Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Congreso EE. UU. evalúa ayuda económica a Centroamérica

Congresistas revisan el presupuesto de $1,000 millones para la región. Piden rendición de cuentas.

WASHINGTON. Congresistas de ambos partidos pidieron al gobierno estadounidense más información sobre el compromiso de los gobiernos centroamericanos para adoptar reformas antes de considerar la solicitud de destinar 1,000 millones de dólares a esa región durante el año fiscal 2016.

La congresista republicana Kay Granger, presidenta de la subcomisión de operaciones extranjeras en la comisión de adjudicaciones de la cámara baja, dijo durante una audiencia que necesita más datos para determinar si una inversión de tal magnitud cambiará la situación en la frontera estadounidense.

"Si bien pienso que Estados Unidos debe ayudar a estos países, también creo que necesitamos exigirle cuentas a los gobiernos sobre los compromisos que adquieren", indicó la legisladora texana.

El gobierno del presidente Barack Obama presentó en febrero un proyecto presupuestario que busca proveer 1,000 millones de dólares principalmente a Guatemala, Honduras y El Salvador, puntos de partida de las decenas de miles de menores que llegaron a la frontera estadounidense el año pasado sin documentos y sin acompañantes adultos.

Los líderes centroamericanos calculan el costo del plan en 5,000 millones de dólares a cinco años a partir de 2016.

La subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, dijo que la voluntad política mostrada por los líderes de las tres naciones para acometer reformas crea el contexto adecuado para una ayuda de esa magnitud.

Jacobson mencionó como ejemplo a Honduras, el cual incrementó su recaudación fiscal en 21 % durante el último año gracias a una reforma legislativa.

"Es solo el comienzo, pero eso demostró una gran voluntad política", dijo Jacobson al comparecer ante la subcomisión. "Los tres líderes, con sus diferencias ideológicas, tienen la voluntad política para actuar".

Elizabeth Hogan, subdirectora interina para América Latina para la Oficina Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés), dijo que debido a que los tres gobiernos se han comprometido a adoptar reformas complicadas "vamos a atar nuestra asistencia a su capacidad de hacer eso. No vamos a tener recursos antes que reformas, sino reformas que precedan a los fondos".

Como parte de la iniciativa regional que elaboran junto al Banco Interamericano de Desarrollo, los tres gobiernos han ofrecido crear entidades independientes para auditar la aplicación de los fondos, implementar el oleoducto entre México y Centroamérica a finales de 2015 y modificar las regulaciones que rigen los mercados nacionales para facilitar la administración de energía en toda la región para 2016.

Nita Lowey, agregó que "necesitamos tener más evidencias de su capacidad para hacer los cambios". —AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación