Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Se perderán 1,500 Mz. de café por la erupción

El 80 por ciento del café ya se había cortado en la zona

Miles de personas también son afectadas por las pérdidas en el sector cafetalero. Foto EDH/

Miles de personas también son afectadas por las pérdidas en el sector cafetalero. Foto EDH/

Miles de personas también son afectadas por las pérdidas en el sector cafetalero. Foto EDH/

Las fincas de café ubicadas en la parte más alta del volcán Chaparrastique, en las jurisdicciones de Chinameca y San Jorge, San Miguel, así como en cerros de Usulután, son las que podrían tener pérdidas totales del grano de oro si este no es cortado en las próximas dos semanas, según las estimaciones que hace la Asociación Nacional de Cafetaleros de El Salvador y las autoridades del Ministerio de Agricultura (MAG).

Son aproximadamente mil 500 manzanas de cultivo las que están pendientes de que se corte el grano en la parte alta del volcán, es decir, la zona más cercana al cráter. El problema es que los caficultores no pueden arriesgar a los cortadores debido a la cantidad de ceniza que hay en sus fincas y a los gases tóxicos que aún expulsa el Chaparrastique, por lo que es casi seguro que esa parte de la cosecha se pierda.

"Ese café, en las próximas dos semanas, si no se corta se va a perder", dijo Sergio Ticas, presidente de los cafetaleros, para luego agregar que "aparte de eso, pierde su calidad". Sostuvo que sería irresponsable cuantificar pérdidas en este momento. El MAG tampoco lo ha hecho.

Ticas aclaró que hasta antes de la erupción, el 29 de diciembre, ya se había cortado el 80 por ciento de la producción de las fincas cafeteras, y que solo estaba pendiente el 20 por ciento del grano, que equivale a las mil 500 manzanas que podrían perderse. Agregó que son 30 mil manzanas las que se vieron afectadas con la lluvia de ceniza.

Los cafetaleros aseguran que antes de la erupción ya tenían problemas con la roya pero que, con la caída de ceniza, la situación se agravó para ellos y sus cultivos. "Estamos rogando a Dios que no llueva, porque al llover la ceniza se forma un tipo de ácido y nos va afectar en el parque cafetalero", sostuvo.

Pablo Ochoa, Ministro de Agricultura y Ganadería, aseguró que han dispuesto 90 técnicos para hacer un estudio y verificar daños en las zonas afectadas. Agregó que han revisado la tercera parte del terreno dañado, que es un promedio de 10 mil manzanas.

"Realmente donde cayó ceniza es alrededor de 30 mil manzanas, claro, donde hay partes con mucha más ceniza, será él área de mayor preocupación", dijo el titular del MAG.

Sobre la ayuda que brindarán al sector, el MAG aseguró que entregan incentivos por plantar café, que es de 45 centavos de dólar por planta sembrada. Se agrega la segunda entrega de agroquímicos para el control de la roya, además de traer expertos extranjeros para el control de esa plaga.

Otro apoyo anunciado es para los jornaleros o personas que se dedican a la corta de café y ahora desempleados. A ellos les entregarán un bono de protección alimentaria que se dará directamente a los jornaleros que viven cerca de zonas cafetaleras. Ese esfuerzo será en conjunto con el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL).

Otra realidad

María Ginjoume, presidenta de los cafetaleros de Usulután, dijo que la afectación de la ceniza, al menos en su caso, les reducirá el 40 % de la producción que ellos habían estimado. El mayor problema será en la cosecha 2014-2015, porque los cafetos pequeños están recibiendo la ceniza de los que ya dieron su producción, lo cual esta quemando sus plantas.

Aseguró que la pérdida de este año puede que sea poca, aunque para la próxima cosecha rondará el 6 0 % debido a que la planta de café se está quemando. Ginjume dijo que ella plantó 60 manzanas de café y que toda su producción recibió lluvia de ceniza.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación