Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La Fed inició este 2016 con dudas financieras

La reunión de la Fed servirá para dar señales sobre las expectativas de inflación.

Imagen de archivo de la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen.

La presidenta de la Reserva Federal de EE.UU, Janet Yellen.

Imagen de archivo de la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen.

La Reserva Federal (Fed) inició su primera reunión del año sobre política monetaria después de su histórica decisión de diciembre de elevar los tipos de interés de referencia en un cuarto de punto, por vez primera desde 2006.

Tras el comienzo del ajuste en diciembre, no se espera que el comité de Mercado Abierto (FOMC) de la Fed, que dirige la política monetaria de EE.UU., modifique las tasas de interés tras esta reunión de dos días.

Por ello, todas las miradas están puestas en las posibles pistas sobre sus preocupaciones respecto a la coyuntura económica que pueda dar su comunicado, que dará a conocer el miércoles a las 14.00 hora local (19.00 GMT).

Desde que el banco central estadounidense encareciera el precio del dinero, como respuesta a la consolidación de la recuperación económica, los mercados financieros han registrado agudas pérdidas y creciente volatilidad ante las dudas sobre el proceso de transición de modelo económico en China hacia un mayor peso de la demanda interna.

Asimismo, el petróleo ha ahondado su descenso ante las perspectivas de fragilidad en el desempeño económico global, y la pasada semana alcanzó los 27 dólares por barril, niveles no vistos desde 2003.

Aunque los mercados financieros habían descontado ya el alza en los tipos de interés en EE.UU., actualmente entre el 0.25 % y el 0.50 %, los analistas consideran que ha contribuido a las dudas sobre los mercados emergentes.

La fortaleza del dólar, que se ha venido apreciando de manera sostenible en los últimos doce meses, y los altos niveles de deuda en dólares en los mercados emergentes son dos de las principales razones para los temores de los mercados financieros sobre los emergentes.

Por otro lado, las noticias sobre la marcha de la economía nacional, sin ser negativas, no acaban de ser tan optimistas como lo esperado hace unos meses.

En EE.UU., el índice de precios al consumo cerró 2015 en el 0.7 %, el segundo nivel más bajo en los últimos 50 años y todavía alejado de la meta del 2 % fijada por la Fed; mientras que la economía creció en el tercer trimestre del año a una tasa anualizada sólida pero no espectacular del 2 %.

De hecho, en su reciente actualización de sus “Perspectivas Económicas Globales”, de hace apenas dos semanas, el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo sus estimaciones para EE.UU. en dos décimas para 2016, hasta una expansión del producto interior bruto (PIB) del 2,6 %, así como las globales.

Por ello, todos los expertos coinciden en que la Fed reiterará en su comunicado de  este día su posición de atenta espera y vigilancia de los acontecimientos.

En esta ocasión, no hay prevista rueda de prensa de la presidenta del banco central estadounidense, Janet Yellen, quien ya advirtió de que el ritmo de las siguientes subidas de tipos en EE.UU. se produciría de manera “gradual” y dependería de la evolución de los datos económicos.

Esta semana, el exsecretario del Tesoro Larry Summers descartó la posibilidad de que la Fed ajuste la política monetaria. EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación