Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Luis Álvarez Prunera

“La inseguridad es un verdadero flagelo para los negocios”

El presidente del grupo AGRISAL advierte que las empresas no pueden continuar desarrollándose porque enfrentan serios problemas de inseguridad que el Gobierno no ha logrado controlar.

Luis Alvarez Prunera

Luis Álvarez Prunera, presidente de Grupo Agrisal. | Foto por Foto EDH CortesÌa

Managua, 29 enero de 2015.

Contundentes y precisas son las palabras que mejor definen las respuestas de Luis Álvarez Prunera, presidente del Grupo AGRISAL, a una serie de preguntas que El Diario de Hoy le realizó, vía correo electrónico, en donde el ejecutivo advierte que El Salvador se está quedando rezagado con respecto al resto de la región, en materia de competitividad; señala que es alarmante el nivel de inseguridad y las extorsiones que el Estado no logra controlar; y plantea que es urgente promover políticas públicas y un plan de nación que impulsen la inversión, fomenten la certeza jurídica y eliminen los trámites engorrosos en las instituciones estatales. Aquí su diagnóstico del país:

¿Cómo ve las perspectivas de crecimiento económico para 2016?

Como salvadoreños tenemos la convicción que nuestro país tiene un enorme potencial de inversión, como empresarios también sabemos interpretar nuestro entorno y esto nos ha permitido mantenernos en períodos difíciles y lograr estabilidad a largo plazo. 

Pero también estamos conscientes que se necesita impulsar una política de Estado que propicie condiciones para estimular la inversión privada, la estabilidad jurídica, que se implemente un plan de modernización de la infraestructura de carreteras, puertos aeropuertos, para estimular la economía.

Debemos generar las condiciones de certeza y seguridad jurídica, para que nuestro país sea considerado atractivo. En su reciente informe La CEPAL indicó que el país tendrá un crecimiento del 2.4 % similar al de años anteriores, debemos poner atención a esto porque seguimos siendo el país de menor crecimiento de Centroamérica.

Como empresarios podemos contribuir a generar más empleos, podemos invertir localmente, pero si no hay un plan de nación para los próximos años que facilite una adecuada coordinación pública y privada y que promueva el desarrollo de país con una visión integral, la situación económica del país no avanzará y ya nos estamos quedando rezagados para competir con el resto del mundo. 

Y el clima de negocios ¿cómo lo ve?

El clima de negocios de un país se construye, se estimula cada día con acciones claras, a fin de incentivar a nacionales y extranjeros para invertir. Mejorar el clima de inversión es clave para que exista mayor crecimiento económico.

Como le manifestaba anteriormente, un componente importante está dictado por las leyes que nos rigen y por el entorno que vivimos y ambos están complicados; no hay claridad en el cumplimiento de las leyes de país, Estado de derecho, servicios públicos deficientes, engorrosos trámites y permisos. La falta de una política de Estado, como le mencionaba, es clave para estimular el crecimiento y la atracción de inversiones.

Adicional a eso el componente de inseguridad, el mal servicio del transporte público, desorden vial, calles en mal estado, la burocracia en las aduanas.

¿Cómo afecta a la gran empresa el tema de inseguridad nacional?

Es un verdadero flagelo para los negocios, afecta a los empleados que son el motor de las empresas, al afectar a la población afecta sus familias, la gente está preocupada, le cuesta concentrarse por sus problemas porque está pensando en su seguridad personal y la de sus seres queridos.

Todos los empresarios pequeños, medianos y grandes están sufriendo, no pueden desarrollarse si están siendo extorsionados. Este tema es una responsabilidad del Estado que no logra controlar, el crecimiento de homicidios es alarmante y el Estado es el responsable de garantizar la seguridad de cada ciudadano salvadoreño.

Hasta el día de hoy los planes y políticas para combatir la grave situación de seguridad en nuestro país, no se han traducido en resultados efectivos que reduzcan este problema.

¿Qué debe hacerse en el país para que haya mayor competitividad?

Un diálogo franco y acuerdo de país entre el Estado, la empresa privada y la cooperación internacional. Alinear la inversión pública, desarrollar un plan de nación a largo plazo, atender las necesidades de educación y salud.

Presupuesto adecuado al gasto, endeudamiento de país adecuado, un marco legal en el cual los empresarios se puedan sentir con seguridad jurídica para invertir sus recursos, que se promuevan la inversiones locales e internacionales. La matriz energética no tiene la atención debida, se debe alcanzar un balance que permita cubrir la demanda y bajar los costos. El café y el azúcar han dejado de ser los principales productos por exportar, estamos dependiendo mucho solo de las remesas, estamos limitados en la calidad de los productos que podemos ofrecer hacia afuera, por falta de claridad y prioridades del Estado. Se debe fijar una ruta clara que nos impulse a desarrollar y crecer.

¿A nivel regional cómo se percibe a El Salvador, sobre todo porque hemos perdido terreno ante nuestros vecinos de Centroamérica?

Como país se nos percibe con un país laborioso. El Salvador ha sido históricamente un motor en la región, ejemplo de trabajo, tenacidad, éxito; desafortunadamente nos hemos quedado atrás desde la época del conflicto, donde nuestra política se impuso y nos convertimos en una economía en crecimiento.

Ahora estamos en una realidad poco creativa, nos hemos convertido en dependientes de las remesas familiares como le decía anteriormente, somos consumistas, no hay programas que estimulen la producción local, que estimulen el ahorro, el crecimiento financiero.

La conectividad y el buen estado de las carreteras ha quedado rezagada, las carreteras interdepartamentales, las calles de San Salvador, aunque se han desarrollado obras nuevas no se ordena la ciudad, no se renueva la infraestructura importante, todo el tema de vías y transporte público no forma parte de un plan integral de un programa de mejoramiento vial. Las aduanas es un tema que urge darle atención.

La previsión de crecimiento para Centroamérica, como región, es del 3.9 %, pero con claras diferencias entre países. A la cola se encuentra El Salvador para 2016. 

Panamá vuelve a liderar el avance en el Istmo, con un 6 % de crecimiento para 2015 y una proyección del 6.3 % para 2016. Todos los demás países de C.A. crecerán entre un 4 y un 3 %, ¿qué debemos hacer para impulsar nuestra economía en la región? Debe haber coherencia, certeza, Los espacios de diálogo que actualmente existen son necesarios y deben fortalecerse, pero sobre todo se debe actuar.

En otro tema, ¿qué posibilidades de desarrollo observa con Fomilenio II?

Esta es una cooperación de los Estados Unidos que nos va a traer beneficio y desarrollo en las zonas donde se inviertan esos recursos, debemos ser muy cuidadosos para que estos recursos se traduzcan en una inversión eficiente, que sean bien administrados.

Esperamos que los municipios y alcaldías, empresa privada e inversionistas de la zona se organicen, para que puedan construir un polo de desarrollo sostenible en los rubros de turismo, gastronomía, servicios.

Es sumamente importante dotar de las herramientas, capacitar a los que emprendan negocios, educar a los pequeños empresarios para que podamos ofrecer servicios con altos estándares de calidad.

¿Y con la Alianza para la Prosperidad?

Puede ser otra buena cooperación de Estados Unidos que es nuestro principal aliado en temas económicos y sociales, pero muchas veces no somos diligentes en recibir estos apoyos, por la actitud de algunos legisladores en insistir en pasar leyes que no van acorde con los requerimientos que está exigiendo el mundo.

En todos los países en América Latina, no nos vayamos lejos: Guatemala, están mostrando que los ciudadanos queremos cuentas claras, transparencia y debemos dar un paso al frente en ese sentido.

¿Cuáles son las inversiones que AGRISAL tienen planeadas para el corto y mediano plazo?

Seguimos innovando y generando nuevas oportunidades en El Salvador y la región. Este 2015 hemos renovado la identidad del Grupo AGRISAL con el objetivo de reafirmar que el grupo está consolidando la ruta que se había propuesto: la regionalización y el fortalecimiento y evolución de los negocios locales. 

Tenemos presencia en El Salvador, Costa Rica, Panamá Honduras y Nicaragua: ocho hoteles, cinco países en Centroamérica, más de 1,000 habitaciones.

La industria hotelera a nivel regional está en constante crecimiento, por eso vemos mucho potencial en el mercado y en especial en este 2016 vamos a desarrollar el proyecto de ampliación de nuestro centro de convenciones del Crowne Plaza con una inversión de $5.6 millones para atender unas 4,000 personas.

AGRISAL Hoteles la unidad de negocios del grupo corporativo, está analizando la posibilidad de nuevos mercados con el objetivo de continuar expandiendo sus operaciones en la región.

En AGRISAL inmobiliario operamos más de 300 mil metros cuadrados de centros comerciales y de oficinas en la región, por donde pasan casi 2 millones de personas al mes. Seguimos abriendo espacios para oportunidades. Nuestros desarrollos son iconos de arquitectura y modernidad: World Trade Center San Salvador, Plaza Mundo y Plaza Tempo en Costa Rica

Nos hemos consolidado en el desarrollo del mercado de espacios para oficinas, con el concepto de “Complejos de Usos Mixtos”, debido a que los usuarios buscan una conveniente conectividad que ofrece todo en un solo lugar: entretenimiento, negocios, alojamiento y seguridad. 

Nuestro Complejo World Trade Center San Salvador (WTCSS) ha transformado la manera de hacer negocios en el país. Su amplia oferta permite comodidad y eficiencia en un mismo lugar. Nuestro portafolio de negocios está compuesto en un 60 % comercio y un 40 % oficinas. 

Buscamos invertir en proyectos que le cambian el rostro a la ciudad y la vida a la comunidad. Por eso el Grupo AGRISAL a través de AGRISAL Inmobiliario va a desarrollar en 2016 un nuevo proyecto: la construcción de un nuevo edificio que ampliará su oferta de oficinas corporativas en nuestro WTC, ubicado en una de las zonas de mayor actividad económica de la capital, el edificio de oficinas QUATTRO. Con este proyecto se estarán generando 800 nuevos empleos permanentes, que sumados a los que tienen actualmente el WTCSS totalizarán 4,000 empleos directos con los que contribuiremos a la economía local.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación