Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nicaragua aún es competitivo en maquila

Destacan que el país es el más seguro de la región

Nicaragua aún es competitivo en maquila

Hanes es el mayor exportador de El Salvador

Nicaragua aún es competitivo en maquila

Aunque Nicaragua tiene algunas desventajas respecto a los otros países de Centroamérica y el Caribe para atraer inversiones en el sector de zonas francas, fuentes de la industria textil y de confección opinan que el país sí cuenta con ventajas competitivas en relación con el salario que se paga en el istmo. Además, el país sigue siendo el país más seguro y es el que más está creciendo económicamente en la región, de acuerdo con lo publicado por el periódico digital El Nuevo Diario.

El salario mínimo de un trabajador de zona franca en República Dominicana es de $141 mensuales y en Haití de $130, mientras en Nicaragua es de aproximadamente $150.

Sin embargo, en Centroamérica, Nicaragua es el país que tiene el salario mínimo más bajo, pues el de El Salvador es de $210.90 y el de Costa Rica es de $520, el más alto.

"Si bien es cierto que el salario de las zonas francas en Nicaragua es un poco más alto que en estos dos países, a nivel centroamericano tenemos el nivel más bajo, además que somos el país más seguro de la región y el que más está creciendo económicamente, eso nos hace ser más atractivos de cara a los inversionistas", destaca Dean García, director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y Confección.

García sostiene que el país sigue siendo competitivo a pesar de que ya no cuenta con el beneficio de los TPL, un beneficio fiscal que finalizó en diciembre último.

Por su parte, Mario Zelaya, presidente de la Cámara de Zonas Francas de Nicaragua, afirmó que el país ofrece muchas oportunidades para invertir y destacó la excelente relación que existe entre el Gobierno, el sector privado y los trabajadores. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación