Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ceniza del Chaparrastique fue "fertilizante" para cacao

En zona de volcán hay cacaotales del fino de aroma. No sufrió daños

Vivero de cacaotal de la especie fino de aroma que se cultiva y que tiene alto potencial de exportación. FOTO EDH / cortesía

Vivero de cacaotal de la especie fino de aroma que se cultiva y que tiene alto potencial de exportación. FOTO EDH / cortesía

Vivero de cacaotal de la especie fino de aroma que se cultiva y que tiene alto potencial de exportación. FOTO EDH / cortesía

A menos de un mes de la erupción del volcán Chaparrastique de San Miguel, la Sociedad Cooperativa de Productores de Cacao de El Salvador (ES-CACAO) registra que sus plantaciones de cacao cercanos a la zona no han sufrido daños, y para algunas, la ceniza podría ejercer de fertilizante.

"Por fortuna" la ceniza, que se derramó del cono de Chaparratisque a finales del mes pasado, no ha cubierto las hojas de los árboles lo suficiente para impedir la fotosíntesis, detalló la cooperativa en un comunicado.

Según el presidente de ES-CACAO, Rafael Trigueros Hecht, parte de esa ceniza puede resultar beneficiosa para los cultivos.

"Por ahora habrá caído ceniza lo suficiente para alcanzar dos centímetros de grosor, lo que para algunos expertos es una especie de fertilizada", explicó Nelson Castro, socio de ES-CACAO. "El Salvador está constituido por suelos de origen volcánico y es ahí donde radica la fertilidad de nuestras tierras" , agregó agricultor.

Aunque el productor no ha tenido pérdidas en sus cacaotales, la ceniza sí afectó algunas plantaciones de algodón. Castro resaltó que a pesar de que "la espesura de la ceniza no sobrepasa los ocho centímetros, los nutrientes que contienen benefician al suelo", y por ahora, siguen expectantes del comportamiento del cono con respecto a sus cultivos.

El experto se solidarizó con aquellos empresarios agrícolas que han informado perdidas en sus cultivos, sobre todo en el café.

El 29 de diciembre el volcán Chaparrastique del oriental San Miguel expulsó cenizas que cubrieron varios poblados aledaños, incluyendo El Tránsito, San Rafael Oriente y Alegría en Usulután, todos con sendos cultivos de café y otros productos agrícolas.

"Estuvimos temerosos ante la fuerza de la naturaleza, pero durante siglos el volcán de Izalco en Sonsonate hizo erupciones y acabó con los cultivos de cacao de la zona, pero años más tarde, se han convertido en suelos sumamente bondadosos", detalló Trigueros Hecht. —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación