Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Se otorgó $367 millones para compra de casas

Créditos otorgados cerca de cifras previas a la crisis

La venta de vivienda usada se mantiene estable. Foto edh

La venta de vivienda usada se mantiene estable. Foto edh

La venta de vivienda usada se mantiene estable. Foto edh

La colocación o venta de vivienda en 2013 cerró con una leve alza cercana al 10 % y con $367 millones otorgados en créditos, según cifras del Banco Central de Reserva.

Si bien 2013 cerró con más de $360 millones otorgados para compra de casas, la cantidad aún es menor al período previo a la crisis financiera mundial. Según mencionó el presidente de CASALCO, Carlos Guerrero, en 2007 se otorgaron alrededor de $600 millones. Con las cifras actuales el país se acerca a los créditos otorgados durante 2008, el año en que inició la crisis.

Aunque el área de construcción no ha crecido, Guerrero ve positivo el crecimiento en la compra de vivienda. "Implica que el inventario se está moviendo", señaló.

En el segmento popular, según cifras reportadas por el Fondo Social para la Vivienda (FSV) el incremento de casi el 10 % corresponden el sector de interés social, cuyos costos se encuentran abajo de los 30 mil dólares.

El gerente de servicio al cliente del Fondo Social para la Vivienda, Carlos Villegas, registró que el año anterior se otorgaron 6,504 créditos para adquisición de vivienda. El monto total del financiamiento llegó a los 94 millones de dólares. "Fue un excelente año", valoró el funcionario.

Con el financiamiento se lograron vender 2,004 casas nuevas, siendo un incremento del 21%. Mientras tanto la venta de unidades habitacionales usadas se mantiene estable, señaló Villegas. El año anterior se vendieron 3,028 casa, alcanzando un leve incremento de 10% respecto a 2012.

La mayoría de las viviendas compradas a través del FSV se encuentran en San Salvador y pertenecen al sector de interés social. Menos del 1 % de las casas sobrepasa el techo de este sector, que es de 29 mil dólares.

El presidente de la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (CASALCO), Carlos Guerrero, opinó que la demanda de vivienda se mantiene estable en los tres sectores. Explicó que los criterios que definen las decisiones de compra en las familias son los servicios básicos, el acceso a fuentes de transporte y la seguridad de los proyectos habitacionales.

Por otro lado, cada sector de vivienda tiene sus propias características como proyectos cerrados para interés social, vivienda de altura (departamentos) para clase media y nuevas urbanizaciones para vivienda de lujo. "Creo que hay demanda real en todos los nichos de mercado", manifestó Guerrero.

Construcción sigue baja

Sin embargo el presidente de CASALCO matizó que la tendencia de ventas no indica una completa recuperación del sector vivienda. "Lo que se ve es un proceso natural de movimiento de inventarios", explicó. A su criterio la venta de casas es el cierre de un "circulo virtuoso" ya que las familias adquieren las unidades habitacionales que fueron construidas en años previos.

Una recuperación completa del sector vivienda incluiría la construcción de nuevos proyectos habitacionales.

Las cifras del Centro de información y estudios de la gremial (CIEC) reflejan un incremento del 11.10 % en los créditos que se otorgaron para adquisición de vivienda en 2013. Según explicó Carlos Guerrero, estos son créditos a corto plazo para comprar. El mismo informe señala un descenso de 28.22 % en los créditos aprobados para la construcción.

Proyecciones

El directivo de CASALCO espera que la tendencia de recuperación se mantenga con nuevas iniciativas para fomentar la adquisición de vivienda.

Durante la campaña presidencial, la gremial obtuvo un "compromiso de palabra" por parte de Salvador Sánchez Cerén para apoyar la Ley de Intereses Preferenciales. Esta normativa implementaría un subsidio a la tasa de interés en los créditos de adquisición de vivienda.

"Pero es un subsidio muy focalizado. Sabemos a quién le vamos a dar el subsidio porque realmente lo amerita", recalcó Guerrero.

El beneficio se aplicaría solo a personas de escasos recursos que deseen créditos para adquirir una vivienda. El presidente de la gremial espera que la aprobación de esta ley sea retomada por el nuevo gobierno para dinamizar la economía y el sector de la construcción.

Por su parte, el FSV proyecta entregar 5,175 créditos por un monto total de $82.9 millones este año. De estos, el 40 % esperan destinarlo a vivienda nueva y el 42.8 % a usadas.

El presidente de CASALCO consideró que estas proyecciones son positivas. "Usualmente el fondo ha estado colocando el 20 % de la cartera general", explicó. De cumplirse el otorgamiento de crédito del FSV, y sumando los aportes del sector privado, "vamos a llegar al final del año otorgando 400 millones en crédito para vivienda".

Carlos Villegas, gerente de servicio al cliente del fondo, comentó que esperan una mayor motivación en la construcción de casas de interés social. Con el aumento al salario mínimo, explicó, el precio máximo para este tipo de vivienda subió a $31 mil, lo cual permite un poco más de libertad para los proyectos que impulsen los constructores.

Más proyectos podrán ser construidos con la confianza de que el FSV financiará la venta de dichas casas. "Al cliente le interesa que su crédito esté aprobado, al constructor le interesa que esa casa tenga cliente. A nosotros nos interesa tener listo ese crédito para ser usado", concluyó.

Para aumentar la colocación de vivienda, el FSV trabajará en mejorar las condiciones de acceso a crédito. Por su parte CASALCO confía en actividades como Expo Vivienda.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación