Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Prevén caída 10 % en exportación de azúcar este año

El mercado internacional tiene una sobreproducción

La cantidad de productores de caña de azúcar ha crecido en los últimos años. Foto EDH / Archivo

La cosecha de caña de azúcar ha resentido las cuatro sequías del año pues necesita mucha humedad para crecer. | Foto por Archivo.

La cantidad de productores de caña de azúcar ha crecido en los últimos años. Foto EDH / Archivo

Una reducción de 10 % en las exportaciones de azúcar es lo que el sector espera para la cosecha 2013-2014. El sector se encuentra afectado por factores climáticos y sobreoferta en el mercado e inseguridad.

El presidente de la Asociación de Productores de Caña de Azúcar de El Salvador (Asprocaña), Joel David Bonilla, dijo que, según cifras del Consejo Salvadoreño de la Agroindustria Azucarera (Consaa), esa será la reducción para la temporada de cosecha que culmina este mes. Sin embargo, no especificó cuánto se reducirán los ingresos por ventas al extranjero.

Hasta agosto de este año el Banco Central de Reserva (BCR) contabilizó $204.6 millones en exportación de azúcar y artículos de confitería. El monto es cerca de 14 % menos que los $236.7 millones alcanzados hasta el mismo periodo del año pasado.

De acuerdo con el presidente de Asprocaña esta baja en las exportaciones está influenciada por varios factores. Uno de ellos es la sobreoferta en los mercados internacionales, que a su vez ha generado un descenso en los precios del azúcar.

Según explicó Bonilla, hay una fuerte competencia de India, país que ha sacado su zafra a la venta, compitiendo con los países latinoamericanos.

Mientras tanto, en El Salvador también hay un excedente disponible para exportar. El Salvador produjo en esta cosecha cerca de 17 millones de quintales, dijo el líder gremial. Hasta hace unos años era de entre 14 y 15 millones.

Dicho excedente ha debido venderse a bajo precio en el extranjero pues el consumo local también ha disminuido.

Hasta hace un par de años el 50 % del azúcar se destinaba a producción, mientras que ahora el 60% de esos 17 millones debe exportarse pues no es consumido por los salvadoreños.

Joel Bonilla comentó que los ciclos de precios altos en el azúcar suelen durar cerca de cinco años, pero se han estado reduciendo. La sobreproducción de azúcar salvadoreña debe competir en el mercado con la que proviene de otros países de Latinoamérica y Asia.

Por esta situación el quintal de azúcar pasó de cotizarse a $24 hace dos años, a $19 en marzo de 2013, hasta los $15 que ha alcanzado en este periodo. La fuente explicó que como consecuencia los productores de caña experimentan bajas en sus ingresos.

Carlos Acosta Jovel, encargado de riegos y drenajes de el Ingenio La Cabaña, estimó que los productores han perdido entre 5 y 10 % de sus ingresos debido a la reducción de precios en el mercado.

Incremento de producción

El presidente de Asprocaña dijo que parte de la sobreproducción se debe a que muchos agricultores optaron por incursionar en el cultivo de caña luego tener malos resultados en rubros como el café y la ganadería.

De acuerdo con las cifras que proporcionó la superficie cosechada con caña de azúcar ha crecido de 90 mil a 120 mil manzanas en los últimos años. Además calculó en hasta 3 mil la cifra de productores que tiene este sector.

De los productores que ingresaron al sector azúcar muchos lo hicieron atraídos por los altos precios que se ofrecía en el mercado internacional hace dos años.

Como estrategia para evitar una alta sobreproducción, Bonilla dijo que se ha hablado con los productores para evitar que se siembren más manzanas con caña de azúcar.

Por otro lado, Carlos Acosta, del Ingenio La Cabaña, dijo que con la nueva cosecha se espera una leve recuperación de la producción. Según explicó, la sequía y luego una tendencia al fenómeno de La Niña, afectan al crecimiento de los cañales.

Con las lluvias recientes se espera que la producción llegue a 9.75 toneladas métricas (TM) por hectárea, debido a una recuperación tras la sequía. La cosecha 2013-2014 mantuvo un rendimiento de 9.53 TM por hectárea.

Acosta fue uno de los ponentes en un seminario para el sector organizado por Asprocaña. Su intervención giró entorno a los efectos de los fenómenos El Niño y La Niña en la caña de azúcar.

De acuerdo con lo que comentó a El Diario de Hoy, la caña de azúcar es un cultivo que puede ser afectado por la sequía y el exceso de lluvias. Por ello recomendó a los productores la implementación de técnicas de control de agua en el suelo, planes de drenaje y riego programado para hacer frente a los vaivenes del clima.

Según lo que expresó, los sistemas de riego por pronóstico permiten controlar el riego en los cañales de acuerdo con los varios factores ambientales. El costo de estos proyectos ronda entre los $1,400 y $2,000 por hectárea, dependiendo de cuál será la fuente de agua a utilizar, ya sea afluentes o excavaciones.

Propuesta de incentivos

El presidente de Asprocaña dijo que están trabajando con los productores para realizar una propuesta al Consaa con el objetivo de estimular a los productores y proteger sus ingresos.

La iniciativa, que aún está en discusión, es que se reconozca un pago a los productores de azúcar por cada tonelada métrica de bagazo que se destina a procesos de biomasa y cogeneración eléctrica.

Las propuestas son que el ingenio entregue entre $2 y $3 por cada tonelada que se utiliza para generar biomasa.

El dirigente de Asprocaña, explicó que hasta ahora de seis ingenios azucareros que existen en el país, cuatro producen biomasa.

Los detalles de esta iniciativa aún están pendientes de definir. Se espera que la propuesta definitiva se encuentre lista este mes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación