Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hacienda analiza eliminar las pensiones de por vida en AFP

Pidió a los 130 mil pensionados y futuros jubilados que "se asimilen a las circunstancias"

El ministro llegó ayer a la comisión de Hacienda de la Asamblea Legislativa a explicar los salarios de la IAIP. Foto EDH / jorge reyes

El ministro llegó ayer a la comisión de Hacienda de la Asamblea Legislativa a explicar los salarios de la IAIP. Foto EDH / jorge reyes

El ministro llegó ayer a la comisión de Hacienda de la Asamblea Legislativa a explicar los salarios de la IAIP. Foto EDH / jorge reyes

Si usted fue favorecido con el decreto 100 de 2006, que permitió a los jubilados recibir una pensión hasta el fin de sus días, podría perder ese beneficio debido a las reformas que estudia el Ministerio de Hacienda.

El ministro Carlos Cáceres confirmó ayer que este decreto podría ser derogado. El objetivo de tal medida sería que más de 130 mil personas, entre actuales y futuros jubilados con el nuevo sistema previsional, reciban pensión de acuerdo con lo que hayan reunido en sus cuentas individuales y no para toda la vida.

Este polémico decreto, impulsado en el gobierno del expresidente Elías Antonio Saca, dividió a los "optados" (que optaron por el nuevo sistema) en dos grupos y les dio diferentes beneficios.

Los que quedaron fuera de esta ley (unas 13 mil personas) deben recibir una pensión calculada de acuerdo a lo que ahorraron en su cuenta, divido por los años de expectativa de vida. Cuando se les acabe, el Gobierno les dará una pensión mínima de $207.

Pero para quienes se acogieron al decreto y se jubilaron a partir del 23 de septiembre de 2006 (unas 130 mil personas) se estableció que recibirían una pensión fija de por vida.

Esta diferencia hizo que un grupo de jubilados reunidos en la Asociación de Pensionados del Sistema de Ahorro para Pensiones (APSAP) exigiera a la Asamblea Legislativa que se les incluya en el decreto y que también se les dé una pensión vitalicia.

Pero el ministro Cáceres dijo ayer que, tras estudiar el caso, lo más conveniente sería derogar el decreto de pensión vitalicia. "La solución del problema está en derogar el decreto 100 y volver a todos (a que reciban) lo que tienen en su cuenta de ahorros", dijo el funcionario ayer, en la comisión de Hacienda de la Asamblea Legislativa, a la que fue invitado para explicar el presupuesto del Instituto de Acceso a la Información Pública.

Según un estudio sobre las pensiones en el que Hacienda trabaja junto con otras instituciones, este decreto 100 le ha costado al Gobierno $6,000 millones, un monto que debe financiarse con impuestos de los salvadoreños.

"El regalo del presidente Saca costó $6,000 millones traído al valor actual", agregó.

Y, por el otro lado, si el Gobierno hiciera caso de las peticiones de este grupo de jubilados que exige una pensión vitalicia, el Estado tendría que desembolsar $578 millones aproximadamente, dinero que Cáceres dijo no tener. "Lo que ellos piden costaría $578 millones", reiteró.

Cáceres le pidió a los diputados que desestimen la petición de los 13 mil jubilados que quieren una pensión vitalicia porque si se cumpliera esto sería "un regalo", afirmó.

"Es más, la propuesta que estamos generando es que los 130 mil se asimilen (adapten) a las circunstancias de ellos".

Otras reformas

Derogar el decreto 100 aún no es definitivo, pues tendría que ser incluido en un estudio integral de reforma a las pensiones que ya está en Casa Presidencial y que, según el ministro Cáceres, podría ser divulgado en los próximos meses.

En este estudio las autoridades consideran, además, modificar los años de cotización, los años de jubilación y el porcentaje que se descuenta cada mes a los empleados.

El tema es tan delicado que el estudio ha tardado varios meses en salir a la luz pública.

El mismo Cáceres reconoce que debe tratarse con total cuidado y que no debe politizarse. Sugirió, incluso, que esto se analice como un acuerdo de partidos porque "esto es lo más delicado que tiene el país", aseguró.

"Algunos diputados me preguntan si el estudio que traigo va a aumentar los beneficios. Pues no, tristemente no. Hay que ajustar las pensiones desde ya", dijo el funcionario.

En otras ocasiones el superintendente adjunto de Pensiones, Omar Iván Martínez, también ha dicho al respecto que "la medicina no le gustará a nadie", lo que hace pensar que las noticias no serán buenas ni las más felices.

Según Cáceres, las pensiones le generan al Estado un gasto que representa el 11 % del Producto Interno Bruto, por lo que urge de una reforma que desahogue las finanzas públicas.

Cada día se pagan $1.1 millones diarios, según los cálculos que hacía en su momento el expresidente del Banco Central de Reserva, Carlos Acevedo. En este estudio también hay ideas aportadas por los representantes de las principales Administradoras de Pensiones, las cuales están a favor de que las reformas al sistema se discutan desde ya.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación