Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Grecia en crisis: no pagará deuda y entra en "default"

La agencia de riesgo Standard & Poor?s bajó la calificación de Grecia a CCC-

Los griegos amanecieron con malas noticias el lunes: los bancos cerraron y el Gobierno impuso controles de capital. Foto EDH/efe

Los griegos amanecieron con malas noticias el lunes: los bancos cerraron y el Gobierno impuso controles de capital. Foto EDH/efe

Los griegos amanecieron con malas noticias el lunes: los bancos cerraron y el Gobierno impuso controles de capital. Foto EDH/efe

ATENAS. Grecia está sumida desde ayer en la peor crisis financiera de su historia que combina varios factores económicos y sociales: la incapacidad de hacer frente a su millonaria deuda ("default") con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que vence hoy; la implementación de un "corralito" al estilo argentino; la caída de su calificación crediticia a "bonos basura"; y una masiva manifestación de sus ciudadanos que no quieren un nuevo acuerdo con el bloque de la Unión Europea.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, dejó entrever ayer por la noche que Grecia no pagará hoy al Fondo Monetario Internacional el tramo de 1,600 millones de euros del préstamo que vence este martes.

"Pagaremos si hasta entonces logramos un acuerdo sostenible", dijo Tsipras en una entrevista con la televisión pública, dejando con ello claro que el desembolso no se efectuará.

Mientras tanto los griegos se encontraron con los bancos cerrados, con largas filas en los supermercados y una mayor incertidumbre luego del fracaso de las negociaciones con sus acreedores para evitar un impago.

Más tarde, miles de ciudadanos salieron a las calles para mostrar su apoyo al "no" del acuerdo que la Unión Europea propone a Grecia en el referéndum que el país heleno celebrará el domingo.

Jóvenes, viejos, niños, familias completas, jubilados, e incluso alguno que otro ministro. Miles y miles de personas, gente de todo tipo y condición ha querido sumarse a la concentración convocada por las juventudes de Syriza, el partido de izquierda radical que desde hace cinco meses gobierna en Grecia, para mostrar su respaldo al Ejecutivo.

Y como era de esperarse, la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's bajó la calificación soberana de Grecia a CCC- , argumentando que la probabilidad de que el país salga de la zona del euro es ahora de un 50 por ciento.

Además provocó una estrepitosa caída en el mercado de valores. Los mercados mundiales reaccionaron con turbulencias a la decisión de Grecia de someter a referéndum las medidas propuestas por los acreedores a cambio del desembolso del rescate tras la negativa de la troika a prorrogar más tiempo su ayuda.

Wall Street cerró ayer con fuertes pérdidas y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, bajó un 1.95 % arrastrado tras la ruptura de las negociaciones de Grecia con sus acreedores.

El colapso en las negociaciones deja a la Unión Europea y a la zona euro en un terreno incierto. La bolsa de Atenas estaba cerrada, pero otros mercados en Europa y Estados Unidos cayeron con fuerza por el miedo a que Grecia salga de la zona euro.

Pese a eso, el periódico español El País publicó que "el temido tsunami bursátil derivado del corralito griego quedó en un susto" pues aunque hubo números rojos en las bolsas de, el euro logró repuntar frente al dólar en lo que parece un voto de confianza del mercado en el futuro de la moneda única.

Pese a todo esto, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, dijo ayer que Grecia va a sobrevivir a esta crisis: "vamos a sobrevivir", dijo en público.

"Nadie duda de que hicimos esfuerzos para llegar a un compromiso. Creí que habíamos llegado a un pacto, pero pidieron más", espetó indirectamente Tsipras a las instituciones en una entrevista en la televisión pública helena. "No me creo que las instituciones quieran echarnos de la Eurozona. El coste sería enorme", aseguró la cabeza del gobierno heleno.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación