de productores de la zona de La Libertad externaron su preocupación a mediados del mes de julio, y amenazaron con tomar medidas drásticas, ya que la cosecha estaba por salir y aún no se habían sentado a negociar con los empresarios para establecer el precio que se les cancelaría por cada quintal de arroz granza.

http://www.elsalvador.com/articulo/negocios/productores-arroz-bloquearon-entrada-ministerio-agricultura-82557

Esta situación se torna complicada para los agricultores quienes aseguran que al no tener un precio establecido, cuando comienza a salir la cosecha se ven en la necesidad de vender el producto al precio que quiere el empresario y no como a ellos les conviene.

“Esta situación es difícil porque nosotros no tenemos forma de almacenar el arroz y tenemos que venderlo a como sea”, lamentó Ever Ochoa, un productor del departamento de La Libertad.

Sumado a la tardanza que se ha generado en la firma del convenio, los productores afirman que cada año que pasa los industriales quieren pagar menos por el producto y este año no ha sido la excepción.

Los últimos años se ha establecido un precio de $18 por quintal, pero según lo manifiestan los productores, esta temporada se les ha llegado a cancelar entre $14 y $16 por quintal.

“Estamos cerrando la cosecha y han sido contados los productores que recibieron más de $18 por quintal”, dijo el representante de los agricultores.

http://www.elsalvador.com/articulo/negocios/advierten-que-importadores-arroz-tratan-relegar-produccion-local-82736

En este tema el presidente de la Asociación Salvadoreña de Beneficiadores de Arroz (Asalbar), Pedro Menjívar, manifestó que la industria ha procurado mantener los precios de compra al productor local, pese a que el sector no enfrenta su mejor momento.

“Desde 2012 para acá nosotros ya no pudimos subsidiarlos a ellos; nosotros les hemos dado un sobreprecio a los productores, pagamos tres dólares más que todo Centroamérica”, apuntó el representante de la industria.

Según lo apuntó Menjivar, varios empresarios han pagado arriba de los $18 por quintal a los productores, aunque manifestó que han habido casos en los que el precio se ha reducido por factores de calidad.

Tal como lo explicó, el arroz granza debe cumplir con un 3 % de nivel de impureza, 68 % de rendimiento y 18 % de humedad, para que los productores puedan tener los $18 por quintal. Caso contrario, reciben menos de lo que esperan.

Pagos tardíos

Además de la queja por los bajos precios, los productores aseguran que deben esperar para que la industria les liquide su pago.

Según lo comentó el agricultor, el malestar del sector productivo radica en que los industriales se atrasan en los pagos que deben otorgar a los agricultores locales.

De acuerdo con la cláusula 24 del convenio, los industriales, después de recibir el arroz por parte de los productores, tendrán hasta un plazo máximo de 15 días hábiles para hacer efectivo sus pagos.

La principal molestia de los agricultores es que mientras al productor local se le deja de lado esperando por su ganancia, al importar el producto deben hacerlo de contado.

Ante esto el presidente de Asalbar señaló que la industria también cuenta con periodos para poder pagar el arroz importado, y que la situación no es como la plantean los agricultores.

“En primer lugar ellos no conocen los términos que nosotros tenemos de negociación, yo tengo 120 días en Estados Unidos al crédito, pero eso que están diciendo ellos no es cierto, yo tengo facturas y eso no es cierto, aveces por descuido se ha traspapelado una de las liquidaciones, pero no pasa siempre”, aseguró Menjivar.

De acuerdo con el empresario, la Bolsa de Productos y Servicios de El Salvador (Bolpros), se encarga de enviar un reporte al Ministerio de Economía para que este de cuenta sobre los pagos a los productores y poder asignar licencias de importación con cero arancel, por lo que si hay pagos atrasados las autorizaciones son denegadas a los empresarios.

“Yo no puedo pasar como empresario tres meses sin recibir arroz”, aseguró Menjivar.

Tal como lo explicó, el industrial que no ha pagado a los 21 días, pierde contingente, pierde cuota y pierde flujo de compromisos. “No es ganga decir yo me voy a atrasar o por dolo no le voy a pagar al productor, no tiene sentido”, manifestó el representante del sector industrial.

El convenio de comercialización de arroz granza creado en el año 2000 establece que el objetivo principal es que los agricultores tengan certidumbre en el precio, y garantía en el pago oportuno, y que los industriales cuenten con un suministro adecuado de materia de prima nacional.

Las compras que se hacen a través del Convenio son el requisito de desempeño necesario para el establecimiento de la distribución del Contingente creado por el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y la República Dominicana (CAFTA- DR), lo que significa que los industriales participantes tienen derechos adquiridos por las compras históricas para la asignación de las licencias de importación libre de arancel.

Sin embargo, los agricultores han señalado en ocasiones anteriores que los industriales no están comprando el 100 % de la cosecha nacional y pese a ello continúan teniendo accesos a estas licencias.

Aunque el Ministerio de Agricultura es uno de los vigilantes del convenio y ha publicado comunicados de prensa en los que dice conocer sobre la problemática del sector, hasta la fecha, no se han tomado medidas serias para que la normativa se cumpla a cabalidad, de acuerdo con el representante del sector agrícola.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación