Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Éxodo de profesionales por despidos en CEPA

Más de 30 gerentes y jefes de áreas especializadas han sido despedidos

La lista muestra los cargos sustituidos y las nuevas plazas creadas en CEPA. foto/ edh Archivo

La lista muestra los cargos sustituidos y las nuevas plazas creadas en CEPA. foto/ edh Archivo

La lista muestra los cargos sustituidos y las nuevas plazas creadas en CEPA. foto/ edh Archivo

Más de 37 profesionales con muchos años de experiencia que estaban al frente de las principales gerencias de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) han sido despedidos de esta institución y otros 30 han entrado con nuevas plazas desde que Nelson Vanegas asumió como presidente de la autónoma en junio de 2014, dijeron fuentes de la entidad autónoma.

Por su parte, Vanegas justificó que son contratos vencidos que ya no se renovaron y que las cesaciones forman parte de la dinámica de renovación de la institución.

A su llegada, Vanegas no sólo despidió al gerente general de la institución y a los demás jefes que manejaban puertos, aeropuertos y ferrocarriles, sino que además prescindió de puestos claves para mantener la institucionalidad de la autónoma, como la jefe del departamento de Recursos Humanos y otros jefes de Comercialización, Contabilidad, jefes administrativos e incluso técnicos de áreas especializadas.

En su lugar contrató al yerno del Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, en un nuevo puesto y puso como gerente general, de concesiones y del Puerto La Unión a su amigo y colega del sector transporte, Emérito de Jesús Velásquez, entre otros, según las informaciones.

Fuentes dentro de la institución aseguran que hay un ambiente hostil y de inestabilidad laboral permanente, que se agudiza cada fin de mes, pues aunque ya ha pasado un año desde que Vanegas llegó, los despidos siguen ocurriendo.

Una lista del personal al que tuvo acceso El Diario de Hoy muestra que desde junio de 2014 hasta la fecha se ha despedido a por lo menos 37 profesionales (la mayoría de ellos gerentes y jefes de área) y que se han abierto por lo menos 29 nuevas plazas que antes no existían.

Entre los despedidos están el gerente del Puerto de La Unión y el gerente de concesiones, así como el gerente general y la gerente del Aeropuerto Internacional y el de Fenadesal, entre otros.

Uno de ellos era Milton Lacayo, quien desde 2009 fungió como gerente del Puerto La Unión y tenía más de 40 años de experiencia trabajando en puertos de Oakland, en California, EE. UU.

Otro de los despedidos fue Yicsi Rodríguez, quien también tenía muchos años de experiencia trabajando en el Aeropuerto Internacional y, además, había trabajado de la mano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para echar a andar el plan maestro para la ampliación de la terminal aérea.

También se prescindió de otros diez jefes de áreas como del departamento de Recursos Humanos, el de Capacitaciones, de Mantenimiento del aeropuerto, de Comercialización del aeropuerto y el jefe de Contabilidad de Fenadesal, así como el jefe de Obras Civiles del Puerto de La Unión.

Además fue despedido Marco Araniva, quien era el coordinador de CEPA con el PNUD, el organismo que audita todos los trabajos que CEPA ha hecho desde que titularizó $58 millones para la remodelación de varias áreas en el aeropuerto.

Y entre las nuevas plazas se creó la de coordinador de Inversiones y Cooperación, que ostenta el yerno del presidente de la República, Francisco René Ramos Gross, quien además tiene un cargo de jefe de Cooperación Internacional en el Ministerio de Medio Ambiente, según lo escribe en su propio perfil público de Facebook.

También se creó la figura de un asesor financiero, un colaborador administrativo de presidencia, así como un gerente de Planificación, un subgerente del Aeropuerto y un subjefe de la Unidad de Adquisiciones y Contrataciones Institucional (UACI).

Y la plaza que antes era de "jefe de Recursos Humanos" se cambió a la de "gerente de Recursos Humanos, con lo cual el salario de este empleado pasó de $2,300 a $3,500.

Al preguntarle a Vanegas sobre los despidos, éste respondió que "hay contratos que se vencen y no los hemos renovado. La dinámica en la empresa es ir renovando, ir renovando. Las exigencias en el mundo para ser competitivos requieren de rotación y cambio de personal y a eso obedece (los despidos) respondió el funcionario.

"Aquí como en toda empresa, hay personas que se portan bien y otras que se portan mal", agregó el funcionario, quien dijo desconocer el número de empleados que se han despedido en su periodo y los motivos específicos por los cuales se les había cesado de sus cargos.

"No voy a entrar en esos detalles, pero sí le puedo decir que esos despidos obedecen a mejorar la competitividad de nuestra empresa", señaló.

Además de las sustituciones, CEPA también hizo significativas nivelaciones salariales a por lo menos 15 empleados de la institución, entre ellos, el gerente de Ingeniería, la secretaria de Junta Directiva, el coordinador de Prevención de Riesgos y a varias secretarias, contadores, analistas de sistemas y administradoras de proyectos de inversión.

Uno de los que recibió un aumento de más de $1,000 es Josué Nathan Ramos Ruiz, quien, de acuerdo a la página web de Casa Presidencial, también es gobernador suplente por el departamento de La Libertad.

Dupla

Los despidos comenzaron en junio de 2014. Como era de esperarse, con la llegada del nuevo gobierno, CEPA también cambió de titular.

Esta vez se nombró a Nelson Vanegas, un conocido empresario del sector transporte de carga que dirigió por muchos años la Asociación Salvadoreña de Empresarios de Transporte de Carga (Asetca) y ya estaba en la junta directiva de CEPA desde hace un tiempo.

En cuanto Vanegas tomó posesión del cargo, nombró como gerente general a Emérito de Jesús Velásquez, un ingeniero agrónomo de profesión, pero también dedicado al negocio del transporte de carga, a través de su empresa Velmont.

Además de ser nombrado gerente general, Velásquez también asumió el cargo de gerente del puerto de La Unión, cuyo proceso de licitación para concesionarlo fracasó la semana pasada, al declararse desierta por no haber ninguna empresa interesada en invertir.

Velásquez es la mano derecha de Vanegas y lo acompaña en todos los actos públicos, tanto fuera como dentro del país.

Con total poder

Sus atribuciones dentro de CEPA se reforzaron desde antes de su llegada, a través de un decreto ejecutivo promovido por el Ministerio de Economía y publicado en el Diario Oficial el 7 de abril de 2014. Este decreto le pasó al presidente de CEPA y al Gerente General los nombramientos, contrataciones, suspensiones, traslados, ascensos, permutas, incrementos y nivelaciones, sustituciones, destituciones o despidos de todo el personal de CEPA.

Con este decreto ambos funcionarios pueden quitar y poner al personal sin requerir de la aprobación de los demás miembros de la Junta Directiva.

Los despidos se producen en momentos en que la concesión del Puerto de La Unión fracasa nuevamente, al no ser atractivo para atraer la inversión de cuatro empresas internacionales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación