Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Modelos para integrar la RSE a la estructura organizacional

Un comité de sostenibilidad es el modelo más recomendado por los expertos en la materia. Cada modelo debe ajustarse a la realidad operativa de la empresa, su tamaño y estructura.  El compromiso de los propietarios es vital.

Para integrar de manera sostenible la Responsabilidad Social (RSE) a la estructura organizacional y al día a día de la gestión operativa, usted deberá tomar en cuenta 4 variables: el tamaño de la empresa; si existen áreas de trabajo o gerencias separadas; si existen jefaturas o subgerencias; y finalmente, evaluar la diversidad y liderazgo de su personal.

La consideración de estas cuatro variables le permitirá evaluar el mismo número de opciones que existen para llevar a la práctica su RSE.

Dueño = RSE
Este es el modelo más ocupado por las micro y pequeñas empresas, se vuelve práctico ya que la magnitud de operación y los recursos disponibles para este tipo de actividades es limitado, por ende, planear, organizar y ejecutar son parte de las funciones del propietario.

Gerencia o Subgerencia
Tradicionalmente, de acuerdo a las gremiales empresariales del país, un empresa mediana se considera entre 50 a 100 empleados, mientras que las grandes van de 101 colaboradores en adelante.

En este tipo de compañías es recurrente encontrar estructuras organizacionales basadas en gerencias o departamentos, lo cual facilita dividir las tareas y el personal en unidades de trabajo como recursos humano, producción, ventas, mercadeo, finanzas y producción, entre otras.

Siguiendo esa misma lógica, muchas organizaciones deciden crear una gerencia de RSE que asume la estrategia y operatividad de todas las actividades relacionas a esta materia. Muchas veces, las empresas que inician en este mundo de la responsabilidad social deciden agregar estas tareas en una de las gerencias ya establecidas, siendo las más recurrentes, RR.HH. y comunicaciones, ya que tradicionalmente las actividades sociales de la empresa requieren de una gran participación del personal y por ende de una buena comunicación.

Las empresas que han alcanzado consolidar un modelo de trabajo y una estrategia sólida de RSE tienden por la figura de una gerencia exclusiva para administrar el trabajo, tradicionalmente se les denomina “gerencia de RSE” o “gerencia de Relaciones Corporativas”. 

Comité de Sostenibilidad

La apuesta más eficiente e integradora es la creación de lo que se conoce como “Comité de Sostenibilidad”, el cual es un equipo multidisciplinario de personas provenientes de diferentes áreas de trabajo de la empresa que tiene como principal objetivo la dirección, la coordinación, articulación y seguimiento de la gestión de la estrategia y proyectos de RSE. 

Entre sus funciones claves se encuentran: dictar los lineamientos de RSE, validar y monitorear las propuestas de mejora continua, especialmente la política y el reporte de sostenibilidad anual.

 El concepto de sostenibilidad fue la principal temática de la tercer semana de la RSE de la Fundación Empresarial para la Acción Social, Fundemas, ya que este concepto es la evolución natural que está teniendo la RSE a nivel internacional.

La sostenibilidad, a diferencia la RSE, implica alinear de manera estratégica todos los esfuerzos de RSE a la operación y a los “drivers” del negocio.

La importancia de esto radica en que esta integración de la RSE permite a la empresa generar una oferta de productos y servicios diferenciada, así como mejorar la productividad y eficiencia de la operación, permitiendo una gestión de riesgos más efectiva con el fin de generar ventajas competitivas ante los competidores locales e internacionales, como la atracción de nuevas inversiones.

Cualquier proceso para darle vida a su RSE en el equipo de trabajo (estructura organizativa) debe ser gradual y de manera estructurada, ya que esto afectará directamente las relaciones actuales de trabajo y las funciones cotidianas de los personas a las que se les delegue esta función.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación