Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobierno amenaza con quitar el dólar si no se reforman las pensiones

Da esta propuesta en momentos en que la población rechaza el uso de sus ahorros.

FMLN

El secretario técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, dijo que el Gobierno no tiene dinero para pagar las pensiones. | Foto por OC

El secretario técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, dijo que el Gobierno no tiene dinero para pagar las pensiones.

El secretario Técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, advirtió ayer con revertir la dolarización para obtener más liquidez financiera si no se aprueba la reforma de pensiones que pretenden presentar la próxima semana a la Asamblea Legislativa.

“Yo con toda franqueza les digo a los que se oponen a esta reforma que si esto no se hace lo primero que se puede caer es la dolarización”, señaló el funcionario en la entrevista televisiva de TCS ayer por la mañana. 

Su argumento es que la dolarización le quitó al Gobierno la posibilidad de crear dinero a través del Banco Central de Reserva y esto provoca que el país no tenga liquidez financiera y tenga que endeudarse para obtener dinero externo. 

“Si el país no tiene suficiente liquidez, suficientes dólares no tiene posibilidades de soportar el sistema dolarizado. Se vuelve un problema para todos”, señaló. 

Sus declaraciones surgen en momentos en que el tema de pensiones ha tomado gran relevancia entre la población, que ya está mostrando un rechazo a las intenciones del Gobierno de pasar a su cuenta unos $4,000 millones de ahorros de los cotizantes registrados en las AFP.

Tras las palabras de Lorenzana, varios economistas coincidieron con que el funcionario está haciendo aseveraciones irresponsables, amenazando y “asustando con el tapete del muerto” a los salvadoreños, al tocar este tema tan sensible. 

“Esta no es la manera. El secretario Técnico no está midiendo sus palabras. Puede generar pánico y lejos de resolver el problema hará otro más grande. Yo le diría que se calme”, dijo ayer el economista Luis Membreño, al escuchar las ideas del funcionario.

De acuerdo con Membreño, el simple hecho de mencionar que se podría revertir la dolarización podría causar un problema  mayor al país pues generaría incertidumbre entre las personas que están planeando hacer inversiones a nivel nacional o utilizando el sistema financiero para resguardar su dinero. 

“Esto es amenazar a la gente, decirles: ‘cometo suicidio si no se aprueba la reforma’”, opinó por su parte el ex ministro de Hacienda, Manuel Enrique Hinds, quien sabe las implicaciones económicas que una reversión de la dolarización podría causar en El Salvador.

La propuesta de pensiones del Gobierno es regresar parcialmente a un sistema de reparto (antiguo sistema del ISSS e INPEP, ) haciendo que unos $4,000 millones de los cotizantes, administrados por las AFP, pasen a ser dinero del Estado. 

Esa misma cantidad es la que el Gobierno ha tomado prestada de los fondos de los cotizantes desde 2006 a través del Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP). Al regresar al sistema de reparto parcialmente, esa deuda con los trabajadores se borraría.

El economista Claudio de Rosa consideró que estas son declaraciones distractoras que solo desvían el tema a otro nivel menos importante que el resguardo del dinero de pensiones de los salvadoreños. “Lo que quieren es regresar a la maquinita de hacer dinero, igual al caso de Venezuela, donde todos sabemos que tienen la inflación más elevada del mundo”, aseguró. 

El economista de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde) Carlos Pérez Trejo, cree que el tema podría ser solo una amenaza para obtener el dinero de las pensiones, pero tampoco considera descabellada la idea, tomando en cuenta que para eliminar el dólar como moneda de circulación legal solo se necesitan los votos de 43 diputados en la Asamblea Legislativa. 

Además, Pérez Trejo dijo que la situación fiscal del Gobierno se complica cada vez más que las autoridades están buscando todas las alternativas que puedan para salir a flote con sus gastos.  “La iliquidez se está poniendo cada vez más crítica”, dijo el economista, al tiempo que recordó el faltante de $900 millones que tiene estancada la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, así como la dificultad que tiene el Gobierno para vender títulos en el mercado bursátil internacional. “El Gobierno ya no puede acceder a más apoyos. Los organismos internacionales ya no le prestarán dinero para refuerzo presupuestario. Tampoco tienen el apoyo que podrían recibir de Venezuela”, apuntó.

¿Es el talón de Aquiles?

La pregunta que muchos economistas le hacen a los funcionarios de Gobierno es si realmente el pago de las pensiones es una carga financiera exhorbitante que no pueda pagarse. 

En la entrevista Lorenzana aseguró que sí. ““Si no se corrigen las distorsiones (pensiones) podemos caer en un impago en el país”. “Hoy por hoy no está asegurada la pensión, ni siquiera la pensión básica porque el Estado es el que tiene la responsabilidad de hacerlo y no tiene los recursos porque los recursos se van para otro lado”, señaló el funcionario en la entrevista. 

Sin embargo, Lorenzana reconoció, que este año, el pago de la deuda total que el Gobierno tendrá que asumir (pensiones, deuda con multilaterales y deuda de corto plazo) rondará los $2,300 millones, pero de eso, el pago de pensiones solo representará un costo de $600 millones. 

Luis Membreño dice que si bien es cierto el problema fiscal es serio “no es cierto que el país esté en esa debacle. Hay opciones por el lado del ingreso, de los gastos. Lo que pasa es que se sigue rodeando de asesores que le dicen que todo está mal”, dijo el economista. 

Hinds aseguró que todos los problemas fiscales del país tienen solución. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación