Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nuevos tributos bajaron la recaudación de impuestos

Cámara de Comercio cree que impuestos han afectado la economía formal y reducido la recaudación tributaria.

Director de impuestos, Alfredo Díaz Barrera

El director de impuestos, Alfredo Díaz Barrera, opinó que la baja en utilidades de empresas "tiene que ver con cualquier cosa menos impuestos".

Mientras el Ministerio de Hacienda señala que en los últimos dos años no pudo cobrar $590 millones en recaudación de impuestos, por varios problemas, entre ellos una menor declaración de rentas; el sector privado alega que los recientes impuestos han dañado la economía.

La Dirección General de Impuestos Internos (DGII) publicó ayer que solo en recaudación de renta se ha dejado de percibir $131.8 millones entre 2014 y 2015.

“Disminuyeron en el período analizado sus utilidades y por tanto tributaron menos... El 53% corresponden a disminución de utilidades de 91 grandes empresas”, explicó el director de la DGII, Alfredo Díaz Barrera.

Al recordarle que el sector privado argumenta que cada nuevo impuesto disminuye las utilidades y la actividad económica, y a la larga impacta en la recaudación de renta, el funcionario respondió que “la razón por la cual las utilidades reportadas han disminuido... puedo decir que tiene que ver con cualquier cosa menos impuestos”.

Sin embargo, dicha postura fue rechazada por el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal), Luis Cardenal, quien recordó que todo impuesto tiene el efecto de desincentivar una actividad económica.

El empresario señaló, por ejemplo, que para reducir algunas actividades nocivas para la salud, como el consumo del alcohol, se suele aplicar más tributos a esos productos.

“Incrementar el costo a la telefonía y telecomunicaciones es un desincentivo porque la gente tiene menos recursos para invertir o gastar en eso”, comentó Cardenal.

El líder gremial dijo que, por un lado, las empresas están reportando menos ganancias y pago de impuestos porque están vendiendo menos. En esa menor demanda estarían influyendo los tributos que el Gobierno ha aprobado en los últimos dos años.

Por otro lado, la creación de todos estos impuestos estaría fomentando el crecimiento del sector informal de la economía. Esto tiene dos consecuencias. “Además de no pagar todos los impuestos que tiene que pagar es una competencia desleal con el sector formal de la economía”, comentó Cardenal.

Esta competencia desleal se debe a que “tenemos a un formal pagando salario mínimo, seguro social, pensiones, vacaciones, aguinaldo, compitiendo con alguien que no tiene todos esos costos en su operación. Les resulta más difícil competir, por lo tanto tiene menos ganancias y paga menos impuestos”, según explicó el empresario.

Para el economista Rafael Lemus la menor declaración de renta de las empresas puede deberse a dos razones. “se debe a que ha bajado la demanda... o es un problema que han estado subiendo los costos por distintas razones y por tanto el margen y las utilidades sean más pequeñas”, explicó.

Lemus no señaló de forma directa una relación entre los nuevos impuestos y las menores utilidades de las empresas, pero recordó que hay un efecto en el consumo. 

“Hoy que (el gobierno) puso el impuesto a las telecomunicaciones. Suponga que al mes sean $4 millones. Esos millones son consumo que la población no va a tener”, comentó.

Impuestos no recibidos

Pese a que el total de impuestos no recibidos es de $590 millones, la Dirección de Impuestos Internos solo pudo encontrar explicación para $375 millones.

Alfredo Díaz achacó a que estos impuestos no se recibieron por la menor declaración de renta, atrasos de la Fiscalía General de la República (FGR) al cobrar moras ya demostradas, un largo proceso administrativo para demostrar que un contribuyente está en mora.

El funcionario además estimó que influye la Corte Suprema de Justicia, en particular la Sala de lo Constitucional, que con algunas sentencias y amparos ha suspendido el cobro de algunos impuestos.

De acuerdo con el director de impuestos, $120.3 millones aún están pendientes de cobro por parte de la FGR o en proceso administrativo. Además, las acciones de la Sala, dijeron, han impedido el cobro de $44.7 millones. 

Ambos datos corresponden al período 2014-2015.

Rafael Lemus criticó que impuestos en proceso administrativo sean considerados como ingresos no recibidos. “Usted no va a depender su recaudación de que eso salga o no salga... No es la lógica. No es válido justificar problemas de la meta de recaudación porque esta fallando el proceso de la judicial o la Corte está amparando”, comentó.

El economista añadió que él, y muchas organizaciones sociales, han señalado varias veces que en realidad el Ministerio de Hacienda es demasiado optimista cuando realiza la proyección de ingresos que espera en el año.

Reformas pendientes

Para el director de impuestos internos, mejorar la recaudación fiscal requiere de algunos cambios en las leyes del país. Estas deben hacerse para mejorar y hacer más ágil el proceso para cobrar moras o para devolver a Hacienda la facultad de cobrar dichas deudas.

Díaz Barrera explicó que cuando existe una mora o deuda es una instancia judicial la que declara que es válida y luego ordena a la FGR que cobre esos impuestos atrasados. Para el funcionario, Hacienda debería tener esa autoridad para agilizar el proceso.

Pero,  Luis Cardenal sostiene que el Gobierno debería enfocarse en una reforma como como el Pacto Fiscal, que  el sector privado sugirió antes de que iniciara la administración Funes. 

Ese pacto fiscal del que se habló entonces incluía puntos de ingresos, gastos, deuda e inversión pública. 

“No pueden decir que aquí lo que hace falta es subir más impuestos, porque todas las veces que entran en problemas fiscales buscan cómo sacar más dinero a la misma gente”, concluyó Cardenal.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación