Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fusades y Goes coinciden en que aumentó pobreza

Minec admite incremento de pobreza, pero recorta el aumento a 300,000 salvadoreños

Casi la mitad de los salvadoreños vive en algún tipo de pobreza, según Fusades y Minec. Foto EDH / archivo

Casi la mitad de los salvadoreños vive en algún tipo de pobreza, según Fusades y Minec. Foto EDH / archivo

Casi la mitad de los salvadoreños vive en algún tipo de pobreza, según Fusades y Minec. Foto EDH / archivo

A casi una semana de que Fusades asegurara que el número de salvadoreños pobres incrementó en 640,000 entre 2006 y 2011, el Ministerio de Economía (Minec) y el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL) admitieron que la pobreza ha crecido, pero recortó el número a casi 300,000 personas.

Los titulares de ambas instituciones, sin embargo, se sumaron a la confrontación que inició el sábado el presidente de la República, Mauricio Funes, por la discrepancia entre las cifras oficiales y las del tanque de pensamiento sobre el aumento de la población en pobreza extrema y relativa.

Armando Flores, titular del Minec, dijo ayer que, de acuerdo con la Encuesta de Hogares y Propósitos Múltiples (EHPM), el número de pobres en 2006 sumaba dos millones 657 mil 519, mientras que para el año 2011 alcanzó dos millones 952 mil 449 salvadoreños.

Eso significaría que durante ese periodo 294,930 personas, según el Gobierno, pasaron a ser pobres, es decir, que perdieron su capacidad para adquirir la canasta básica, conformada por 11 productos, o la canasta básica ampliada.

A pesar de su insistencia en defender los datos de la cartera, lo que sí admitió Flores tras reiteradas preguntas durante la conferencia de prensa es que la tasa de personas pobres se ubicó en 47 % el año pasado, en sintonía con los datos del tanque de pensamiento, mientras que la pobreza por hogar escaló a un 40 %, el año pasado, de un 30.8 % en el que se encontraba en 2006.

"Sin duda, aun con ese dato, indignan los datos de pobreza en El Salvador ", reconoció el funcionario, quien, siguiendo el discurso presidencial, acusó a Fusades de alterar información oficial y se apresuró a recalcar que la madre de las publicaciones estadísticas es la EHPM.

Horas antes el director del departamento de Estudios Económicos (DEC) del tanque de pensamiento, Álvaro Trigueros, defendió durante una entrevista televisiva el estudio de de la organización.

El analista enfatizó que la institución tiene como respaldo 30 años de trabajo y un equipo de profesionales capaz de hacer un análisis exhaustivo de la situación social y económica del país.

"Por la experiencia que tenemos, por el equipo altamente capacitado, no nos podemos dar el lujo de cometer esos tipo de errores", recalcó el director del DEC.

"Se han apresurado un poco, en primer lugar", aseveró Trigueros al hablar sobre la acusación de manipulación de la información que el presidente Mauricio Funes hizo el sábado pasado. "No nos han preguntado a nosotros cómo calculamos esto, y el error básico y fundamental está en que cuando se hicieron los cálculos el sábado, de parte de la Presidencia de la República, no se tomó en cuenta la revisión que hizo el Ministerio de Economía sobre los datos de población".

Trigueros señaló que para la elaboración del IV Informe de Coyuntura Económica 2013, Fusades tomó como base el censo de 2007, que estipulaba una población de alrededor de seis millones de habitantes, y no el de 2006 que añadía un millón, y que podría explicar la diferencia con las cifras gubernamentales.

Flores, no obstante, insistió en que "cualquier otra elaboración se aleja de la verdad y no ayuda a generar diagnósticos serios, a valorar lo que venimos haciendo en el país".

La presidenta del FISDL, Carolina Ávalos, argumentó, por otro lado, que los programas sociales son muestra del trabajo gubernamental para reducir los niveles de pobreza y afirmó que "es bastante irresponsable hablar de la efectividad de la política social con dos años de una medición de pobreza de ingreso".

Sin embargo, el informe de Fusades no desarrolla ninguna evaluación sobre programas sociales, porque la institución no ha investigado sus impactos, salvo el de Comunidades Solidarias.

Cuestionados por el cumplimiento de las metas de reducir la pobreza entre 12 y 15 puntos porcentuales que se había impuesto el actual Gobierno, Ávalos sostuvo que en el Plan Quinquenal "no teníamos previstos los choques externos", como la depresión tropical de 2010 o la inflación alimentaria.

Sin embargo, tanto el ministro de Economía como la presidenta del FISDL aseguraron que la reducción que experimentaron el año pasado la canasta básica rural y la urbana, al pasar de $183 a $174 la primera y de $144 a $133 la segunda, reflejará una disminución en los niveles de pobreza.

Empleo, la solución

Más allá de la discusión por las cifras, el director del Departamento de Estudios Económicos de Fusades afirmó que "lo que nosotros queremos hacer como centro de pensamiento es plantear: 'aquí tenemos un problema, que el país no genera los empleos que necesitamos y que eso es lo que necesitamos para reducir la pobreza: empleos, empleos', dijo.

Claudio de Rosa, analista económico, confirmó que la generación de puestos de trabajo ha sido mediocre. "Tenemos que tomar en cuenta que se han generado solamente durante todo este período de gobierno, que son 43 meses,58 mil empleos y ese es un número extraordinariamente pequeño, dada la cantidad de gente que entra al mercado, año por año", explicó de Rosa.

Para superar el retroceso en materia de pobreza, Trigueros recomendó fortalecer la institucionalidad y la confianza, así como abandonar la confrontación y atraer la inversión privada.

El analista de Fusades recordó que el diálogo estéril no soluciona la pobreza y el hambre de los salvadoreños.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación