Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cambio en cobro de $18 de aduanas golpeará a Pymes

Aduanas quiere cobrar a cada empresa aunque paquetes vengan en un solo furgón

Tras un año de numerosas complicaciones comerciales por la implementación de los rayos X y su cobro de $18 en seis aduanas del país, la Dirección General de Aduanas se encamina a realizar cambios a esta disposición que aumentará el costo de las pequeña y medianas empresas, pero por el otro, generará más réditos a la empresa que ganó la concesión del proyecto, UDP Cotecna-Smith.

De acuerdo con el proyecto de Disposición General que Aduanas presentó a los empresarios el 23 de diciembre, y que está disponible en la página web de Hacienda, el pago de los $18 dólares ya no se cobrará por contenedor, sino por cada uno de los paquetes que entren o salgan del país, independientemente de que estos ingresen de forma "consolidada" en un solo furgón.

Eso significa que si en un solo contenedor ingresan 10 paquetes con productos diversos de 10 pequeñas empresas diferentes, cada una deberá pagar los $18 por el servicio de inspección, lo que resultaría en un pago total de $180 por un servicio que solo se presta una vez cuando el contenedor pasa bajo la lupa del equipo de rayos X.

"La tasa establecida por el servicio de inspección no intrusiva... será cancelada una sola vez al momento de la transmisión electrónica, por cualquier operación de comercio exterior (importaciones y exportaciones)", explica el documento. La medida estaría vigente a partir del 12 de enero, pero aún depende de negociaciones entre empresa privada y el Gobierno.

Hasta hoy, las empresas que consolidan sus mercancías han hecho un solo pago de $18, dividido entre el número de paquetes que trasladan en un contenedor. Si son cuatro empresas, a cada una le corresponde un pago de $4.5. Este prorrateo se hacía a través de un documento denominado "Manifiesto de carga", que fue acordado con Aduanas al entrar en vigencia el cobro de este servicio en enero de 2014.

Pero si la nueva disposición entra en vigencia, este documento será eliminado pues según el proyecto, cada empresario tendría que hacer el pago de los $18 de forma electrónica, cuando realicen su declaración de mercancías o llenen el Formulario Aduanero Único Centroamericano (FAUCA).

Las más afectadas serán, sin duda, las pequeñas y medianas empresas, que por su naturaleza, importan pequeñas cantidades de materias primas y/o productos terminados o exportan cantidades inferiores a las que podría llenar un contenedor de 20 pies pues les resulta menos costoso que pagar un furgón completo.

"Esto afectará el costo de hacer negocios y aumentará la tramitología. Es un retroceso", dijo Luis Cardenal, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador.

Carmen Aída de Meardi, vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Intergremial para la Facilitación del Comercio (Cifacil), explicó que la afectación va para todas las empresas e incluso, afectará a personas naturales que acostumbraban comprar por Internet. "Afectaría a empresas que traen paquetes parciales porque les urge la mercadería en su negocio, también pequeñas y medianas empresas que traen poco porque no logran llenar un furgón y también couriers y empresas que traen muestras, afecta incluso a las personas que traen cosas de forma particular y que compran a través de Internet", explicó.

La nueva disposición se presentó días después de que la Asamblea Legislativa eliminara por completo el cobro de la carga de furgones que solo van de paso por El Salvador y que, de acuerdo con el director de Aduanas, Carlos Cativo, representó para Hacienda un gasto de $2 millones pues aunque los camiones no pagaran, la empresa Cotecna-Smith seguía haciendo las revisiones con rayos X y cobrando por cada una de ellas.

"A un año de implementado el sistema no intrusivo, es conveniente evaluar el procedimiento para mejorarlo y simplificarlo, pero no, para que se aumente el costo para los empresas y personas naturales que hacen uso de las operaciones de comercio ( importación y/o exportación). Además es un mensaje de que se cambian las reglas del juego", dijo De Meardi.

Por su parte, el presidente de la asociación que aglutina a micros y pequeñas empresas, (Unión Mipyme) Guillermo Guido, dijo que una medida más como esta obligará a muchas empresas a subir el precio de sus productos o a prescindir de inversiones o de personal pues, por ser pequeñas, muchas no tienen la capacidad para absorber más gastos. "Hay empresas que ya no tienen margen para asumir costos", dijo el representante.

Lo mismo ocurrirá con las exportaciones. De acuerdo con Silvia Cuéllar, directora ejecutiva de la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport) hay empresas que no pueden incrementar un centavo más a sus productos pues serían menos competitivos frente al resto del mundo, que cada vez busca reducir los costos.

Para Guido esto es una muestra más de que el Gobierno no está preocupado por ayudar a las pequeñas y medianas empresas. "Yo no veo que estén tratando de ayudar a las empresas", dijo.

Según De Meardi, todas las acciones de Aduanas se resumen en obtener más ingresos para el Estado, ahora que ya no cobrarán a los transportistas que solo van de paso por las fronteras nacionales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación