Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Capri cumple 60 años de innovar la industria de los sueños en C.A.

b La empresa recibió anoche el galardón "El Quijote" por su trayectoria

Víctor Jorge Saca, directivo, Javier Simán, presidente de la ASI, Arturo Zablah, presidente de Capri, y Tharsis Salomón López, directivo. foto edh /jorge reyes

Víctor Jorge Saca, directivo, Javier Simán, presidente de la ASI, Arturo Zablah, presidente de Capri, y Tharsis Salomón López, directivo. foto edh /jorge reyes

Víctor Jorge Saca, directivo, Javier Simán, presidente de la ASI, Arturo Zablah, presidente de Capri, y Tharsis Salomón López, directivo. foto edh /jorge reyes

Hablar de descanso en El Salvador y el resto de Centroamérica, es hablar de Industrias Capri, el proyecto de los esposos Zablah que revolucionó la industria local del sueño en la década de los 50, al democratizar el acceso a las primeras camas de colchón industrial.

A seis décadas de su nacimiento en una casa de la colonia La Rábida y con un bagaje que incluye el haber amueblado la estancia del expresidente estadounidense Lyndon Johnson y proveer a la famosa tienda Harrod's con sus productos de madera, Capri aspira en el corto plazo ingresar a Belice, Dominicana, México y América del Sur, de acuerdo con su presidente, Arturo Zablah.

En ese sentido, el éxito de la empresa de la familia Zablah se aleja de lo "tradicional". Es más bien el fruto de su capacidad de innovación, de adaptación a las exigencias del mercado y del aprovechamiento de las nuevas tecnologías.

En plena celebración de su 60° aniversario, Industrias Capri fue galardonada anoche por la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) con el reconocimiento "El Quijote", otorgado a empresas soñadoras y de persistente trayectoria, con un fuerte compromiso por el desarrollo económico y social del país.

"El Quijote simboliza el espíritu emprendedor, incansable e invencible de los empresarios, quienes enfrentamos toda clase de obstáculos y adversidades, que debemos sortear para salir día a día con nuestros negocios", recalcó Simán.

Durante su corto discurso, el presidente de la fábrica, Arturo Zablah, recordó los humildes inicios de la marca de camas icono entre los salvadoreños y resaltó los principios éticos que han caracterizado su desempeño a lo largo de los años.

"Mantenemos un liderazgo, claro, categórico, gracias a nuestro personal, a nuestros clientes, distribuidores y proveedores que nos han ayudado en este recorrido" , aseguró el empresario, quien añadió que un "servicio a toda prueba" ha sido la otra parte de la ecuación para el éxito.

Tras el boom de las primeras camas de colchón de resortes, la empresa dio el salto a la tecnología "Memory Foam" de la NASA y, a partir de ahí, a una variedad de envolturas que ofrecen como bien último el descanso placentero.

Con cuatro plantas de operación desarrolladas en 20 mil metros cuadrados de suelo salvadoreño y 600 empleados, Industrias Capri fabrica, a diario, 3,000 colchones, 100 salas y 150 camarotes metálicos.

De acuerdo con declaraciones de Zablah a la semanario de economía Expansión, el 50 % de la producción es exportada a Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica. Ese porcentaje se traduce en 10 mil contenedores anuales, detalló.

La meta para los próximos cinco años es mantener la presencia en el Istmo y conquistar al mercado del sur de México e ingresar a Sudamérica, a través de Perú, aseguró el empresario, quien añadió que en los últimos 15 años la inversión promedio ha oscilado entre los 500 mil y el millón de dólares anuales, en equipo de producción, transporte, ampliaciones y compra de nuevas instalaciones.

El fabricante de muebles crece periódicamente, pero su presidente está seguro de algo que no quiere exportar: empleos. Zablah recalcó que prefiere generar fuentes de trabajo local y exportar productos que se hagan en el territorio.

El presidente de Industrias Capri resaltó ayer su compromiso de ofrecer un merecido descanso a los salvadoreños y centroamericanos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación