Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Continúan cobros de $18 en las fronteras

b Se realiza a transportistas que movilizan carga consolidada en tránsito, pese a decreto transitorio

Los sistemas de inspección no intrusiva, una parte del problema.

Los sistemas de inspección no intrusiva, una parte del problema.

Los sistemas de inspección no intrusiva, una parte del problema.

El presidente de la Asociación Salvadoreña de Transportistas Internacionales de Carga (Astic), Raúl Alfaro, indicó ayer que en las fronteras del país continúan los cobros de $18 por inspección no intrusiva, pese a un decreto vigente por 180 días que eliminó el pago a vehículos en tránsito.

Los principales afectados, según el líder gremial, son los transportistas que trasladan mercadería consolidada, es decir aquella en la que varios importadores o exportadores de otros países centroamericanos aprovechan un solo contenedor para movilizar las mercancías.

Por ello Alfaro detalló que en las Aduanas de El Amatillo (La Unión) y La Hachadura (Ahuachapán) las autoridades de la Dirección General de Aduanas están cobrando "por carga y no por furgón", lo cual, en algunos casos, significa costos de hasta $180, indicó.

"El cobro no es ni por furgón, es por carga, aunque esta se movilice en el mismo contenedor. Las gremiales (del sector) de otros países continúan descontentas porque a veces el cobro lo asumen los dueños de la mercadería pero en la mayoría de los casos los choferes ponen de sus viáticos la diferencia", detalló Alfaro.

Asimismo el dirigente confirmó que a pesar de que los sistemas informáticos de la Dirección General de Aduanas han mejorado, el personal gestor y administrativo de los recintos fronterizos no agiliza los procesos de ingreso y despacho de los furgones y que en los casos de inspecciones oculares continúa el daño a las mercaderías por no contar con las herramientas adecuadas.

"Esperaremos que terminen los 180 días del decreto transitorio para ver mejoras pero pedimos soluciones al respecto porque el sector sigue resintiendo este problema de competitividad", detalló Alfaro.

De continuar con los fallos y volver con el cobro después del plazo otorgado, Astic no descarta medidas como el cierre de las fronteras, algo que ya se realizó en enero pasado y generó perdidas estimadas en $50 millones, según gremiales industriales y exportadores nacionales. — Juan J. Morales

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación