Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Grupo Agrisal apoya con empleo a la juventud salvadoreña

Gracias a su programa de Responsabilidad Social, SonreíRSE, el Grupo capacitó a cientos de jóvenes que ahora tienen las habilidades para trabajar en la hostelería.

graduaciÛn de cursos de cocina.

Los más de 600 jóvenes celebraron efusivamente este acto de graduación junto a representantes del grupo empresarial. | Foto por RE

San Salvador 13 de Octubre de 2015.

Más de 600 jóvenes se graduaron del diplomado en servicios de banquetes impartido por los hoteles Crowne Plaza y Holiday Inn.  Más que solo un curso, para muchos de estos muchachos es una oportunidad de destacar, obtener un empleo y mejorar sus condiciones de vida gracias a sus nuevas habilidades técnicas y sociales.

Lissette Velasco fue una de los 606 jóvenes que recibieron un diploma por parte de Grupo Agrisal luego de completar los cursos del programa “Creemos en la Educación”.

Para esta joven de 24 años, el apoyo que recibió por parte del grupo empresarial, a través de su programa de Responsabilidad Social SonreíRSE, no fue solo una capacitación, sino una oportunidad de empezar a crecer en el ámbito laboral.

Originara de Lourdes, Colón, esta joven relató que el diplomado le facilitó obtener un trabajo en los hoteles del Grupo debido a su buen desempeño.

Gracias a este empleo ahora ella puede ayudar en su hogar, ya que se hará cargo de pagar por sí misma los estudios universitarios para ser licenciada en contaduría.Hasta hace poco era la madre de Lissette quien hacía un esfuerzo adicional para costear la universidad.

Ella relató que la experiencia fue innovadora y muy útil para su vida, pues además de los conocimientos necesarios para trabajar en hostelería aprendió cómo desenvolverse con otras personas, mantener buenas relaciones interpersonales e interactuar con los clientes. De hecho señaló que interactuar con tantas personas diferentes es una de las partes más interesantes de su trabajo en el hotel.

“Nos han enseñado mucho a desarrollarnos en lo laboral y cómo desempeñarnos con las personas. Hemos aprendido muchísimo. La oportunidad que abren a los jóvenes para trabajar es muy importante”, expresó la joven al referirse a todo el programa.

Jhonatan Godínez, de 19 años, es un compañero de Lissette quien también logró culminar el curso y obtener un trabajo en la cadena de hoteles de Agrisal. Él valoró que toda la formación ha sido muy útil pues les abre las puertas para poder desempeñarse en la hostelería. “Nos han enseñado métodos, técnicas, que nos van a servir en cualquier lugar al que vayamos”, comentó.

Como ejemplo, Jhonatan mencionó el caso de un compañero quien decidió no continuar laborando con Agrisal sino iniciar un negocio propio. Aunque pequeño, aclaró, empieza a tener resultados.

El joven, originario de los Planes de Renderos, añadió que la calidez en que el hotel trata a los clientes y a sus mismos empleados les ayudó a adquirir confianza y desenvolverse en su trabajo.

Esto fue algo muy importante para jóvenes que, como Lissette y Jhonatan, estaban desempeñándose en su primera experiencia laboral.
Ambos jóvenes además forman parte de comunidades beneficiadas por los programas de Plan El Salvador.

Esta ONG es de las más recientes en unirse al trabajo que Agrisal realiza a través de SonreíRSE y en particular con sus programas de educación para jóvenes.

Agrisal incluyó a 60 jóvenes de Plan en los cursos de servicio de banquetes. El resto de los beneficiados procedían del Instituto Nacional de San Bartolo, la Universidad Católica de El Salvador, ITCA Santa Tecla e ITCA La Unión, GS Integrales, Liceo David J. Guzmán y el Colegio José Ingenieros.

El programa de educación
En esta ocasión fueron 606 jóvenes los graduados del diplomado en servicio de banquetes. Ellos se suman a los 3,535 jóvenes que ya han participado en las capacitaciones. Algunos de ellos incluso han continuado su carrera con Agrisal destacando con su labor incluso en otros países donde la cadena tiene hoteles.

El director de Agrisal Hoteles, Eduardo Quiñónez, dijo que el programa Creemos en la Educación ya ha beneficiado a 5,300 personas desde que fue creado en 2008.

Ellos han recibido beneficios con los diplomados en operación hotelera, en alta dirección hotelera, charlas magistrales de hostelería y gastronomía, el diplomado de servicio en banquetes y un programa de pasantías y prácticas profesionales dentro de los hoteles del Grupo.

Durante la ceremonia de graduación Quiñónez recordó que todo inició con el 50 aniversario del ahora conocido como hotel Crowne Plaza. “Pudimos habernos gastado el dinero en publicidad, en cocteles, en fiestas; pero decidimos dejar un legado, hacer algo diferente”, explicó.
Así fue como iniciaron cursos con instructores internacionales. La primera promoción fue de solo 75 jóvenes.

“Seguiremos generando prosperidad a través de programas como este”, añadió el representante de la división hotelera de Agrisal.

Al referirse a todos los jóvenes que han sido beneficiados con la capacitación, y al éxito que algunos de ellos han tenido, señaló que “ellos no me dejarán mentir. No existe ningún secreto para la superación. Solo basta con tener aptitudes correctas y aprovechar las oportunidades”.

El evento de graduación culminó entre aplausos para los jóvenes que lograron terminar el curso, para los representantes de Agrisal y el personal de los hoteles.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación