Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Minoristas entran en el mercado del pagó por móvil en Europa

Hay que destacar que grandes firmas como Google y Apple están interesadas en este amplio mercado.

BERLÍN. Los grandes minoristas están desafiando a empresas como Visa, MasterCard y Google en un mercado de pagos a través de teléfonos móviles ferozmente competitivo y en crecimiento que promete cortar los costes de las transacciones e incrementar la lealtad del cliente.

Tiendas como el supermercado británico Tesco y la francesa Auchan esperan que sus "carteras digitales" - aplicaciones que permiten a los usuarios pagar con sus teléfonos inteligentes en vez de con efectivo o tarjetas de crédito - también les ayude a comprender mejor que antes los hábitos de compras de los consumidores y poder dirigir sus anuncios a un público concreto.

Estos minoristas se están uniendo a un mercado ya abarrotado por bancos, compañías de tarjetas de crédito y firmas tecnológicas como Google y Apple y todos están entrando en el negocio de los pagos por móvil, donde cada uno espera que su aplicación se convierta en el referente de la industria. La unidad de pagos PayPal de eBay , bien establecida en el comercio electrónico, también está experimentando con esta tecnología.

Los minoristas esperan atraer a los consumidores a sus propios servicios dando descuentos y premiando a aquellos que los usen, a la vez que asocian los pagos automáticamente a programas de lealtad y ofrecen opciones como guardar listas de compra.

El mercado global de los pagos por móvil se prevé que crezca el triple en 2017 hasta alcanzar un valor de 721,000 millones en transacciones, con más de 450 millones de usuarios, según la firma de estudios de mercado Gartner.

El crecimiento podría beneficiar a los minoristas mientras que la competición entre una multitud de proveedores de pagos debería ayudar a disminuir las tarifas que las tiendas pagan para que se procesen las transacciones - un servicio que actualmente está dominado por los bancos y las firmas Visa y MasterCard.

"Vemos a los comerciantes como los beneficiarios en general de esta tendencia hacia los pagos por móvil", dijo Morgan Stanley, que estima que los minoristas en los países desarrollados gastaron más de 150,000 millones de dólares en aceptar pagos con tarjeta de crédito.

"Los beneficios esperados deberían justificar cualquier incremento en las inversiones requeridas para habilitar la tecnología de pagos por móvil", decía en un informe en enero.

Sin embargo, aún no está claro cómo se desarrollará el mercado de pagos por móvil de minoristas, con las compañías de tarjetas y los banco manteniendo el liderazgo en el procesamiento de pagos incluso si las tarjetas físicas se quedan obsoletas.

Las aplicaciones de los minoristas podrían tener dificultades para despegar puesto que los consumidores aun no están muy dispuestos a usar una variedad de servicios para diferentes tiendas. —REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación