Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El 72 % de cotizantes no quiere que el Gobierno administre ahorro de pensiones

La mayoría de los encuestados sabe que el dinero que ahorran les pertenece y no es ni del Gobierno ni de las AFP

Los encuestados prefieren que sea una empresa privada la que administre sus fondos. Hasta 1998 era el Estado quien manejaba este dinero a través del ISSS y el INPEP. Foto EDH / archivo

Los encuestados prefieren que sea una empresa privada la que administre sus fondos. Hasta 1998 era el Estado quien manejaba este dinero a través del ISSS y el...

Los encuestados prefieren que sea una empresa privada la que administre sus fondos. Hasta 1998 era el Estado quien manejaba este dinero a través del ISSS y el INPEP. Foto EDH / archivo

El 72.4 % de los salvadoreños no quiere que sea el Gobierno el que administre sus ahorros de pensiones y prefiere que sea una empresa privada, como una AFP, la que maneje sus fondos para su jubilación.

Solo el 27.6 % quiere que sea una institución pública como el ISSS o el INPEP la que administre ese dinero.

Estas son las conclusiones que derivan de una encuesta realizada por Newlink Research, en febrero pasado, a solicitud de la Asociación Salvadoreña de Administradoras de Fondos de Pensiones (Asafondos).

Las preguntas se le hicieron a un total de 9,050 personas, pero solo 1,030 contestaron a todas las interrogantes.

De acuerdo con la encuesta, la gente prefiere una empresa privada para que maneje sus fondos porque consideran que harán una mejor administración de los recursos. También sienten mayor confianza y más seguridad del dinero y creen que pueden tener una mayor pensión, y que el manejo de los fondos se hará con una mayor transparencia.

Los que prefirieron que sea una institución pública la que maneje los fondos, lo eligieron porque creen que tendrán una mayor pensión, pero no porque crean que serán mejor administrados.

El dato contrasta con los planes que el Gobierno propuso hace algún tiempo sobre revertir el sistema previsional actual y regresar a un sistema público o de reparto, en el que el Gobierno manejaba todas las cotizaciones.

En el sistema actual, las cotizaciones funcionan como una cuenta de ahorro en un banco comercial, que va ganando intereses a medida que el banco lo invierte en instrumentos financieros rentables.

Percepción de propiedad

Un dato importante en la encuesta es que el 68.2 % de los salvadoreños que contestaron están conscientes de que el dinero que ahorran en una AFP es suyo y no del Estado, o de la empresa que lo administra.

Ruth de Solórzano, presidenta ejecutiva de AFP Crecer, dice que este dato es muy valioso porque demuestra que los salvadoreños tienen ahora mucha más consciencia sobre el tema de pensiones de lo que tenían en 1998, cuando se privatizó el sistema.

"Los ciudadanos van comprendiendo que el dinero que aportan a las AFP es de ellos y que nadie puede apropiarse de ese monto que servirá para jubilarse en un futuro", asegura.

La encuesta le pregunta a los ciudadanos cuáles son las principales ventajas que destacan del sistema de AFP en comparación con la administración pública. Entre sus principales respuestas estaban "tener una cuenta a mi nombre que puedo vigilar", así como "que mi pensión está respaldada con mi ahorro" y que "hay mayor seguridad en la administración privada".

Pero aunque los ciudadanos saben que son dueños de esa cuenta de ahorros, la mayoría desconoce que el Gobierno obliga a las AFP a invertir hasta el 54.4 % de su dinero en papeles estatales con los que luego paga la pensión a los actuales jubilados del ISSS y del INPEP.

Y lo que es aún peor: los cotizantes no saben a qué tasa de interés le presta ese dinero y si es conveniente o no para su futura pensión.

De acuerdo con la encuesta, el 59.3 % de los salvadoreños no sabe qué tasa paga el Gobierno por sus ahorros.

Un pequeño grupo de 35 % de los encuestados sí sabe que el Gobierno paga bajas tasas de interés y que esto puede afectarles en su futura jubilación.

El tema es crucial, pues la Asamblea Legislativa discute desde hace unas semanas una nueva tasa de interés que el Estado debe pagar cada vez que tome prestado dinero de los cotizantes para pagar las pensiones a los jubilados actuales.

Hasta hace un año el Gobierno pagaba una tasa de aproximadamente 1.3 % de interés. L a Asociación Salvadoreña de Administradoras de Fondos de Pensiones (Asafondos) explicó el lunes, a los diputados de la Comisión de Hacienda, que el 59 % de los fondos de pensiones en las AFP es prestado al Gobierno a una tasa promedio de 1.2 %, que no es suficiente para aumentar los ahorros en las cuentas individuales de cada persona.

Fue hasta diciembre de 2014 que la Sala de lo Constitucional derogó un artículo de la Ley del Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP) y exigió a los diputados que fije una nueva tasa que beneficie al trabajador.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación