Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Industriales piden real combate a la delincuencia

Empresarios solicitan al Gobierno que explique cuál será su política de combate al crimen para este quinquenio

Las empresas pierden competitividad al tener grandes gastos en seguridad, señalaron los industriales. foto EDH/ Archivo

Las empresas pierden competitividad al tener grandes gastos en seguridad, señalaron los industriales. foto EDH/ Archivo

Las empresas pierden competitividad al tener grandes gastos en seguridad, señalaron los industriales. foto EDH/ Archivo

La Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) criticó ayer, fuertemente, las pocas acciones concretas que el actual Gobierno está tomando en el combate contra la delincuencia, pidió que de una vez por todas se tome el toro por los cuernos y se deje de teorizar tanto el tema.

Además, señalaron que en las últimas semanas solo se ha hablado de diálogo y de la nueva tregua entre pandillas, sin enfocarse en la persecución del delito.

Javier Simán, presidente de la gremial, reiteró la posición gremial cuando esta semana calificaron las propuestas del Consejo de Seguridad de "una lista a Santa Claus".

El industrial dijo que "las propuestas... son muy válidas y están bastante orientadas a temas de prevención... es importante, pero no hemos visto nada en lo que respecta al tema de combate de la delincuencia", enfatizó.

De acuerdo con Simán, las propuestas del Consejo aún no han sido revisadas para definir cuáles opciones se pueden implementar o financiar. Asimismo, recalcó que todas las propuestas gubernamentales están encaminadas a la prevención, sin que el Gobierno haya anunciado planes enfocados en el combate directo a la delincuencia.

"Lo único que oímos es diálogo y tregua... empieza a sonar igual que el primer gobierno del FMLN, queremos acciones concretas que combatan de verdad esto que es un problema grave", recalcó el líder gremial. En ese sentido, exigió a las autoridades que expliquen claramente cuál es la política de combate a la delincuencia.

En el ámbito económico, Javier Simán insistió que la inseguridad física y la delincuencia detienen las grandes y pequeñas inversiones en el país. "Cuando hay un clima de inseguridad, cuando hay un clima de violencia... el salvadoreño esta un poquito más reacio a arriesgar su capital e invertir", explicó.

Las palabras del industrial fueron la apertura de un foro realizado en la Universidad Salvadoreña Alberto Masferrer, titulado La industria y la economía salvadoreña.

Durante el evento Doris de Rivera, gerente de inteligencia industrial de la gremial, recordó que a mediados de enero pasado la revista especializada en crimen organizado Insight Crime declaró a El Salvador como el país más violento del mundo.

La representante de la ASI recordó que la tasa de homicidios en el país es de 68 por cada 100 mil habitantes.

Por otro lado, en agosto del año pasado la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET) publicó que en un plazo de cinco años fueron robados 1.6 millones de celulares, lo que equivale a 800 robos por día.

Este tipo de situaciones afecta sobre todo a los ciudadanos, dijo Doris de Rivera. En su intervención se refirió a las innumerables anécdotas que familiares, amigos y compañeros de trabajo comparten sobre el tema de delincuencia.

Desde un punto de vista económico, la inseguridad reduce la competitividad de las empresas salvadoreñas frente a nuestros vecinos, como Costa Rica, señaló de Rivera. "La cantidad de agentes de seguridad, de GPS y de los convoy que salen desde la empresa hasta las fronteras o puertos son costos que otras empresas y países vecinos no tienen", se quejó.

También enfatizó que la criminalidad, junto con la reducción de otros indicadores económicos, nos deja "fuera del mapa" de la inversión extranjera.

"Se invierten más de 30 mil millones de dólares en la región, el problema es que El Salvador no es visible para los inversionistas, por temas de seguridad, por estos indicadores, por bajo crecimiento", expresó.

Evaluación de seguridad

En el último reporte global de competitividad, publicado por el Foro Económico Mundial, la criminalidad fue señalada como el principal problema para hacer negocios en El Salvador. Dicho informe se realizó en base a encuestas con empresarios locales, de los cuales el 24.7 % consideró que la delincuencia es el mayor obstáculo para la actividad económica.

Al entrar en detalles, de un total de 144 países evaluados, El Salvador se ubicó en la posición 143 en el impacto del crimen organizado, una de las peores calificaciones. En el costo de la violencia sobre los negocios se obtuvo el puesto 136, mientras que en confianza de los servicios policiales se llegó a la posición 96.

Otros aspectos que se ubicaron entre los principales problemas para hacer negocios fueron la burocracia y la inestabilidad en las políticas. En conjunto, esto refleja una desconfianza en la eficiencia de las instituciones para hacer frente a la criminalidad y mantener reglas claras para la actividad económica.

Desempeño industrial

Pese al impacto de la inseguridad, los representantes de la ASI hicieron un llamado a los estudiantes de la USAM a que busquen capacitarse e integrarse en el aparato productivo, ya sea en las industrias actuales o iniciando un emprendimiento.

Doris de Rivera señaló que de bachillerato se gradúan alrededor de 20,000 jóvenes, cada año, mientras que el sector industrial solo incorporó 1,968 empleados más en 2014.

La representante de la ASI animó a los jóvenes a destacar en su formación académica para lograr una plaza en las empresas.

Por otro lado, dijo que las industrias nacionales hacen un esfuerzo para mantener su crecimiento en la producción y el empleo.

Destacó que el sector textil está diversificando sus productos, produciendo y exportando ropa íntima, prendas especiales para el deporte y temperaturas de invierno.

Solo en calcetines, indicó, se alcanzó una exportación de $170 millones el año recién pasado. Adicionalmente, rubros como los alimentos lograron $52 millones en exportación de jugos y $71 millones en bebidas carbonatadas.

El Banco Central de Reserva destacó, a finales de 2014, que las exportaciones se redujeron en $218 millones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación