Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

HOTEL LAS FLORES RESORT, SAN MIGUEL

Pioneros en impulsar el Turismo Ecológico

Rodrigo Barraza es un empresario amante de las buenas olas y todo lo que tenga que ver con ellas: surfers, playas, turistas, hoteles, medio ambiente, servicio al cliente, desarrollo local, generación de ingresos, y por supuesto, la sostenibilidad

Rodrigo Barraza, Hotel Las Flores

Rodrigo Barraza, director hotel Las Flores Resort, San Miguel. | Foto por elsalv

Hace 20 años, con una inversión inicial de 7 dólares, Rodrigo Barraza y su socio, Luis Ibarra, compraron el sitio web Punta Mango Surf Trip para ofrecer servicios de operadores logísticos a turistas extranjeros que deseaban encontrar buenas olas para el surf.


Esta decisión llevaría a Rodrigo a conocer a un operador estadounidense de turismo y surf, con el cual deciden, 8 años después, crear el hotel Las Flores Resort, un exclusivo concepto de Turismo Ecológico para surfistas en el oriente del país.


Para conocer más de este exitoso hotel y su concepto de sostenibilidad se entrevistó a Rodrigo Barraza, director de Las Flores Resort.


¿Por qué en el oriente?
Por su estado natural, poco comercializado y único por su ubicación, hay una gran preferencia de los extranjeros por las playas del oriente del país. En un inicio, la gente que iba por ejemplo a la playa Las Flores, tenían que viajar 50 minutos hasta la playa Las Tunas para hospedarse en una habitación.


Ahora hay un boom de surf  en el país, ¿cómo fue en un inicio?
Por ejemplo, El Tunco era un lugar  de extrema pobreza, antes íbamos a surfear ahí, solo había una champita donde doña Juanita que vendía la comida. Cada quien fue buscando su nicho para impulsar el surf ahí y ahora es un polo turístico a nivel nacional.


Asimismo pasó en playa Las Flores, cuando nosotros llegamos no había ni una sola construcción, en la zona habían solo 2 o 3 familias, todos tenían una economía de la pesca, pero poco a poco se fueron diversificando y ha encontrar oportunidades de negocios, por ejemplo, los turistas que llegaban y necesitaban fotos de sus prácticas de surf, hubo alguien que empezó a ofrecer ese servicio y les vendía la sesión por $50; además, todos los turistas querían llevarse un recuerdo de esa playa tan escondida.


¿Cuál ha sido el crecimiento de Las Flores Resort y sus principales dificultades?
Comenzamos en el 2001 con una área de restaurante y cocina juntas, de hecho, ahí mismo lo ocupábamos para dormir todos los empleados. Comenzamos con 6 suites, luego pasamos a 7, con una nueva inversión pasamos a 11, a finales de junio de este año se terminaron las últimas 4, llegando a un total de 15 suites con una capacidad para atender a 46 turistas.


La principal dificultad fue que no logramos conseguir prestamos bancarios en ningún momento por estar frente a la playa.


¿Cómo aplica el concepto de sostenibilidad en su hotel y las playas del país?
Desde que iniciamos Punta Mango siempre quisimos tener una visión de sostenibilidad medio ambiental en el largo plazo para un desarrollo sostenible.


Nuestro referente fue Costa Rica, los surfers escapaban del frío de sus países, pero se encontraban con playas sumamente saturadas. De ahí tomamos ejemplo para establecer un criterio de que por cada “spot” (área específica de una playa para surfear) no se podían tener más de 6 personas. Actualmente en Las Flores tenemos un lineamiento de no más de 16 surfers por spot.


Cuidamos que no todos nuestros 46 clientes sean surfers ya que eso va en detrimento de la misma sostenibilidad de la práctica en la zona.
Otro de los grandes problemas es que la gente bota la basura por cualquier lugar, ese fue el principal reto, en especial las bolsas de plástico y las botellas de plástico.


En Las Flores promovemos la reutilización de las botellas de agua estableciendo oasis para recargar las botellas en cualquier parte del Hotel. Además de eso, hacemos campañas permanentes de recicle y limpieza de playas.


Trabajamos con 2 escuelas de la zona, apoyamos bastante la educación ambiental. La empresa de surf Billabong se ha unido a estos esfuerzos, ellos traen shorts para regalar y además hacen voluntariado de reciclaje y limpieza de playas una vez al año.


Nuestra apuesta es que la zona de las playas de oriente sea una zona de Turismo Ecológico. Queremos darle una identidad a los hoteles de surf de oriente en ese sentido. No queremos que nos pase lo de la bocana de la Costa del Sol, que tiraron una calle que permitió acceso, pero lo que ocasionaron fue que se llenó de ventas de forma desordenada y generó una gran contaminación.


Nosotros gracias a Dios no tenemos una calle buena... si llegan a hacerla queremos que sea en una visión de desarrollo sostenible, queremos que todo sea orientado a un turismo ecológico. Estamos a buen tiempo para que esto pase.


Para que haya más turistas tiene que haber recursos naturales que sufran bajos impactos, si tenemos una playa llena de basura, la playa se hace menos atractiva y todos pierden. Es bien importante entender que la comunidad de la playa Las Flores son los líderes de la zona.

Cuando comenzamos, algunos de ellos se convirtieron en surfeadores, eso facilitó la integración de este proyecto con su comunidad. En estos momentos el 90 % del personal del Hotel son habitantes de la comunidad.


¿Han llegado nuevos hoteles a la zona? ¿Cómo lograr que todos piensen igual?
Nosotros fuimos los primeros en la zona, ahora ya son 7 hoteles en Las Flores y estamos organizados en la Asociación de Hoteles de Surf de Oriente.


Está bien que se vea el desarrollo de la zona, pero todo tiene que ser con el arraigamiento local, que se vea que son proyectos que están arraigados a la zona, no solo a nivel arquitectónico, sino también a nivel cultural.

"Nuestra apuesta es que la zona de las playas de oriente sea una zona de Turismo Ecológico... No queremos que nos pase lo de la bocana de la Costa del Sol (desorden y contaminación)" Rodrigo Barraza, director Las Flores Resort.
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación