Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Megasequía de EE. UU. amenaza a México

La NASA alerta que en 2060 el territorio mexicano padecerá escasez de agua Advierten que la sequía en EE. UU. podría extenderse por más de una década

La megasequía haría casi imposible la agricultura, incluso a menor escala como hortalizas.

La megasequía haría casi imposible la agricultura, incluso a menor escala como hortalizas.

La megasequía haría casi imposible la agricultura, incluso a menor escala como hortalizas.

CALIFORNIA. La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) elaboró un estudio de proyección de la mayor sequía en California en los últimos mil años, la que obligó esta semana recién pasada a decretar medidas de ahorro de agua sin precedentes, y en las gráficas se observa un mayor deterioro hacia la parte mexicana de la frontera, según destacan periódicos internacionales.

Las sequías en Norteamérica han sido cíclicas y típicamente han durado unos años, –a lo sumo una década–, "pero ahora se proyectan a perdurar 20, 30, incluso 40 años", de acuerdo con el científico de cambio climático Ben Cook, del Centro Espacial Goodard, de la NASA.

La NASA es muy cuidadosa de usar gráficas que muestren la sequía únicamente hasta la frontera estadounidense, sin incluir a México, pero en su estudio de "megasequías proyectadas para el oeste", los modelos elaborados en campo y con ayuda de supercomputadoras proyectan un serio panorama para México.

La agencia espacial presenta dos posibles escenarios, el primero es que la contaminación por dióxido de carbono continúe sin control, y en este caso las gráficas de proyección de megasequías cubren a casi todo el territorio mexicano para alrededor del año 2060.

La otra alternativa es que se controle la contaminación y en ese escenario el impacto a futuro es mayor que el actual.

Impacto en la agricultura

Cook advierte que incluso la segunda opción tendrá un fuerte impacto en la agricultura, pero podría mantenerse la producción. Sin embargo, las megasequías harían casi imposible la agricultura, incluso a menor escala como hortalizas.

El gobernador de California, Jerry Brown, pidió durante dos años a 38 millones de habitantes ahorrar agua, pero la semana pasada finalmente tuvo que girar una orden ejecutiva para ordenar un recorte general del 25 por ciento al consumo.

California cuenta con un delta de grandes ríos en el norte y el río Colorado que comparte con otros seis estados y con el noroeste de México, además de mantos subterráneos y acuíferos naturales que almacenan el agua al derretirse las nevadas en la sierra.

En contraste, Baja California cuenta sólo con parte del agua que recibe México del Colorado, pero aunque la misma sequía afecta a ambos lados de la frontera, la administración del gobernador Francisco Kiko Vega no ha tomado ninguna medida de ahorro de agua.

México recibe 10 % del agua del Colorado que usan los estados del noroeste, principalmente Baja California y Sonora, además de proporcionar agua a 40 millones de estadounidenses, de acuerdo con cálculos de la NASA.

El Experimento de Recuperación Gravitacional y Climática de la NASA, de diciembre de 2004 a noviembre de 2013, demostró que el Colorado ha perdido nivel debido a las sequías.

La NASA advirtió que 75 % de la pérdida de agua en el Colorado se registra en la parte subterránea, lo que significa mayor riesgo para los estados que comparten su agua. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación