Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

IICA: incidencia de la agricultura familiar en el país es baja

Ganaderos y agricultores preocupados por la sequía

Los recursos provienen del Programa Mundial para la Agricultura y la Seguridad Alimentaria.

El 40 % de la producción agrícola de El Salvador se da a través de la Agricultura Familiar y es la más baja de Centroamérica, de acuerdo con un informe sobre las políticas para la agricultura elaborado por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

Según este documento, la agricultura familiar, entendida como la que se genera por cuenta propia entre pequeños trabajadores, en Honduras y Panamá, supera el 50% de la producción agrícola total, mientras que en Costa Rica es del 43 % y en El Salvador, del 40 %.

Estos datos se dan a pesar de que el Gobierno ha implementado desde hace más de cinco años un programa de entrega de semilla a familias pobres en municipios claves del país.

Durante una conferencia internacional, que finalizó ayer en Santiago de Chile, líderes del sector público, académicos y técnicos coinciden en que para fortalecer la agricultura familiar de América Latina y el Caribe (ALC) urgen políticas que respondan a la realidad rural e incluyan en las decisiones la participación campesina, en especial de mujeres y jóvenes.

"La agricultura debe proveer incentivos a la gente joven para que se mantenga en sus comunidades, debemos enseñarle a nuestros jóvenes a amar el campo y hacer de la agricultura familiar una actividad más competitiva, eficiente, sustentable e inclusiva", dijo el director del IICA, Víctor M. Villalobos.

En El Salvador, algunas de las políticas implementadas por el Gobierno son la entrega de incentivos agrícolas a centros de desarrollo productivo de las cadenas de granos básicos y lácteos así como la implementación del Programa especial para la seguridad alimentaria, entre otros.

Antonio Prado, secretario ejecutivo adjunto de la CEPAL agregó que el sector agrícola se enfrenta a grandes retos, como generar políticas viables en un contexto de transformación productiva que faciliten y promuevan el desarrollo de los agricultores.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación