Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

País cae en el ranking de atracción energía limpia

El país no avanza en el clima de inversión y atracción de proyectos de energía limpia

LaGeo es la única empresa que explota energía geotérmica. Podría invertir más sino fuera por un litigio internacional. foto edh / archivo

LaGeo es la única empresa que explota energía geotérmica. Podría invertir más sino fuera por un litigio internacional. foto edh / archivo

LaGeo es la única empresa que explota energía geotérmica. Podría invertir más sino fuera por un litigio internacional. foto edh / archivo

Mientras las autoridades continúan con una discusión legal en torno al proyecto geotérmico de LaGeo, El Salvador perdió ya dos posiciones en el ranking del clima de inversión y atracción de energía limpia debido al nulo crecimiento y la capacidad de generación instalada, según revela el último informe denominado "Climascopio", que el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Bloomberg New Energy Finance (BNEF) elaboran desde 2012.

En la categoría de "rango propicio", el país se colocó en el puesto 15, mientras que el año pasado se situó en el puesto 13.

"Los principales factores que explican esta disminución fueron la ausencia de un crecimiento significativo en la capacidad instalada de energía limpia o generación", señala el documento.

El país también cayó una posición en la categoría de "inversiones en energía limpia y financiamiento climático", así como en la categoría de negocios de bajo carbono y cadenas de valor".

Se mantuvo igual en la categoría de "actividades de gestión de gases de efecto invernadero".

El informe establece que en 2011 la generación total de energía limpia fue de 1,776 gigavatios por hora (GWh), que la inversión total de energía limpia entre 2006 y 2012 fue de $22 millones en El Salvador, mientras que Nicaragua atrajo $1,500 millones.

El informe recuerda que El Salvador depende en gran medida del fuel oil y diésel para generar energía eléctrica y que ambos representan el 47% de los 1.5 Gigavatios instalados en el país.

Otro 30 % de la energía se genera a través de grandes centrales hidroeléctricas mientras que la energía renovable representa solo la cuarta parte de la generación (23 %) a pesar de que tiene un gran potencial de crecimiento.

Dentro de la energía renovable destaca la energía geotérmica como la de mayor impulso, con una participación del 14 % mientras que la de biomasa y desechos solo representa el 7 % y la de pequeñas centrales hidroeléctricas, el 2 %.

Potencial desperdiciado

Pero a pesar de que El Salvador tiene un gran potencial de generación de energía a través de fuentes renovables como la geotermia, la luz solar y el viento, las inversiones siguen siendo insuficientes para aumentar la capacidad de generación en este rubro.

Solo en el tema de la generación de energía geotérmica, el país sigue enfrascado en una discusión legal en torno a La Geo, la única empresa que explota el calor de la tierra y lo convierte en energía.

Debido a que Cel, a través de Inversiones Energéticas (Ine) se niega a cumplir con la capitalización de todas las acciones de su socio italiano Enel Green Power, ésta última compañía no puede hacer más inversiones en el país y por lo tanto, la capacidad de generación de energía no aumenta.

Solo este caso es, para muchos economistas, un motivo que aleja la inversión de otras compañías que quisieran participar de proyectos de generación de energía renovable.

La misma compañía ha dicho que el país no respeta la seguridad jurídica.

Sobre otras fuentes de generación de energía eléctrica, el Gobierno ha puesto en marcha otros proyectos que aún siguen en proceso de licitación.

Ha sido hasta este año que el Consejo Nacional de Energía, junto a la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (Cel) han iniciado procesos de licitación para construir un parque eólico, un proyecto fotovoltáico y la generación a través de pequeñas centrales hidroeléctricas que podría aumentar la capacidad de generación, pero que aún están en proceso.

El informe destaca el proyecto fotovoltáico, que tendría una capacidad instalada de 14.2 megavatios. La Cel ya recibió la propuesta de tres empresas que están interesadas en construir la central en los terrenos donde está ubicada la central hidroeléctrica 15 de septiembre.

Si el proyecto se concreta, se convertiría en la planta fotovoltáica más grande de Centroamérica.

También está en proceso un parque eólico que sería construido en la ciudad de Metapán, en el departamento de Santa Ana. Este proyecto podría tener una capacidad estimada de 42 megavatios de generación de energía. Sin embargo el tiempo es el peor enemigo del país pues Honduras ya está trabajando de lleno en un proyecto eólico con una capacidad de 49.5 megavatios que se construirá en los próximos meses.

Ranking de la región

Al revisar el ranking de los 26 países evaluados es Brasil el que mejor posición global tuvo según el informe gracias a su liderazgo en los parámetros de líneas de negocios de bajas emisiones de carbono y parámetros de actividades de gestión de gases de efecto invernadero. Este es el segundo año consecutivo en el que Brasil ocupa el primer lugar de Climascopio.

Chile se ubicó en el segundo lugar del ranking, después de Brasil. Según el documento Chile subió tres posiciones desde el año pasado, después de haber más que cuadruplicado la inversión en energías renovables de 2011 a 2012, alcanzando un monto total de $2.1 mil millones.

Nicaragua es el tercer país de Latinoamérica más atractivo para invertir en energía renovable, gracias a "su gran potencial" verde y porque ofrece buenos incentivos para desarrollar y financiar esos negocios, indica el Climascopio.

En 2012, el 36 % de toda la energía que generó Nicaragua procedió de fuentes renovables y entre 2006 y 2012 atrajo capitales por $1,500 millones para energía renovable.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación