Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Maryland se vistió del azul y blanco de los salvadoreños

Escucharon a sus artistas favoritos y compartieron comida típica salvadoreña en familia. Se reconoció la labor de empresarios salvadoreños y profesionales que han salido adelante 

Cientos de salvadoreños asistieron al Festival Salvadoreñisimo para celebrar las fiestas de Independencia.

Cientos de salvadoreños asistieron al Festival Salvadoreñisimo para celebrar las fiestas de Independencia. | Foto por Cortesía

Cientos de salvadoreños asistieron al Festival Salvadoreñisimo para celebrar las fiestas de Independencia.

Miles de compatriotas se agruparon ayer desde el mediodía en el Campo de Ferias del condado de Montgomery en la ciudad de Gaithersburg, Maryland, donde hubo un derroche de música salvadoreña, venta de carnitas, platos típicos y, sobre todo, el espacio para interactuar con sus intérpretes nacionales y hasta figuras de la política y del mundo empresarial.

Fue una jornada que pintó la planicie con los colores de El Salvador y donde las fronteras se diluyeron para conectarse como una sola nación dentro o fuera del país, como matizó el empresario Carlos Calleja, quien tras ser reconocido como “Empresario del Año” interactuó con salvadoreños que se acercaban al stand de Súper Selectos instalado en el recinto ferial.

Los millares de compatriotas no despejan la mirada del escenario que vio pasar a las figuras de la farándula nacional, para disfrutar de un variado menú que incluyó puntos desde comedia ácida como la Tenchis, hasta Marito Rivera y su grupo Bravo que es una constante en estas fiestas de los salvadoreños en Estados Unidos.

Y si de menú se habla, las carnitas asadas, la venta de elotes locos, el mango picado y otro sinfín de golosinas que recuerdan los campos de ferias en El Salvador fueron un remanso para los compatriotas que llegan a esta actividad procedentes de distintos puntos del Área Metropolitana de Washington.

Édgar Alvarado, quien lució feliz y ataviado con su camisa azul y blanco, es uno de los clientes asiduos de este tipo de festivales que le reencuentran con el país a la distancia. “Es mi día libre y uno viene a pasar un buen rato aquí, siempre se encuentra a más de algún amigo y conocidos y luego a empezar otra vez la semana de puro trabajo”, comentó este salvadoreño residente en Virginia, mientras espera en la cola por una carne asada de un conocido restaurante salvadoreño ubicado en Maryland.

Las intermitencias de esta actividad estaban dadas para hacer entregas de reconocimientos como el otorgado al empresario Carlos Calleja, de Súper Selectos, pero también al alcalde migueleño y otras reconocidas figuras del mundo empresarial de la comunidad salvadoreña en la región de la capital nacional de Estados Unidos.

La empresaria salvadoreña Dora Escobar, quien ha destacado por su espíritu emprendedor y el alcance de sus negocios con servicio a la comunidad desde las clásicas pupuserías hasta envío de remesas con su marca que vale oro “La Chiquita Express”, recibió también una placa como salvadoreña destacada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación