Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Irán busca $80 mil millones para refinar crudo y ampliar producción

La nación islámica busca seducir a la industria petro química para que inviertan tras un acuerdo con EE.UU.

El barril de crudo de Texas ha llegado a su precio más bajo en los últimos doce años.

El barril de crudo de Texas ha llegado a su precio más bajo en los últimos doce años. | Foto por EDH/ ARCHIVO

El barril de crudo de Texas ha llegado a su precio más bajo en los últimos doce años.

TEHERÁN. Irán volvió ayer, por tercera vez en menos de un mes, a exhibir ante un atento auditorio de inversores internacionales las “excelentes” oportunidades para la inversión que ofrece en el sector de los hidrocarburos y la industria petroquímica ante la inminencia de la “era postsanciones”. 

La 12 edición del Foro Petroquímico de Irán (FPI) se convirtió en el nuevo escenario en el que las autoridades iraníes, por un lado, y las más grandes compañías petroleras y de ingeniería del mundo, por el otro, interpretaron de nuevo una escena de seducción mutua ambientada e impulsada por la previsible entrada en vigor del acuerdo nuclear con Estados Unidos.

El pacto volverá a poner al país asiático en los mercados mundiales sin barreras.

Durante la inauguración de la cita, que se prolongará los dos próximos días, los ministros de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif; y de Petróleo, Bijan Zangané; así como el vicepresidente, Eshaq Jahangirí y los más altos funcionarios de la industria petroquímica local.

Abás Sharí, viceministro de Petróleo y presidente de la Compañía Nacional Petroquímica iraní arrancó con la retahíla de bondades que Irán ofrece al inversor, como su estabilidad política y legal, las enormes reservas de hidrocarburos que atesora, su mano de obra joven y bien educada, su gran mercado interno y su suficiencia en cuestiones de ingeniería y técnica.

Sharí apuntó que el objetivo de Irán en la industria petroquímica es añadir cada vez más valor a sus exportaciones y evitar la venta de crudo sin refinar y otras materias primas para poder procesarlas e industrializarlas en el país.

En concreto, Irán pretende atraer unos 80,000 millones de dólares para multiplicar su producción actual de 60 millones de toneladas al año actuales a 180 millones de toneladas para 2025.

Por su parte, Zarif recordó a los inversores que Irán está entrando en “un período especial” y les pidió que aprovechen para “familiarizarse” con el país con vistas a relanzar “su industria en un futuro inmediato”.

La enorme presencia de delegaciones internacionales en la reunión, con unas 150 empresas presentes provenientes de 25 países distintos, en su mayoría europeos, un 120 % más respecto a la edición del foro del año pasado, fue síntoma del creciente interés y el evidente atractivo de Irán para esta industria.

Sin embargo, un cierto halo de inseguridad y los resquemores sobre el definitivo fin de las sanciones sobre el país marcó su participación.

Según confesaron varios de los invitados, que declinaron dar su nombre y el de su empresa, sin sanciones, Irán ofrece muchas y “magníficas” opciones, si bien aún es necesario esperar.

“Con el fin de las sanciones Irán puede ser de nuevo un país normal en el que invertir. En principio es una opción apetitosa, pero hay que ver qué otras cuestiones hay que sortear, como la legislación, las modalidades de inversión”, dijo a Efe un participante holandés. -EFE 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación