Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

S&P califica deuda de Brasil como "basura"

Dilma Rousseff

La presidenta Dilma Rousseff reconoció que la difícil situación económica se mantendrá durante 2016. | Foto por elsalv

RIO DE JANEIRO. — La deuda soberana del gobierno de Brasil fue reducida el miércoles a estatus "basura" por una de las principales agencias calificadoras del orbe.

Standard & Poor's dijo que eliminó el estatus de grado de inversión a la deuda de Brasil y que el panorama que asigna al país es negativo, justo cuando la nación entró en recesión y expertos prevén una situación sea peor en 2016.

Ello significa que para Brasil será más caro recurrir a los mercados financieros internacionales, y que mucho dinero de inversionistas saldrá del país, al igual ocurriría con los fondos de inversión que solo confían en países con un cierto grado de riesgo. Brasil ha gozado de grado de inversión por siete años.

S&P dijo que los grandes desafíos políticos que encara la presidenta Dilma Rousseff "se han seguido acumulando, y pesan en la capacidad del gobierno" para apuntalar sus finanzas.

La degradación, aunque ampliamente esperada, se da antes de lo que muchos pronosticaban y coincide con un momento de extrema volatilidad en la economía brasileña, con la inflación en torno al 10% y la tasa de desempleo en su nivel más alto en décadas.

Además, Rousseff no tiene apenas respaldo político, con una tasa de aprobación de un solo dígito, la peor de cualquier líder desde el regreso del país a la democracia hace tres décadas.

S&P dijo que "la perspectiva negativa refleja lo que creemos que es una probabilidad mayor a uno de cada tres de una futura degradación por un mayor deterioro de la posición fiscal de Brasil".

En concreto, la agencia advirtió sobre el liderazgo de Rousseff y sobre una "mayor falta de cohesión dentro del gabinete de la presidenta por una crisis económica mayor de la que actualmente esperamos".

La noticia no podría ser peor para Rousseff. Su formación, el Partido de los Trabajadores, lucha por sobrevivir en medio del mayor escándalo de corrupción descubierto hasta la fecha en Brasil.

S&P afirmó que su perspectiva negativa para el país sudamericano está vinculada a "investigaciones en marcha sobre denuncias de corrupción contra individuos y empresas de alto perfil" que han llevado a un "aumento de la incertidumbre política en el corto plazo" y que "esperamos que la vulnerabilidad externa de Brasil crezca por tanto durante los próximos años".

El ministro de Finanzas del país, Joaquim Levy, dijo en un comunicado el miércoles por la noche que "el gobierno brasileño reafirma su promesa de consolidación fiscal". - AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación