Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Grupo Calvo invierte $140 Mlls. en 10 años

Calvo, especializado en producción de atún, llegó a El Salvador en 2003

En la planta atunera del Grupo Calvo, ubicada en el departamento de La Unión, trabajan unas 1,200 personas. foto edh / archivo

En la planta atunera del Grupo Calvo, ubicada en el departamento de La Unión, trabajan unas 1,200 personas. foto edh / archivo

En la planta atunera del Grupo Calvo, ubicada en el departamento de La Unión, trabajan unas 1,200 personas. foto edh / archivo

Hace 10 años, el Grupo Calvo, especializado en captura, producción y venta de conservas de pescado, colocó su bandera en suelo salvadoreño. Desde entonces, la firma española no ha parado de pescar éxitos en el mercado local, en donde ha invertido alrededor de 140 millones de dólares.

"Hemos trabajado con diferentes gobiernos y con todas las gremiales, quienes nos han apoyado en un ciento por ciento, dijo Miguel Peñalva, director general del Grupo Calvo.

Sin embargo, considera que el país aún tiene muchos retos por superar, como los costos energéticos y la seguridad ciudadana. "Pero creemos que es un país donde hay muchas oportunidades de inversión", expresó.

El año pasado Calvo logró exportar a todos sus destinos un total (a todos los mercados) de 28 mil toneladas de atún, representado un 15 por ciento de crecimiento, frente al ejercicio anterior.

Ese mismo año, la explotación de lomos, conservas, harina y pescado alcanzó los 113 millones de dólares.

Un 75% de sus productos es enviado al mercado europeo y el resto a Centroamérica, Estados Unidos, Canadá y algunos países de Suramérica, como Colombia y Brasil.

Después del mercado europeo, el segundo de mayor importancia es la región centroamericana —incluyendo Panamá—, en donde vendió seis mil toneladas de pescado, que equivalen a unas 30 millones de latas, aseguró Peñalva.

En la región, los ventas más exitosas ocurren en El Salvador, Costa Rica, Honduras y Nicaragua, mercados en donde la expectativa de crecimiento en ventas de conserva es muy positiva.

"La apuesta de Calvo es seguir penetrando en la región centroamericana y explorar nuevos mercados suramericanos", comentó.

La proyección de inversión para este año ronda los ocho millones de dólares, para todas las sociedades (ver recuadro). La inversión incluirá más líneas de producción, de esterilización, compra de nueva maquinaria para los barcos y ampliación en la planta de tratamiento, entre otros.

Una de las líneas que se proyecta ampliar es la de limpieza de pescado. Pero en total, las áreas adicionales generarían entre 80 a 100 nuevos puestos de trabajo.

La ampliación de las líneas de producción significa una muy buena noticia porque eso representa la generación de nuevos empleos. La tendencia de Calvo será más a las líneas de enlatado que a la producción de lomos, pues de esa forma asegurará la exportación con valor agregado.

La ampliación a su vez permitirá que el grupo alcance una producción de entre 35 mil a 40 mil toneladas de atún, "dependiendo de la cantidad de materia prima que se pueda conseguir".

Peñalva aseguró que el crecimiento en ventas para este año será similar al de 2012, es decir un 15%, aunque para que esta cifra crezca un poco más tendrá vital importancia la ratificación del Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea.

El acuerdo también es necesario, considera Peñalva, porque traerá consigo la obtención de más materia prima por medio de cuotas de origen y además "estabilidad jurídica para seguir invirtiendo y desarrollándonos".

Añadió que el convenio con la UE también es importante por las oportunidades de negocios y de inversiones que habrá para El Salvador, así como porque se podrá aprovechar el mercado europeo.

Nuevo aporte

En marzo pasado, representantes del sector acuícola y pesquero crearon la Asociación para el Desarrollo de la Pesca y la Acuicultura de El Salvador (Adepesca), con la intención de velar por los intereses de la pesca artesanal, industrial y acuícola, y al sector procesador y comercializador de dichos productos.

"Con la creación de Adepesca buscamos posicionar al sector como un eje estratégico del desarrollo económico y social de El Salvador, a través de su crecimiento sostenible y la promoción del consumo de los productos de la pesca y la acuicultura", dijo Peñalva, como presidente de la nueva asociación.

Al gremio también pertenecen la Asociación Cooperativa San Hilario, Exportaciones del Mar, Comercial e Industrial Formosa, Súper Marino y Asociación Cooperativa Brisas de Oriente.

El Grupo Calvo nació en 1940 en la localidad coruñesa de Carballo (España), cuando Luis Calvo Sanz comenzó a fabricar conservas de carne en una pequeña factoría de su propiedad. Posteriormente el empresario pasó a enlatar pescado.Los miembros actuales de Grupo Calvo son Calvo Conservas, Calvo Pesca y Calvo Distribución.

Calvo Conservas tiene el giro comercial de elaboración y conservación de pescado, crustáceos y otros productos que son orientados principalmente hacia la exportación del atún en los mercados internacionales.

Calvo Pesca se dedica a la pesca de altura costera e interior y Calvo Distribución realiza la actividad de comercialización tanto a nivel nacional como regional.

Las tres empresas tienen un alto componente de responsabilidad social corporativa concretizado en el fomento y colaboración de las organizaciones cooperativas de la zona de La Unión y pretende acompañar a Adepesca para sacar adelante proyectos productivos en beneficio del sector que tengan un visión sostenible en la gestión y procesamiento de recursos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación